Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios La despenalización del aborto ya se convirtió en ley

SUBRAYADO |

Con 17 votos a favor y 14 en contra, el proyecto que despenaliza el aborto recibió en el Senado sanción definitiva este miércoles. Ya se había votado en Diputados.

La Cámara de Senadores aprobó este miércoles el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo por mayoría: 17 votos a favor y 14 en contra.

La iniciativa promovida por el diputado del Partido Independiente, Iván Posada, ya tenía media sanción de la Cámara de Representantes.

Con los votos del Frente Amplio y la oposición de blancos -con la excepción de Jorge Saravia- y los colorados, el Senado convirtió en ley este miércoles la iniciativa.

El senador oficialista, Luis Gallo, argumentó a favor de la ley “porque prohibiendo un aborto se está obligando a la mujer a ser madre”.

“La mujer tiene derecho de no querer hacerlo por múltiples razones que son válidas para ella. No se puede imponer opciones de vida”, enfatizó Gallo.

El senador de Concertación Republicana Nacional (PN), Jorge Saravia, había anunciado su apoyo a la norma. Destacó que respeta la postura contraria de su partido pero que acompañaría la despenalización de aborto.

El nacionalista Sergio Abreu agrumentó razones jurídicas, éticas y religiosas para votar en contra. Entiende que va en contra de tratados internacionales suscritos por Uruguay como el Pacto de San José de Costa Rica sobre todo por la teoría que indica que la vida es a partir de la concepción.

“No creo que esta sea una solución a ninguno de los problemas sociales que aquejan al país, sobre todo, el de las clínicas abortivas clandestinas” criticó el legislador.

También en contra se manifestó en sala el colorado Alfredo Solari, quien también fuera ministro de Salud Pública. “Apuramos para abortar, pero no apuramos para adoptar. Y eso habla de cuáles son los valores que priman en una sociedad. Estamos privilegiando la muerte por encima de la vida”, sostuvo Solari.

El Partido Colorado votó en bloque contra esta ley, pese a que uno de sus senadores, Ope Pasquet, estaba a favor. Pasquet dijo que por “disciplina partidaria” acompañaría la decisión de su sector y votaría en contra.

En definitiva, hubo 17 votos a favor de despenalizar el aborto (en ciertas condiciones) y 14 votos en contra. Los 16 senadores del Frente Amplio y Saravia, del Partido Nacional, votaron a favor. El resto en contra.

Antecedentes. Cuatro años atrás, en noviembre de 2008, la Cámara de Senadores sancionaba la ley de salud sexual y reproductiva con 17 votos frenteamplistas a favor y 13 en contra.

El proyecto llegaba a la Cámara alta con la amenaza de excomunión de la Iglesia Católica y con la advertencia del veto del entonces presidente de la República, Tabaré Vázquez, hecho que se dio tres días después de la votación en el Senado con la única firma de la ministra de Salud Pública del momento, María Julia Muñoz.

El proyecto de ley tendría que esperar una próxima legislatura. Fue así que la asunción de José Mujica abrió esperanzas de un nuevo impulso y con la promesa del mandatario de no vetar ninguna inicitativa que provenga del Parlamento.

En diciembre de 2011, el Senado aprobó un proyecto para despenalizar el aborto en las mismas condiciones que la ley vetada por Vázquez.

Se habilitaba a la mujer a decidir la interrupción de su embarazo durante las 12 primeras semanas de gravidez alegando situaciones de penuria económica, familiares, de edad o por razones de salud.

Pero así el proyecto no encontraría los votos en Diputados. Con la oposición del legislador frenteamplista, Andrés Lima, este año hubo que buscar votos en otro sector.

El legislador del Partido Independiente, Iván Posada, puso condiciones para inclinar la balanza a favor de la despenalización.

Es por ello que el proyecto de ley incorporaba una novedad: antes de interrumpir su embarazo la mujer debe ser asesorada por un equipo multidisciplinario para ratificar su voluntad.

Alcanzado el acuerdo, el 26 de setiembre pasado se aprobó el proyecto en Diputados. Esta modificación no conformó a las organizaciones pro aborto legal, ya que consideran que la ley humilla a la mujer al tener que justificar ante un tribunal su decisión.

El primer proyecto de despenalización fue presentado por Víctor Vaillant en 1985. El debate social y parlamentario llevó más de veinte años en los cuales fueron presentados seis proyectos de ley.