Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Los judíos de Nueva York alarmados pero desafiantes ante el antisemitismo

TELENOCHE ON LINE |

https://www.telenoche.com.uy/mundo/los-judios-de-nueva-york-alarmados-pero-desafiantes-ante-el-antisemitismo

El alcalde Nueva York, Bill de Blasio, anunció medidas contra lo que llamó la “crisis” de antisemitismo desatada en Estados Unidos.

En una sinagoga jasídica de Brooklyn, policías y civiles voluntarios hacen guardia mientras judíos ortodoxos celebran el fin de la Janucá bajo reforzadas medidas de seguridad tras una ola de ataques antisemitas.

Con algo de temor pero también desafiantes, los fieles se dirigen hacia la sede mundial de la organización judía jasídica Chabad Lubavitch, dos días después de un ataque con arma blanca en la casa de un rabino que dejó cinco heridos.

“El antisemitismo nunca ha sido tan fuerte. Se está tornando cada vez más un problema. Es una locura”, dice a la AFP Chaim Kaplan, de 23 años, tras las plegarias del lunes.

Pero el ataque del sábado en el condado de Rockland, cercano a Nueva York, y anteriormente un ataque a balazos contra una tienda de productos kosher en Jersey City por el que seis personas perdieron la vida, han dejado a la comunidad en ascuas.

“¿Qué vamos a hacer?”, se pregunta Kaplan. “Retroceder nunca ha sido la actitud de los judíos. Siempre hemos sido perseguidos. Es lo que es. Tenemos que pelear con amor”, afirma.

Otros muestran la misma audacia.

“Le digo a mi familia que hay que seguir haciendo todo lo que hay que hacer, como ir a la escuela o ir a rezar”, dice Ron Fulop en el barrio Williamsburg, en Brooklyn, que también acoge a una gran comunicad judía ultraortodoxa.

“Esconderse, no ayuda. Lo principal es rezarle a Dios para estar a salvo”, dice este hombre de 40 años.

El alcalde Nueva York, Bill de Blasio, anunció medidas contra lo que llamó la “crisis” de antisemitismo desatada en Estados Unidos.

“Ha tomado formas más y más violentas”, dijo De Blasio a la emisora de radio NPR. Las “fuerzas del odio se ha desatado”, añadió

Sus comentarios fueron hechos luego que Grafton Thomas, de 37 años, supuestamente irrumpió en la casa del rabino Chaim Rottenberg el sábado durante las celebraciones de Janucá, hirió a varias personas con un machete y huyó.

El lunes, Thomas fue acusado de delitos federales por crímenes de odio, que se sumaron a los cinco cargos de intento de homicidio que ya le habían atribuido.

Ángeles guardianes
De Blasio dijo estar aumentado el despliegue policial en las comunidades judías de Nueva York, así como la cantidad de cámaras de vigilancia y el patrullaje de seguridad en comunidades multiétnicas.

Yitzchok Schwartz, de 17 años, dice que la mayor cantidad de agentes en las calles lo hacen sentir más seguro pero, de todas maneras, teme otros ataques.

“Estamos aterrados”, dice a la AFP. “Tampoco sabemos qué decir a los chicos para no asustarlos”, agrega.

Nuevamente en la sede de Chabad Lubavitch, un devoto enseña un pulgar en alto y le dice “Dios te bendiga” a Benjamín García y otros tres miembros de Guardian Angels (Ángeles Guardianes), una organización de voluntarios que patrulla barrios.

“Solo queremos asegurarnos que todos están seguros”, dice este hombre musculoso de 56 años. Aseguró que haría un arresto ciudadano si alguien intenta atacar a una sinagoga.

El año pasado, un supremacista blanco mató a 11 personas en una sinagoga de Pittsburgh. Ese ataque fue el mayor jamás registrado contra la comunidad judía de Estados Unidos.

Un informe publicado en abril por la Liga Antidifamación indicó que en 2018 se produjeron casi tantos ataques antisemitas como en 2017, cuando se batió un récord con 1.879 incidentes

De Blasio atribuyó el creciente antisemitismo a las retórica política desatada en Washington y en las redes sociales.

“Muchas cosas están saliendo a la superficie. La gente se siente con la libertad de hacer más de lo que quiere”, dice Menachem Shagalow, al entrar a la sinagoga con su nieto de la mano.

AFP