Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Leonel Briozzo: “Los medicamentos son la opción más adecuada y efectiva” para los abortos

EL OBSERVADOR |

El MSP todavía no tiene nada definido respecto de cómo se aplicará la ley aprobada esta semana

PAULA BARQUET TWITTER: @PAULABARQUET

No está definido”. “No lo hemos hablado”. Esas fueron las frases que más repitió el subsecretario de Salud Pública, Leonel Briozzo, en entrevista con El Observador sobre cómo se aplicarán en la práctica los abortos habilitados por la ley sancionada esta semana por el Parlamento. Pese al largo debate de la norma, el gobierno tiene muchas más dudas que certezas sobre cómo instrumentar la ley. Cuando el Ejecutivo la promulgue (seguramente al principio de la semana que viene), correrán 30 días para que la cartera elabore un texto de reglamentación. Este es el diálogo con Briozzo, quien, además de subsecretario, es ginecólogo grado 5. Hubo una reunión (ayer) para avanzar en la reglamentación de la ley. ¿Qué se definió? Se definió la estructura de trabajo que vamos a hacer para la reglamentación. Vimos artículo por artículo, porque es muy complicada la ley, entonces vamos a procurar que sea una reglamentación armónica. Se formarán equipos de trabajo, para lo cual se convocará a la Sociedad de Ginecología y a la comisión asesora de salud sexual y reproductiva. Nos reuniremos en los próximos días.

¿Se definió qué técnica se va a aplicar para el aborto antes de las 12 semanas de gestación?

No, no. Eso no. Pero la evidencia científica disponible señala que el uso de medicamentos sería la opción más adecuada y más efectiva.

Algunos especialistas creen que lo mejor es combinar el misoprostol con otra droga, la mifepristona. También se habla de utilizar la aspiración fetal en otros casos. No hay nada definido todavía. Son las opciones, los medios habituales que se plantean, y habrá que ver cuál es el más adecuado para instrumentar en nuestro país.

¿Dependerá de cada caso?

Claro, todo depende de la individualización de cada caso. Va a estar especificado en la reglamentación y en una guía clínica.

Pero, ¿va a ser en el domicilio?

No se sabe, depende de la técnica, de las circunstancias particulares, las características físicas, sociales, emocionales. Son muchas variables. Esto hay que visualizarlo como un proceso caso a caso.

Otro dilema es si el misoprostol pasará a ser de venta libre o si seguirá requiriendo receta verde. Lo que está planteado es que sea de prescripción por el ginecólogo tratante y eventualmente por el equipo multidisciplinario.

O sea que las mujeres lo obtendrán a través de las mutualistas.

Seguro, pero no se ha planteado lo contrario tampoco.

En el caso de que no se venda libremente, ¿se empezará a controlar la venta ilegal?

No necesariamente. No se habló de eso todavía. Si se define utilizar la asociación de misoprostol con mefipristona, este último medicamento se va a tener que importar. Hay que habilitarlo primero y ver quién lo podría proveer. Ya la Dirección de Tecnología del ministerio está trabajando en eso.

Otra incógnita es cómo se financiará el servicio. ¿En eso sí se avanzó?

Va a ser una prestación dentro del Sistema Nacional Integrado de Salud, como dice la ley.

¿De dónde saldrá el dinero?

No se definió todavía.

Pero este es uno de los asuntos importantes. ¿Se va a redistribuir dinero del Fonasa? ¿Las mutualistas deberán costear una parte?

No se habló de eso.

¿Qué atención recibirán las mujeres que lleguen a abortar con más de 12 semanas de gestación?

No está contenido en la ley, pero esta nueva norma no deroga la anterior. El asesoramiento de la ley de salud sexual y reproductiva continúa, sí.

A los ginecólogos les preocupa que sus voluntades sean públicas. ¿Eso cómo va a ser?

Pensamos que debe ser confidencial, pero no está definido todavía.

¿Cómo se garantizará la atención en el interior profundo, donde hay menos disponibilidad de recursos?

Estamos pensando en implementar estos servicios en el contexto de los servicios de salud sexual y reproductiva.

Critican ”priorización” del aborto

La ginecóloga y docente de bioética Marie González entiende que la ley, tal como está redactada, genera una “inequidad” entre procedimientos y tratamientos médicos. Para González, al establecer plazos cortos para la resolución de una consulta con el fin de interrumpir un embarazo, se “prioriza” el aborto frente a tratamientos que actualmente no se atienden con la misma urgencia, como los oncológicos. Además, la especialista sostiene que al haberse definido como un “acto médico no comercial”, que probablemente le implique un tiquet básico a la usuaria, se hace una diferencia con otros procedimientos costosos, como la mamografía, que cuesta $ 600.

Apunte

Cambios en mercado de fármacos

Si se define, como está previsto, que la forma más indicada para abortar legalmente sea la asociación de misoprostol y mifepristona, habrá cambios en el mercado de fármacos. La mifepristona es un fármaco muy utilizado en Europa, pero que no circula en Sudamérica. El Ministerio de Salud Pública analiza actualmente a qué proveedor se lo encargaría. En tanto, es posible que el misoprostol, el fármaco más utilizado para abortar en Uruguay hoy, pase a ser de venta libre. Hoy cuesta unos $ 5.000 en las farmacias y se obtiene solo con receta de un médico. Las cuatro dosis necesarias se consiguen en el mercado ilegal a $ 700. Según dijeron varios especialistas a El Observador, cuesta “mucho más barato” en Brasil o Argentina, siendo allí donde lo compran los vendedores ilegales.