Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Médicos rechazan controles a objetores

EL OBSERVADOR |

Aborto. El Colegio Médico del Uruguay manifestó que el gobierno debe “evitar con sumo cuidado” cualquier mecanismo de discriminación a los ginecólogos que apliquen la objeción de conciencia ante casos de aborto.

El Colegio Médico es el organismo mediante el cual los médicos regulan su actividad y reflexionan sobre aspectos éticos de su tarea.

Según una declaración pública emitida ayer, la institución considera que no es necesario “establecer normativa adicional de reglamentación” para quienes se excusen de realizar esta práctica.

Esto hace referencia a un mecanismo en el que trabaja el Ministerio de Salud Pública (MSP), donde se entregará un formulario a los profesionales que apliquen la objeción de conciencia para que expliquen los motivos de su decisión.

Ante esto, el Colegio Médico considera que, si bien es obligación “proporcionar a la sociedad un fundamento mínimo serio sobre tal omisión (…), el objetor nunca deberá ser llevado al extremo de tener que efectuar alegato acerca de sus razones”. También menciona que se deberá respetar el “ejercicio del derecho a la libertad de conciencia y opinión” por parte de las autoridades, para evitar “formas inadecuadas de control social” que podrían socavar el ejercicio del derecho a abortar. En tanto, los profesionales expresan que “en la conciencia, la última autoridad moral es uno mismo” por lo que no sería adecuado que una autoridad pueda determinar la validez “sobre la procedencia del pronunciamiento objetor”.

Ante esta situación, la gremial está dispuesta a colaborar con las instituciones estatales para realizar instancias educativas con el fin de informar correctamente sobre el alcance de la objeción de conciencia, así como sobre su significado.

Este mecanismo también es estudiado por el MSP para evitar las objeciones en masa, como ocurrió en departamentos del interior como Salto. Allí, todos los ginecólogos se ampararon en este recurso, por lo que si una mujer quiere abortar deberá trasladarse a otro departamento.