Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios La Iglesia Católica uruguaya está en crisis económica y solicita ayuda a sus fieles

EL MUNDO |

http://www.elmundo.es/internacional/2015/07/19/55abd4e446163f98538b4570.html

Lanza una campaña de colaboración denominada ‘Iglesia de Todos’

Campaña Iglesia de Todos

Uruguay es el país con mayor cantidad de agnósticos de Latinoamérica y al mismo tiempo es una de las regiones que comienza a sentir el rigor de las dificultades económicasdespués de muchos años de bonanza. La Iglesia Católica no está exenta de estos problemas tan mundanos, y lanzó una campaña de colaboración denominada ‘Iglesia de Todos’, con la cual solicita la ayuda económica de los fieles para poder subsistir.

“Esta campaña nace como respuesta a las necesidades de nuestra Archidiócesis. Las obras de nuestra Iglesia son de todos y contribuyen a una sociedad mejor. La iglesia tiene gastos diversos de los cuales tres son esenciales y los invitamos a afrontar entre todos: la formación de nuestros seminaristas, el mantenimiento de los sacerdotes ancianos y enfermos, y una ayuda efectiva a las parroquias más necesitadas”. Así se documenta la necesidad de iniciar esta campaña que fue lanzada en la capital uruguaya por parte del arzobispo de Montevideo, cardenal Daniel Sturla.

La petición de ayuda se sustenta en la palabra de Sturla. “Cuando asumí el año pasado me encontré con una iglesia muy bonita, pero con una realidad económica muy difícil y un déficit importante, ya que lo que recibía la Archidiócesis no le da para cubrir sus gastos fundamentales”. Tratando de disminuir el déficit, Sturla nombró al Contador Pablo Coimbra (a la vez sacerdote) como ecónomo de la Archidiócesis, buscando soluciones terrenales que aliviaran las penurias económicas.

“Hemos mejorado, pero aún falta”, dijo Sturla. “Para cubrir gastos importantes, la Iglesia necesita ayuda de sus fieles y de otros uruguayos que se sientan motivados por lo que la Iglesia realiza en Uruguay”.

La autoridad católica uruguaya hace mención de aquellas obligaciones que tiene la institución. Solamente en el área metropolitana de Montevideo los católicos deben afrontar el gasto de 83 parroquias, 95 capillas, 78 colegios católicos, 2 escuelas de profesionales, la Universidad Católica, la de Montevideo, 6 residencias universitarias, 2 para jóvenes trabajadores, 23 obras sociales, campos deportivos y hogares para menores. A esto se le suma un pago que la Iglesia efectúa a cada sacerdote de 50 euros al mes, considerado “ayuda irrisoria” por el delegado del Papa Francisco en el país.

Si bien la campaña de colaboración económica no tiene antecedentes inmediatos, se recuerda una de características similares implementada en el año 1919. Ahora, en 2015, las formas de colaboración son más diversas que a principios del Siglo XX. Bancos nacionales e internacionales, tarjetas de crédito, débito mensual en la factura de telecomunicaciones, colectivos en redes de cobranza. Mediante una página web, la Iglesia Católica presentó la campaña que también tiene visibilidad en medios de comunicación electrónicos y donde se hace especial mención de las obras que mantiene el colectivo religioso.