Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Las minorías huyen en Irak ante el avance de los yihadistas

EL OBSERVADOR |
Éxodo. La huida masiva causa preocupación desde la ONU hasta al papa Francisco

Aumenta la cantidad de desplazados por persecución étnica o religiosa en Irak. s. HAMED – afp

Decenas de miles de personas huían ayer del norte de Irak, donde los yihadistas del Estado Islámico (EI) se apoderaron de Qaraqosh, la mayor ciudad cristiana del país, según indicó el clero caldeo –que representa a los católicos de esa zona–, que pide ayuda a la comunidad internacional.

“Hay 100 mil desplazados cristianos que han huido con lo puesto, algunos a pie, hacia la región de Kurdistán”, explicó a la agencia AFP el patriarca caldeo Louis Sako. “Es un desastre humanitario, las iglesias de las ciudades que han sido tomadas están ocupadas y se han retirado las cruces”, agregó.

Qaraqosh se encuentra entre Mosul, la segunda ciudad del país ocupada por el EI, y Erbil, la capital de la región autónoma del Kurdistán. Tiene unos 50 mil habitantes pero en las últimas semanas ha recibido a numerosos católicos expulsados de Mosul.

“Sé que las ciudades de Qaraqosh, Tal Kaif, Bartela y Karamlesh han sido vaciadas de su población y están ahora bajo control de los milicianos”, indicó por su parte Joseph Thomas, el arzobispo caldeo de Kirkuk y Suleimaniya. “Es una catástrofe, una situación trágica”, estimó.

Según el patriarca Sako, los combatientes del EI atacaron el miércoles a la mayoría de las localidades de la llanura de Nínive, disparando con mortero y tomando varias de ellas. “Tanto el gobierno como las autoridades kurdas son incapaces de defender a nuestro pueblo. Tienen que trabajar juntos, con un apoyo internacional y un equipo militar moderno”, agregó.

“Hoy lanzamos un llamamiento con mucho dolor y tristeza al Consejo de Seguridad de la ONU, a la Unión Europea y a las organizaciones humanitarias para que ayuden a esta gente en peligro de muerte”, insistió. “Espero que no sea tarde para evitar un genocidio”, añadió.

Anoche hubo una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad convocada por el jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, quien declaró que Francia estaba “vivamente preocupada” por el avance de los yihadistas en el norte de Irak.

Desde el Vaticano, el papa Francisco hizo un nuevo llamamiento a la comunidad internacional para “proteger” a la población del norte de Irak y pidió “garantizar la seguridad necesaria”, según su portavoz, el padre Federico Lombardi.

Los kurdos retroceden

La ciudad de Tal Kayf, al norte de Mosul, donde viven numerosos católicos y miembros de la minoría chiita shabak, se vació durante la noche. “Tal Kayf está en manos del Estado Islámico. No encontraron ninguna resistencia y llegaron justo después de medianoche”, explicó Butros Sargon, un habitante que huyó de esa ciudad, preguntado por teléfono desde Erbil.

“Escuché disparos por la noche y cuando miré fuera vi un convoy militar del Estado Islámico. Gritaban ‘Dios es grande’”, contó.

Este éxodo supera considerablemente por su magnitud al de los cristianos expulsados de Mosul en julio. “Es una de las mayores tragedias para los católicos de Irak desde 2003”, declaró a la AFP Faraj Benoit Camurat, presidente de Fraternidad Irak, una asociación con sede en París que defiende a los cristianos y a otras minorías en el país. La comunidad cristiana de Irak esta estimada en unas 400.000 personas.

Por su parte un portavoz de las fuerzas kurdas aseguró que continúan luchando contra los yihadistas del EI en Qaraqosh y Al Qosh, al norte de Tal Kayf, pero ningún testigo pudo confirmar esas afirmaciones.

El avance del EI pone a los yihadistas a solo 20 kilómetros en algunos casos de las fronteras oficiales del Kurdistán iraquí. Y se encuentran a solo 40 kilómetros de Erbil.

Los insurgentes sunitas, liderados por el EI, que ya estaba bien establecido en Siria, lanzaron en junio una rápida ofensiva en el norte y el oeste de Irak y tomaron Mosul y grandes zonas del país, sobre todo sunitas. (Agencias) l

Grupos más perseguidos en Irak

Católicos
Se estima que la cifra de cristianos en Irak, en su mayoría caldeos y asirios, se ha reducido en los últimos años. En 2003, se calculaba en alrededor de 1,5 millones y en la actualidad el número es difícil de establecer, aunque antes de la irrupción del EI figuraban unos 400 mil. La mayoría se hallaban en localidades bajo control del EI.

Yazidíes
Se calcula que unos 500 mil yazidíes viven en Irak, la mayoría en Nínive, mientras que la diáspora se concentra principalmente en Alemania (50 mil). De etnia kurda, los orígenes de esta minoría religiosa, que se basa en el zoroastrismo, se remontan a varios siglos atrás. Creen en el Ángel Caído como representante de Dios, lo que ha hecho que se les conozca como “adoradores del Diablo”.

Turcomanos
Forman el tercer grupo étnico de Irak tras árabes y kurdos, con una población que ronda los 2,5 millones. De religión musulmana, la mayoría son chiitas, aunque también hay sunitas y católicos. Tienen su propia lengua y habitan en la zona limítrofe de Irak con el Kurdistán, en particular en Kirkuk y Diyala, pero también en Nínive y, especialmente, en Tel Afar.

Shabak
Entre 250 mil y 350 mil miembros de este grupo étnico minoritario, con su propio lenguaje y costumbres, viven en Irak, casi todos también en la región de Nínive. De religión islámica, la mayoría son chiitas y algunos sunitas los acusan de ser una secta extremista. Creen en un dios creador que entregó el mundo a siete ángeles.

Cifra

100.000

Cristianos. Están desplazados y hueron “con lo puesto” hacia el kurdistán, una región autónoma en Irak.