Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

Noticeu La falta de sentido y de amor a la vida son los principales problemas de la sociedad uruguaya según el Arzobispo de Montevideo

 cardenalmensaje-e1469128347891

El problema fundamental del Uruguay es que “muchos compatriotas no encuentran sentido a su vida”, subrayó el Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla, al ser entrevistado por “Carmelo Portal”, el pasado sábado 16, en el marco de su visita por la Fiesta Patronal de Carmelo en el Bicentenario de la ciudad.

Las luces y sombras de la sociedad uruguaya, el aporte de la Iglesia y las denuncias por abuso a menores, fueron algunos de los temas sobre los que profundizó el Cardenal Sturla de la mano del periodista Miguel Guaraglia .

Consultado sobre la coyuntura en Uruguay, el Arzobispo destacó que “siempre hay que ver las cosas positivas”, y que es necesario evidenciarlas para los chicos y jóvenes. La posibilidad de diálogo político, el bajo nivel de corrupción comparado con el resto de las naciones de América Latina y el gran sentido de igualdad que se experimenta en la sociedad, son algunos de los aspectos positivos reconocidos por el Arzobispo de Montevideo.

Analizando algunas sombras de la sociedad uruguaya señaló el problema de una  fragmentación social ostensible que se refleja en la pobreza infantil y  en la falta de soluciones para la educación, factores que considera “trancazos para que el Uruguay pueda salir adelante en esta materia”. En este sentido, opinó que muchas veces “no se pone en el centro al chico; y sobre todo al más pobre, al que tiene menos posibilidades”.

“EN URUGUAY NO QUEREMOS TANTO LA VIDA”

Pero el problema fundamental del Uruguay a juicio del Cardenal es que “muchos compatriotas no encuentran sentido a su vida”, de lo que se derivan otros problemas tales como la violencia en la familia, en el deporte, la droga, la altísima tasa de suicidios y la baja tasa de natalidad, que “nos hace ver que en Uruguay no queremos tanto la vida”.

El Cardenal dijo que la aprobación de la ley del aborto “es una manifestación de un país que no ama a la vida y que no encuentra su belleza, que para los cristianos es un don de Dios a custodiar. Cuando logramos encontrar el componente religioso de la vida esta se hace más fácil de custodiar y amar”, puntualizó.

Consultado sobre la legalización de la venta de marihuana, el Arzobispo opinó que “a veces la prohibición no logra lo que se quiere” y  resaltó la necesidad de implementar “una campaña en serio para que los chicos no caigan en ese terrible flagelo”. Recordó, en este sentido, el caso de la lucha contra el tabaquismo, que en nuestro país fue exitosa.

“Nos llena de dolor y de vergüenza que haya habido sacerdotes que hayan podido abusar de menores”, dijo el Cardenal al abordar el tema de las recientes denuncias. “Uno pensaría que jamás podría darse algo así en un sacerdote por su formación, por su educación, por el llamado de Dios, pero se dio”, dijo.

Admitió que “antiguamente la Iglesia actuó mal, muchas veces ocultando ese tema, como lo hace una familia también”, pero aseguró que “desde hace al menos 10 años la Iglesia sabe perfectamente cómo actuar en estos casos”.

Aclaró, asimismo, que se están “tratando de asumir y aplicar políticas preventivas para que nunca más en una institución de la Iglesia sucedan estos hechos. Y mucho menos que haya sacerdotes que puedan cometer abusos a menores”.
LA IGLESIA EN URUGUAY HOY

En otro pasaje de la entrevista, el Cardenal destacó que “la Iglesia está presente en todo el Uruguay con parroquias, templos, capillas y también en una infinidad de obras educativas y sociales, donde también se manifiesta el amor de Dios, la cercanía a los más pobres”. El Arzobispo La Iglesia no sólo se manifiesta de forma institucional, sino que lo hace también a través de “muchos cristianos que prestan servicio. En el Hospital Pereira Rossell hay un grupo vinculado a la capilla del hospital, donde desde hace 40 años preparan ajuares para los chicos más pobres, para los que nacen en situaciones delicadas. También visitan y acompañan a la gente” ejemplificó.

En base a la crónica de Camilo Genta publicada en http://www.arquidiocesis.net/la-falta-de-sentido-el-problema-fundamental-de-uruguay/