Iglesia al día

" La paz como camino de esperanza: diálogo, reconciliación y conversión ecológica "
Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de la Paz (1 de enero de 2020)

La Iglesia en los medios Maradona y su encuentro con el papa

MONTEVIDEO PORTAL |

Choquen las manos

“Dios y el papa están siempre juntos, y si son argentinos mejor”, dijo Diego Armando Maradona minutos después de su encuentro con el papa Francisco, a quien le obsequió una camiseta dedicada a “Francisquito”. El sumo pontífice valoró el Partido por la Paz disputado en Roma.

Diego Armando Maradona visitó al papa Francisco horas antes del Partido por la Paz disputado este lunes en la noche italiana en el Estadio Olímpico de Roma, y aprovechando la ocasión le obsequió una camiseta argentina con el nombre “Francisco” en la parte superior de la espalda, donde destaca su histórico número 10.

“Confío en este papa. Tengo una charla pendiente con Francisquito para acomodar cosas. Tendremos una reunión larga”, contó el ex capitán y entrenador de la selección argentina, quien recordó que el fallecimiento de su madre fue una de las cosas que en los últimos años lo acercó a la religión.

“Dios y el papa están siempre juntos, y si son argentinos mejor”, dijo al ser consultado por el juego de palabras realizado por los periodistas argentinos sobre el encuentro del papa y dios, a su consideración, y comentó entre risas que “dos potencias se juntan”.

El sumo pontífice, por su parte, valoró el papel que pueden desempeñar los futbolistas con el Partido por la Paz, dando el ejemplo y demostrando que “es posible construir un mundo de paz», en el que «creyentes de diversas religiones» convivan «en armonía y con respeto».

«El evento deportivo de hoy es un gesto simbólico para hacer comprender que es posible construir la cultura del encuentro y un mundo de paz, en el que creyentes de diversas religiones, conservando su identidad, puedan convivir en armonía y con respeto mutuo», expresó.

«El partido de hoy será una ocasión para recaudar fondos que serán destinados a proyectos solidarios, pero también será un reflejo de valores universales que el fútbol y el deporte en general pueden fomentar: la lealtad, el intercambio, la aceptación, el diálogo y la confianza en los demás», concluyó Francisco.