Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios La Iglesia latinoamericana celebra la Navidad mirando a los “otros pesebres” de pobreza y desigualdad [cita a Mons. Collazzi y al Card. Sturla]

RELIGIÓN DIGITAL |
https://www.periodistadigital.com/religion/america/2018/12/24/la-iglesia-latinoamericana-celebra-la-navidad-obispos-uruguay-brasil-argentina-pobres.shtml

Los obispos brasileños se comprometen a luchar contra la violencia durante el año próximo.

En su mensaje de Navidad, laConferencia Episcopal Brasileña, de cara al nuevo año, hace un llamado a la lucha contra la violencia que aflige al país y nos invita a mirar la sencillez de los pastores de Belén, poniendo a sus pies nuestras alegrías, nuestras preocupaciones, nuestras lágrimas y nuestras esperanzas….

“La luz es el signo más grande de la celebración del nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios dado a todos por amor. Postrémonos ante el Hijo de Dios. Unámonos a María, José, los pastores de Belén y a los Reyes Magos de Oriente, que lo adoraban. Esta es la invitación del Vicepresidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), Monseñor Murilo Krieger en su mensaje de Navidad.

En el mensaje, el Arzobispo de Salvador de Bahía, vicepresidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBBB), subraya que los pastores y todo el pueblo de Dios han sido elegidos para ver la gran luz. “Ellos fueron los primeros testigos de esta gran manifestación del amor de Dios; nos precedieron; fueron sencillos y pobres. A quienes fueron los primeros en dar testimonio del nacimiento del Salvador, les debemos gratitud y ejemplo: “Con la sencillez de los pastores, pongamos a sus pies nuestras alegrías y preocupaciones, nuestras lágrimas y nuestras esperanzas.

Una de las preocupaciones y esperanzas que surgen de cara al nuevo año es la búsqueda de formas de superar la violencia. En el documental especial producido por la Conferencia Episcopal Brasileña para finales de 2018, Mons. Krieger recuerda la Campaña de la Fraternidad de este año, cuyo tema fue “Fraternidad y superación de la violencia” y el lema “Todos ustedes son hermanos”.

“Hay preocupación -continúa Mons. Krieger- por las diversas formas de violencia debidas a las drogas, asesinatos que afectan especialmente a los jóvenes. Así que nos preguntamos: ¿cómo trabajar en este tema? La nuestra no quería ser una Campaña sobre la violencia, sino una Campaña sobre la superación de la violencia”, subrayó el prelado. “Debemos seguir buscando todos los medios para superar la violencia.” Según el vicepresidente de la CNBBB, para crear una cultura de paz es necesario un cambio de corazón, una nueva actitud: “Estoy seguro de que la contribución de la Campaña 2018 de este año tendrá un resultado que durará mucho tiempo.

“Navidad es Dios con nosotros haciendo camino”, lo escribe Mons. Carlos Collazzi, en su condición de Presidente de la Conferencia Episcopal del Uruguay, en sus saludos navideños, a nombre de los Obispos de este país sudamericano.

En su mensaje, el Presidente de los Obispos uruguayos recuerda que, “Navidad es Dios con nosotros: con nosotros en todos los momentos de nuestra vida, en todas las circunstancias, en los momentos de pena y de felicidad, con nosotros haciendo camino”.

El Obispo auguró, asimismo, un Año Nuevo donde prime “la libertad, el respeto, la tolerancia” y que “con nuestras decisiones – exhorto el Prelado – podamos construir un Uruguay más fraterno, más de Dios, donde Él esté presente en todos los acontecimientos y circunstancias de nuestra vida”.

Asimismo, el Arzobispo de Montevideo, Card. Daniel Sturla ofreció un mensaje con motivo de la Navidad, en el cual explica que, Jesús “es Dios con nosotros, es la Luz del mundo, el que es capaz de disipar toda tiniebla, de mitigar dolores, de hacer cercanas las ausencias” y desea una “vida más clara y transparente, y un año lleno de alegría y de paz para Uruguay y el mundo”.

Además, el Card. Sturla mencionó que la Navidad, es una fiesta que se celebra en Uruguay, así como en el resto del mundo, aun por aquellos que no son creyentes. El Arzobispo de Montevideo explicó la importancia del nacimiento de Jesús. Aseguró que para los creyentes es la “llegada del Hijo de Dios hecho hombre y de la Buena Noticia que llega a todos”. El Card. Sturla enfatizó en el hecho de que “Jesús no es solamente un personaje histórico que recordamos, sino que es una presencia viva en la historia y en la actualidad, en el hoy de cada uno de aquellos que lo reconocemos como el Salvador de mundo, como el Hijo de Dios hecho hombre”.

Finalmente, el Arzobispo de Montevideo exhortó a los creyentes que en esta Navidad “estén abiertos a la Buena Noticia de Salvación, a ese Evangelio que transforma los corazones y el mundo entero”. Para aquellos que no creen hizo llegar “un mensaje de humildad, de sencillez, de paz”. “La Buena Noticia de que en Jesús todos los hombres podemos ser hermanos. ¡Qué Dios los bendiga!”.

Por su parte, los obispos argentinos llamaron a contemplar los signos de esperanza y el mensaje de fraternidad y paz que trae la Navidad, a pesar de las dificultades económicas que atraviesa el país e instaron a no pasar con indiferencia delante de los muchos “pesebres” que hay en la sociedad.

En sus mensajes de Navidad, los prelados alentaron a recuperar el sentido profundo de las fiestas cristianas, pidieron no olvidarse de los pobres, que son los que más sufren las dificultades económicas, y animaron a reconstruir los vínculos sociales rotos.

Conferencia Episcopal Argentina (CEA): “A treinta y cinco años de la recuperación de las instituciones de la República, quisiéramos proponer una democracia que no olvide las auténticas raíces cristianas y culturales, y que cuide especialmente el trabajo y la educación. Invitamos a escuchar este llamado de la Navidad y a soñar otro destino para todos los argentinos”.

Mons. Oscar Vicente Ojea (San Isidro y presidente de la CEA): “Mirar al pesebre es mirar a aquel niño que viene a sostener nuestros vínculos; a volver a decirnos: ‘Quiero caminar con vos, no te dejo solo, quiero reconstruir todos tus vínculos sociales, desde tu familia, tus amigos, desde los más cercanos, hasta la Patria en la que vivís’, la Patria que es el desafío para poder transformar la realidad, con vocación de servicio”.

Card. Mario Aurelio Poli (Buenos Aires y vicepresidente de la CEA): “Lo asombroso es que Él se quedó entre nosotros y se deja encontrar en cada hermano que necesita ayuda. En estas fiestas no olvidemos al pobre y al enfermo que tenemos cerca. Entonces, Dios entrará en tu casa y bendecirá tu mesa”.