Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Las raíces del batllismo [menciona separación Iglesia-Estado]

EL OBSERVADOR |
https://www.elobservador.com.uy/nota/las-raices-del-batllismo-20181225018

Una excelente investigación de Luis Delio ahonda sobre una nueva mirada de los orígenes conceptuales y filosóficos de José Batlle y Ordóñez.

Esta columna debe comenzar con una autocrítica. En este final de 2018, 11 años después, voy a referirme a un libro publicado en 2007 y del que desconocía su existencia. Se trata de Nuevo enfoque sobre los orígenes intelectuales del batllismo, de Luis María Delio, editado por la Facultad de Derecho de la Universidad de la República. El largo título, suficientemente descriptivo para denotar que estamos ante una tesis (de doctorado en La Plata, Argentina), no deja lugar a dudas. Pero a modo de subtítulo, para dar contexto, el autor agregó: “La contribución fundamental de la Facultad de Derecho”.

Las tertulias casi se han perdido en este país. Quedan pocos cafés y boliches que reúnan a intelectuales que se junten a discutir y las redes sociales, las laptops y los teléfonos han sustituido las juntadas y el intercambio de ideas, pasiones y reflexiones.

De casualidad, hace unos días entré en la librería Rayuela, de la calle Tristán Narvaja, en busca de un libro que no encontré pero sí me topé con el dueño, Roberto Gomensoro, y con un hombre serio vestido de gabardina gris: era Luis Delio. Entre presentaciones, saludos y un café pendiente, me enteré de la existencia del Nuevo enfoque…, que adquirí de inmediato. Es una larga investigación de casi 600 páginas, en que el autor ahonda sobre una nueva mirada de las raíces conceptuales y filosóficas de José Batlle y Ordóñez y la obra de su gobierno.

La tesis de Delio podría resumirse en un argumento de contexto: la mayor parte de los proyectos que se transformaron en las leyes “clásicas” del batllismo (desde 1905 hasta 1930) ya eran motivo de reflexión y análisis en la Facultad de Derecho, entre los alumnos egresados en las dos últimas décadas del siglo XIX, Batlle y Ordóñez incluido.

La intención de Delio fue mirar el “antes de Batlle” y revisar de forma minuciosa las tesis de los egresados, que dormían un apacible sueño en la biblioteca de la institución, para llegar a la conclusión de la Facultad de Derecho era una verdadera usina de ideas, un actor fundamental en la vida académica y política del Uruguay, que repercutirá de forma directa en el futuro ideario del líder colorado.

La tesis de Delio podría resumirse en un argumento de contexto: la mayor parte de los proyectos que se transformaron en las leyes “clásicas” del batllismo ya eran motivo de reflexión y análisis en la Facultad de Derecho, entre los alumnos egresados en las dos últimas décadas del siglo XIX.

La historiografía uruguaya (y también la de los varios extranjeros que escribieron sobre Batlle) casi siempre se centró en la gura del líder. “Pero el líder se comió al movimiento”, dijo Delio, “y eso no siempre fue responsabilidad del propio Batlle”. Partió de la pregunta: ¿cuál era el contexto en que se formó esa generación? ¿Cuáles eran los temas de sus tesis de egreso? Allí reside la originalidad y unos de los puntales de la extensa investigación.

De ese conjunto de documentos como reservorio de fuentes, Delio analizó más de 50 trabajos y descubrió que temas fundamentales del período batllista ya están planteados con suma lucidez por jóvenes egresados: desde proyectos de legislación laboral a reducción del daño animal en espectáculos públicos, desde las leyes de reconocimiento de los derechos de las mujeres a la separación de la iglesia y el estado, habían sido analizadas, debatidas y en muchos casos publicadas en diarios y revistas entre una y dos décadas antes de que Don Pepe accediera a la presidencia por primera vez en 1903. “Desde el punto de vista conceptual, no había que inventar nada”, declaró el autor.

Desde este ángulo, el trabajo de Delio se plantea como una respuesta a la vertiente laudatoria de la historiografía oficial, que ha manejado a lo largo del tiempo la tesis de que el ideario reformista y vanguardista del batllismo había surgido del cráneo marmóreo del gran caudillo.

El no análisis del contexto filosófico e intelectual de la segunda mitad del siglo XIX y de las influencia de corrientes europeas en América opera en el libro como basamento para sostener la argumentación. “Mi libro explora no tanto desde lo que dejó el batllismo, sino cómo se construyó”, concluyó Delio. Ojalá se publicaran más trabajos como este, que abren senderos fecundos donde se creía todo dicho.