Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Las señales que quiere dar el Papa con los nuevos cardenales latinoamericanos [se cita a Mons. Bodeant]

LA TERCERA EN BASE A ASSOCIATE PRESS Y EFE |

http://www.latercera.com/noticia/mundo/2015/01/678-611379-9-las-senales-que-quiere-dar-el-papa-con-los-nuevos-cardenales-latinoamericanos.shtml

El Pontífice creó al primer purpurado de Panamá y elevó a un arzobispo de una de las regiones más golpeadas por los narcos.

Un artista británico pinta estatuas en miniatura del Papa Francisco, en su casa, en Filipinas. Un artista británico pinta estatuas en miniatura del Papa Francisco, en su casa, en Filipinas.
De los nuevos 15 cardenales electores (más otros cinco que no son electores, por tener más de 80 años) que anunció el Papa Francisco el domingo, tres son de América Latina, la región de donde proviene el Pontífice, un número sólo igualado por los nuevos purpurados de Asia. Se trata de nombramientos que ya llaman la atención en una primera mirada, porque uno de ellos se convertirá en el primer cardenal en la historia de su país, otro procede de una zona muy golpeada por la violencia narco y el tercero viene de la nación más laica de Latinoamérica.

El Pontífice determinó la creación como cardenales, durante el consistorio del próximo 14 de febrero, del mexicano Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia (estado de Michoacán), del hispano-panameño José Luis Lacunza Maestrojuán, arzobispo de David, y el uruguayo, Daniel Fernando Sturla Berhouet, arzobispo de Montevideo.

Suárez Inda, de 76 años, será el primer cardenal procedente de Morelia, la capital de Michoacán que ha ganado fama por la fuerte presencia del crimen organizado desde hace una década y donde en 2013 surgieron los grupos de autodefensa. Incluso en este estado mexicano los carteles criminales, como La Familia y Los Caballeros Templarios, han apelado a las connotaciones religiosas.

“Michoacán se ha vuelto referente de la violencia, el narcotráfico y la corrupción”, aseguró a la agencia The Associated Press el vocero de la arquidiócesis de Ciudad de México, el sacerdote Hugo Valdemar. “Es todo un mensaje que el Papa quiere estar cerca de un escenario de conflicto social y preocupación nacional muy cercano al estado de Guerrero”, donde desaparecieron los 43 estudiantes en septiembre, dijo a AP el rector de la Universidad Pontificia de México, Mario Angel Flores.

José Luis Lacunza, de 70 años, aunque nació en Pamplona (España), ejerce su labor en Panamá desde 1971 y en 1983 adoptó la nacionalidad panameña. El nombramiento del arzobispo de David fue celebrado por el Presidente del país Juan Carlos Varela al asegurar que “el anuncio de su santidad Francisco llena de alegría al pueblo panameño”.

“Sin duda alguna es un acto de confianza del Santo Padre y genera una responsabilidad que me escoja como uno de sus asesores en el gobierno de la Iglesia universal, es muy serio, y que me escoja el primer cardenal de la iglesia panameña a esa altura, no cabe duda que también engendra una gran responsabilidad”, sostuvo en conversación con la agencia española EFE Lacunza, quien en dos períodos (2000-2004 y 2007-2013) fue presidente de la Conferencia Episcopal de Panamá.

Sturla Berhouet, de 55 años, dijo que, dada su corta trayectoria como arzobispo de Montevideo, está claro que el Papa tuvo una deferencia para con la Iglesia uruguaya “más que para mí”. De hecho, Uruguay sólo había tenido en su historia un cardenal, el arzobispo Antonio María Barbieri, quien fue nombrado por Juan XXIII en 1958 (un año antes de que naciera Sturla) y falleció en 1979.

Para el secretario de la Conferencia Episcopal de Uruguay, Heriberto Bodeant, el nombramiento como cardenal de Daniel Sturla significa una confianza muy especial del Papa Francisco para con la iglesia uruguaya, “relativamente joven, pequeña y de bajo perfil”. Uruguay (una nación muy dependiente e influida por Argentina, de donde proviene el Papa Francisco) es un país de cultura secularizada y “para nosotros este nombramiento es verdaderamente estimulante”, afirmó Bodeant.

El Papa Francisco también eligió a Luis Héctor Villalba, arzobispo emérito de Tucumán (Argentina) y a José de Jesús Pimiento Rodríguez, arzobispo emérito de la ciudad colombiana de Manizales, como cardenales no electores, con voz pero sin voto en un futuro cónclave, aunque pueden ser elegidos Papa. El Pontífice también hizo historia al nombrar a los primeros cardenales de Myanmar (Asia), Tonga (Oceanía) y Cabo Verde (Africa), aparte de purpurados de países como Etiopía, Tailandia y Vietnam. Uno de los nuevos cardenales proviene de la isla italiana de Sicilia, donde la iglesia ha estimulado el rechazo a la mafia.