Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios La Iglesia Católica y su defensa de clase

LA REPUBLICA |

http://www.republica.com.uy/la-iglesia-catolica-y-su-defensa-de-clase/578482/

Por Gustavo González, Analista

La ofensiva que la institucionalidad de la Iglesia Católica lanza en estos momentos en el país, llama la atención en un país que se precia de tener un estado laico.

No tiene porqué haber ningún tipo de privilegio para la Iglesia católica y su enseñanza, ninguno y sin embargo lo tienen y muchos.

La población debe de saber que nuestro Estado renuncia fiscalmente a una suma anual de 200 millones de dólares con el cual se subsidia la educación privada. Si alguna duda existe sobre esto, basta con entrar en la web de la DGI para constatar el cúmulo de exoneraciones que la enseñanza privada tiene en el país.

Según Pasturino, estudioso del tema educativo, dichas prebendas vienen desde la Constitución de 1919, pacto realizado entre el Partido Nacional y Colorado desde 1916.

Demás está decir que nosotros debemos de preservar ante todo la educación pública, porque en definitiva es la que garantiza la enseñanza a las inmensas mayorías del país. Por lo tanto, toda la ofensiva desatada por la institución Iglesia y sus obispos es una ofensiva de defensa de una clase social en particular, no precisamente de los más pobres.

Como nunca la Iglesia tiene tanto protagonismo en el país, cuestión nefasta, ellos pueden creerse los elegidos de un Dios, pero no el de todos, en este país se profesan distintas religiones y por tanto todas deben de tener el mismo tratamiento, que debe de estar totalmente al margen del Estado laico.

Las supuestas donaciones, las que fueron correctamente denunciadas por la diputada Gelman, son reales y solo sirven para exonerar de impuestos a grandes empresas. Pueden seguir haciendo donaciones todas las veces que quieran y a quien quieran, pero no para zafar de pagos al Estado.

Soy respetuoso de cuanta creencia religiosa pueda haber, pero también quiero ser respetado en mi condición de ciudadano de un país laico, duela a quien le duela.

Tengo amigos y amigas cristianas, umbandistas y musulmanes, y a todas y todos los respeto por igual, pero otra cosa es lo que hoy la institución Iglesia Católica dice defender.

Hoy no están defendiendo a los más humildes como seguramente creen que pregonaba Jesús, hoy están defendiendo a los que según la propia Biblia dice que será más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja que un rico entre al reino de Dios.

Estoy seguro que un cura como Monseñor Romero (salvadoreño) estaría de acuerdo con Macarena Gelman.