Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios La mañana en que Sturla se convirtió en cardenal

EL OBSERVADOR |

“Yo lo entiendo más como una distinción para la iglesia uruguaya que para mi”, comentó sorprendido por la designación. Vea la

Galería

+ Mariana Castiñeiras/@mcastineirass

sturla_337545

Esta mañana, el arzobispo de Montevideo Daniel Sturla salía de su programa en Radio Oriental, en la Ciudad Vieja y recibió una llamada. Un sacerdote que estaba en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano le daba la noticia: el papa Francisco acababa de nombrarlo cardenal.

A partir de esa llamada, los mensajes comenzaron a llegarle uno atrás del otro. Uno de ellos era del sacerdote uruguayo Gonzalo Aemilius. “Yo no lo sabía de antes” dijo Sturla a la prensa esta mañana, aún sorprendido por la noticia.

“Hace muy poco que soy arzobispo de Montevideo, entonces pienso que el papa Francisco ha tenido una diferencia para con la iglesia uruguaya, que sin duda ha tenido pastores muy merecedores de esto, más que yo y con muchos años de trabajo y experiencia”, indicó y concluyó es una potestad que tiene el papa que yo la entiendo como una distinción con la iglesia uruguaya” indicó”.

A partir del 14 de febero se realizará el nombramiento oficial en la Plaza de San Pedro, donde el papa le entregará algunos de los signos del cardenalato. Para esa ocasión, viajará al Vaticano.

En estos días, Sturla estaba trabajando en una misión con jóvenes en Jardines del Hipódromo. “La pienso seguir haciendo y me voy en un rato para allí”, dijo. Aún no sabe cuáles serán las tareas que tendrá que desempeñar como cardenal, pero lo que sí sabe es que permanecerá en el barrio hasta el martes.

La principal responsabilidad de un cardenal, explicó, es participar del cónclave que elije un nuevo papa cuando uno fallece o renuncia. La segunda instancia, es cuando el papa convoca a los cardenales para tratar temas importantes.

A partir de ahora, supone Sturla, tendrá que hacer viajes más frecuentes al Vaticano, ya que el papa suele convocar a los cardenales para tratar temas especiales, como asesores en determinadas comisiones.

Declaraciones del arzobispo de Montevideo a la prensa

Uno por uno

Este domingo al mediodía, Sturla celebró la misa en la Catedral de Montevideo, donde decenas de fieles se acercaron a saludarlo y felicitarlo por la designación. Luego de terminada, salió hacia la entrada de la Catedral y saludó a dos mujeres que estaban allí pidiendo limosna.

Desde la fila, que se extendía desde la puerta hacia el interior de la Catedral, uno de los fieles lo abrazó y luego de darle un beso le dijo, “ahora me puedo morir en paz”.

“Llegamos, llegamos”, exclamó emocionada una mujer que también esperaba para felicitarlo. “¿Podemos seguir siendo amigos no?”, le preguntó en tono de broma y salió de la catedral. Un padre acercó a su hijo pequeño y el recién designado cardenal lo besó.

Uno de los primeros en saludarlo fue el obispo auxiliar de Montevideo, Milton Tróccoli. Luego de que se cerraran las puertas de la catedral Tróccoli y Sturla se volvieron a abrazar y se sacaron una foto juntos.

El último y primer uruguayo consagrado como cardenal fue Antonio María Barbieri, arzobispo de Montevideo entre 1940 y 1976. Barbieri había sido nombrado por el entonces papa Juan XXIII, el 15 de diciembre de 1958. Por lo tanto, Sturla será ahora el segundo cardenal uruguayo de la historia.

“Quedé y aún estoy un poco impactado por la noticia. Pero uno es un servidor de Cristo y de la Iglesia y ojalá sea para mejor amar y servir”, comentó.