Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Ley Trans: Iglesia pide que “don de Sabiduría” ilumine a legisladores

ECOS.LA/UY |

La Conferencia Episcopal se pronunció contra un proyecto que “desautoriza y desvaloriza” a la familia, propio de “estados totalitarios”.

“La ciencia y la común experiencia enseñan que el sexo biológico es independiente a toda la ley y convención humana”.

Así se pronuncio la Comisión de Familia de la Iglesia Católica del Uruguay, al divulgar este lunes una declaración sobre el proyecto de ley Integral de las Personas Trans, a estudio del Parlamento, en el que reitera su “rechazo a la discriminación” y su “apoyo al respeto”, al tiempo que realiza algunos señalamientos.

El documento hizo énfasis en uno de los aspectos más polémicos de la iniciativa: la propuesta de que los menores de edad puedan solicitar, por sí mismos, cambiar su registro de nombre y sexo y acceder a tratamientos médicos para alternar su desarrollo.

“¿Es lógico considerar que un niño o un adolescente menor de edad tiene la suficiente madurez para tomar una decisión de tal magnitud que podría afectar su vida irreversiblemente?”, se pregunta el texto, a la ve que cuestiona que una ley pueda “desautorizar y desvalorizar” a las madres y padres de familia, pasando por encima de su patria potestad en un tema de tanta importancia.

También se interroga sobre si el hecho de sustituir a los padres por un representante estatal en una decisión tan compleja “no es una actitud propia de los estados totalitarios”.

El documento critica que la redacción del proyecto llegue al extremo la intención de “deconstruir estereotipos”, ya presente en algunos textos de Enseñanza, al afirmar que la identidad trans ampara múltiples formas de expresión de la identidad de género en particular. un proceso que llevará a una sociedad formada por “individuos solitarios sin más ligamen que la propia idea que tengan de sí mismos”.

También se apunta que, aprovechando la discriminación que sufre un determinado grupo, “se está pretendiendo alterar todo el tejido social fraterno creado por nuestra sociedad democrática y consagrado en nuestra Constitución”.

El documento subraya que las personas trans “merecen toda consideración y ayuda, y que siempre la encontrarán en la Iglesia”. De todas formas alerta que en Uruguay se está viendo lo que denunció el Papa Francisco en 2015: una “colonización ideológica”.

“Queremos llamar la atención sobre la filosofía individualista que inspira este proyecto de ley. Confiamos en que quienes tienen la misión de legislar lo harán pensando en el bien común, actual y futuro, de nuestra sociedad. Pedimos que el don de la Sabiduría los ilumine”, se concluye.

La Comisión de Familia responde a la Conferencia Episcopal Uruguaya, entidad que reúne a todos los obispos del país.