Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Mides “incómodo y molesto” con “permanente injerencia” de la Iglesia

EL PAÍS |

La directora del Instituto Nacional de Mujeres dijo que la postura del arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, acerca de la Guía de Diversidad y Educación Sexual “viola la laicidad”.

El arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla dijo ayer lunes durante su saludo de Navidad, que solicitó una entrevista con el presidente electo, Tabaré Vázquez, para saludarlo y desearle éxito, pero también para plantearle algunos temas que le preocupan a la Iglesia Católica, como por ejemplo, el de la Guía de Diversidad y Educación Sexual.

La guía fue elaborada por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) para ser enviado a las escuelas, liceos y locales de UTU. Sin embargo, esto fue frenado por el Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

Sturla sostuvo ayer que esta guía en “en realidad es una guía de la uniformidad mental” y pidió que no se impusiera un documento que “tiene atrás una ideología muy determinada y que responde a grupos que tendrán todo el derecho del mundo a tener su propia ideología”. Y advirtió: “que la tengan, no que me la impongan en toda la educación”.

Hoy martes, Beatriz Ramírez, directora del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), que depende del Mides, salió al cruce de Sturla y dijo a Montevideo Portal que su postura “reitera la permanente intención de injerencia de la Iglesia en este caso en los ámbitos educativos” y “viola los principios de laicidad del país”.

Ramírez sostiene que “la guía no quiere uniformizar nada”, sino que aborda una problema que existe en Uruguay, “que es la discriminación dirigida a ciertos sectores, en este caso la gente con orientación sexual diferente”.

“La guía hace que se trabaje desde un punto de vista riguroso con quienes educan, para tratar de combatir esas expresiones que no dejan de afectar los Derechos Humanos. El manual trabaja con la heterosexualidad, la transexualidad, la homosexualidad y las diferentes expresiones”, dijo Ramírez.

“Como instituto y como organismo de gobierno, nos sentimos incómodos y molestos frente a la permanente injerencia de la Iglesia Católica o cualquier iglesia”, señaló la directora de Inmujeres, y agregó que “éstas muestran permanente hostilidad y no reconocen que vivimos en una sociedad diversa”.