Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu Más de 50 catequistas de San José y Flores participaron del curso de verano

El fin de semana del 22 y 23 de febrero se realizó en la casa de retiros Juan XXIII, el curso anual para los catequistas de la Diócesis que promueve el Oficio Catequístico diocesano.

Unos 50 catequistas de San José y Flores, pudieron acompañar esta experiencia de encuentro, oración y formación. Participaron aquellos catequistas de niños, adolescentes, jóvenes y adultos de las comunidades parroquiales de la Diócesis, así como varios integrantes de la tarea pastoral de los Colegios católicos de San José y de Flores.

Durante las dos jornadas se realizaron diferentes actividades. Por un lado, el Pbro. Nelson González ofreciò algunas claves de lectura sobre la reciente exhortación apostólica del Papa Francisco, “Evangelii gaudium”, la alegría del Evangelio, sobre el anuncio del Evangelio en el mundo actual. Por su parte, el Padre Federico Bragonzi, sacerdote italiano y actual párroco de Estación González, dio su aporte sobre “las santas misiones populares” y su experiencia de misión por varios años en Guatemala y Venezuela. Los temas fueron abordados en sintonía con la clave y acentuación pastoral de la Diócesis en este año 2014, promoviendo la pastoral del encuentro y el estado de misión permanente en las comunidades.

El domingo 23 los catequistas recibieron la presencia de la catequista argentina Sol Rueda quien dará orientaciones a sobre el “arte de la meditación cristiana” y de cómo iniciar a los niños en el clima de oración, dando algunas pautas sobre las prácticas del silencio, y de esa manera introducirlos a un momento de oración o reflexión personal.

 El encuentro finalizó el Domingo por la tarde, luego de compartir la Eucaristía en la capilla de la casa de retiros.