Iglesia al día

" Cada uno de nosotros es una historia de amor de Dios. A cada uno Dios nos llama y nos conoce por el nombre, nos mira, nos espera, nos perdona, tiene paciencia con nosotros. "
Papa Francisco (Audiencia General, 17/5/2017)

La Iglesia Nuestra Señora del Rosario y San Benito de Palermo, en el sitio de Paysandú (1865)

2015 02 06 Defensa Paysandú iglesia

El 2 de febrero de 2015 el Correo Uruguayo emitió dos sellos conmemorativos de los 150 años de la Defensa de Paysandú. En uno de ellos puede verse una fotografía de la iglesia matriz de la ciudad, en ruinoso estado.
La defensa y caída de la ciudad de Paysandú es un episodio que se ubica en la agitada historia del siglo XIX uruguayo.
El 19 de abril de 1863 Venancio Flores, caudillo del Partido Colorado se levanta contra el gobierno de Bernardo Berro, con respaldo del presidente argentino y del emperador de Brasil.
A principios de 1864 intenta poner sitio a la ciudad de Paysandú, bastión del Partido Nacional o Blanco, lo que recién consigue a fines de ese año, con el apoyo de la flota naval brasileña, comandada por el Marqués de Tamandaré.
Los defensores de la ciudad eran poco más de mil hombres con insuficiente armamamento, bajo el mando de los coroneles Leandro Gómez y Lucas Piriz.
Después de los ultimatum enviados por Flores y por Tamandaré, que encontraron la respuesta negativa de Gómez, se inició el bombardeo desde los barcos brasileños.
La situación de la ciudad se volvió rápidamente crítica, lo que precipitó su rendición. Lucas Piriz ya había muerto y Leandro Gómez y sus oficiales fueron fusilados el 2 de enero de 1865.

2015 02 06 Defensa Paysandú iglesia FOTO

En el bombardeo fue severamente dañada la iglesia parroquial Nuestra Señora del Rosario y San Benito de Palermo, hoy basílica menor.
Como puede apreciarse en la foto, la iglesia se encontraba en construcción (véanse los andamios a la derecha de quien mira). El dibujo del sello emitido el Correo Uruguayo parte de la misma fotografía, agregando las torres, como reconstruyendo lo que el bombardeo habría destruido. Sin embargo, es posible que las torres todavía no estuvieran terminadas (suele ser la última etapa de la construcción de una iglesia) lo que no quita que los daños fueron grandes.
“La Basílica” como la llaman los sanduceros, es un muy querido símbolo de la ciudad.