Iglesia al día

" "María guía a los fieles a la Eucaristía" "
Peregrinación Nacional Virgen de los Treinta y Tres 2019

La Iglesia en los medios «Las llamas arrasan 850 años de historia», dice el presidente del gobierno español

EL PAIS |

https://www.elpais.com.uy/mundo/llamas-arrasan-anos-historia-dice-presidente-gobierno-espanol.html

NOTRE DAME BAJO FUEGO

El mundo deplora y se estremece por el desastre en un símbolo de Francia que es universal.

Llanto, consternación y rezos de miles de personas ante la magnitud del desastre en París. Foto: AFP
El mundo deplora con impotencia el incendio que arrasó la catedral de Notre Dame en París, “símbolo de Francia” y la cultura europea, según la canciller alemana Angela Merkel. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó el siniestro como algo “horrible de ver”.

El mandatario estadounidense fue uno de los primeros en reaccionar, al reclamar en un tuit una acción inmediata cuando las imágenes de televisión mostraban en directo un episodio dantesco.

“Es horrible ver el enorme incendio en la catedral de Notre Dame en París. Está dañada una obra que es patrimonio del mundo y un tesoro artístico”, comentó.

Los principales canales de noticias estadounidenses alteraron sus programas para transmitir imágenes en vivo del incendio. Melania Trump, primera dama de Estados Unidos, dijo tener el “corazón roto” por los parisinos, al ver las llamas devorar la catedral.

“Estas horribles imágenes de Notre Dame en llamas duelen. Notre Dame es un símbolo de Francia y de nuestra cultura europea. Nuestros pensamientos están con los amigos franceses”, tuiteó el portavoz de Merkel, Steffen Seibert.

Las principales cadenas de información continua alemanas también retransmitieron en directo las imágenes del siniestro.

Lo mismo sucedió en Italia, donde el jefe de gobierno Guiseppe Conte deploró “un golpe en el corazón para los franceses y para todos los europeos”.

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, también destacó el golpe asestado a la civilización europea. “El incendio de Notre Dame es una catástrofe para Francia. Y lo es para España y para Europa. Las llamas arrasan 850 años de historia, de arquitectura, de pintura, de escultura”, afirmó. “Será difícil olvidarlo. Francia puede contar con nosotros para recuperar la grandeza de su patrimonio”.

La Unesco también ofreció de inmediato su disposición a ayudar a restaurar este “patrimonio inestimable”, dijo su directora general Andrey Azoulay. La catedral fue declarada patrimonio de la humanidad en 1991 por el organismo.

Desde Nueva York, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo estar “horripilado” por la destrucción de “una joya única del patrimonio mundial que reina sobre París desde el siglo XIV”.

También desde Estados Unidos donde se encontraba de visita, el presidente de Ecuador Lenin Moreno dijo que vio con “tristeza infinita” las imágenes del incendio “de un monumento patrimonio de la humanidad. La catedral de Notre Dame nos pertenece a todos. Debemos ayudar a cuidar la memoria y la historia del mundo. Estamos perdiendo un tesoro, una página de la cultura mundial”.

El presidente Colombia, Iván Duque, lamentó “el trágico incendio que consumió la histórica catedral. Veo con tristeza cómo este símbolo mundial y de la cultura francesa sufre este irreparable daño”.

En Costa Rica, el presidente Carlos Alvarado dijo en Twitter que se solidariza con Francia “ante el devastador incendio que afecta la Catedral de Notre Dame, ícono de la historia de esa nación y Europa”.

Desde Gran Bretaña, la Iglesia de Inglaterra dijo estar rezando por los servicios de bomberos y los socorristas que luchaban contra las llamas.

La primera ministra Theresa May envió sus “pensamientos” al pueblo de Francia y el alcalde de Londres Sadiq Khan dijo que le partía “el corazón ver a Notre Dame en llamas”.

Un portavoz del Vaticano difundió esta declaración: “Manifestamos nuestra cercanía con los católicos franceses y la población parisina. Rezamos para que los bomberos y todos aquellos que están haciendo lo posible para hacer frente a esta situación dramática”.

En Uruguay, el embajador de Francia, Hugues Moret, como “parisino de nacimiento, de corazón y de espíritu” expresó que “una inmensa emoción se adueña del corazón de los franceses frente a esta tragedia espantosa. Notre Dame está, desde hace 856 años, en el corazón de nuestro patrimonio histórico, cultural y religioso. Sus torres y su felcha, lanzadas hacia el cielo, son el testimonio universal del genio humano”.

Asimismo, expresó su “agradecimiento sincero a los uruguayos y uruguayas que nos hacen llegar en estos momentos mensajes de simpatía y afecto”.