Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios La Federación Rural está alarmada [refiere a la Iglesia Carólica]

LA DIARIA |
https://ladiaria.com.uy/articulo/2018/5/la-federacion-rural-esta-alarmada/

Gremiales advirtieron por “profunda crisis económica” del “campo” y el “deterioro” de valores.

La declaración final del 101º Congreso de la Federación Rural (FR), realizado en Dolores, fue distinta a las de años anteriores. No incursionó sólo en temas vinculados directamente con la producción: con un tono similar al de los mensajes de Un Solo Uruguay, se habló de pérdida de competitividad, de costos altos y de endeudamiento, pero también de inseguridad, educación y “cultura agro”. De hecho, la gremial organizó tres paneles que abordaron esos temas, en los que participaron, entre otros, el senador colorado Pedro Bordaberry, el fiscal de Corte Jorge Díaz e integrantes de Eduy21.

En los discursos y en la declaración final también quedaron plasmadas estas preocupaciones. La FR expresó que “alarma el constante deterioro de valores fundamentales, que hacen que tengamos una sociedad cada vez menos segura, con hechos cada vez más aberrantes que lamentablemente ya no despiertan asombro por su magnitud y frecuencia”.

Juan Ángel de la Fuente, presidente de la Asociación Agropecuaria de Dolores, aseguró en la apertura del congreso que los productores agropecuarios viven en el “modo cultura agro”, que significa “reafirmar los valores sobre los cuales se funda el Uruguay”: amor por la tierra, trabajo, esfuerzo, esperanza, humildad y resiliencia. Lamentó que los jóvenes ya no quieran estar en el campo. “Acordémonos de nuestras mujeres también, la mujer compañera de la familia que apoya a su marido como productor agropecuario”, definió. Finalmente, instó a “la ciudad” a “entender e involucrarse en los proyectos productivos”. “No estamos de rodillas; que lo entienda el gobierno: estamos más fuertes que nunca defendiendo lo nuestro”, concluyó.

Por su parte, el presidente saliente de la federación, Jorge Riani, expresó su preocupación por el “deterioro de la educación pública, otrora orgullo nacional”, y confesó que está “horrorizado” por la cantidad de hurtos y rapiñas. Además, se mostró de acuerdo con el pronunciamiento de la iglesia católica sobre la fragmentación social: “Somos partidarios del nacionalismo, y no del divisionismo; de la familia como base de la sociedad; de fomentar el amor por el trabajo”. Lamentó que los gobiernos del Frente Amplio “convencieron a los uruguayos de que tenemos muchos derechos, y no obligaciones, y eso es un terrible legado para el futuro”. “Necesitamos cambiar esta realidad y volver al Uruguay de antes, con otros valores”, reclamó.

Más cerca de Un Solo Uruguay
El Congreso eligió a Miguel Sanguinetti para presidir la federación, quien ya había asumido ese cargo en 2011 y hasta este fin de semana era vicepresidente de la gremial. Sanguinetti ha sido el representante de la FR que asistió con mayor asiduidad a las convocatorias de Un Solo Uruguay y en sus discursos el fin de semana dejó clara esa sintonía. “Con el movimiento Un Solo Uruguay, quiero mayor coordinación y un trabajo en conjunto”, aseguró, según El País. “Es un movimiento de muchísima gente de diferentes rubros que piensa que Uruguay tiene que ser diferente, que piensa que el sistema político se tiene que manejar diferente”, valoró.

La FR opinó en su declaración que “el campo uruguayo está inmerso en una profunda crisis económica, producto de la baja competitividad y el alto endeudamiento, agravada por una situación climática adversa”. “Queremos un país más educado, más seguro, donde no exista la división campo-ciudad porque los problemas nos afectan a todos”, concluye la declaración final.

La baja de los costos de producción fue un reclamo recurrente en el congreso. “Las cuentas nos tienen que dar, esto es un negocio”, argumentó De la Fuente. “No hay que tener temor a decir que nos gusta ganar dinero; hacemos esto porque es un negocio, nos gusta ganar dinero. Ahora, también he sentido criticar: ‘Ah, el agro cuando le va bien no critica, no hace nada’. Obviamente, yo voy al médico cuando me siento mal, no cuando me siento bien”, agregó. Dijo que Uruguay es un país caro para producir y aseguró que en los países con agricultura de primer nivel hay baja carga tributaria, seguros, subsidios y créditos especiales. “Nosotros no contamos con ninguna de esas herramientas”, lamentó. “El gobierno nos tendría que hacer un guiño”, reclamó.

A su turno, Riani aclaró que los productores no están pidiendo que se les condonen las deudas, sino que se les permita “diferir obligaciones, sobre todo en el caso de la soja”, que por la mala cosecha se teme que entre en cesación de pagos.

Al congreso asistieron legisladores del Partido Nacional y el diputado frenteamplista Enzo Malán. También concurrió y dio un discurso el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech. El jerarca comentó a la prensa que en otros congresos de la FR hubo más reclamos al gobierno y destacó “la cantidad de acciones” que tomó el gobierno en apoyo al sector agropecuario. “Estamos en un país libre, se puede reclamar”, declaró. Admitió que hay “dificultades” con el déficit fiscal, pero remarcó que el país está “lejos de estar en una situación mala”. “Solamente miremos la región: no es así”, subrayó.