Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios La bendición evangélica, otro capítulo del choque entre Lima y el FA

ECOS. LA |
http://ecos.la/UY/9/actualidad/2018/10/17/27627/la-bendicion-evangelica-otro-capitulo-del-choque-entre-lima-y-el-fa/

El intendente de Salto y la fuerza política que lo aupó están casi divorciados. Lo del pastor fue “una perla más”. Tratan el tema el lunes.

“El intendente cada tanto se manda una. Cada tanto salta con una sorpresa. Y para peor, una sorpresa de las malas. Allá él y su forma de hacer política”. Con estas palabras, el secretario político de la salteña Agrupación Humanista Armando Aguirre, Felipe Mutti, frenteamplista, definió a ECOS una nueva “sorpresa” del intendente Andrés Lima, también frenteamplista. Este fue bendecido en su despacho el sábado por el pastor pentecostal Valdir de Souza, “el hombre sin lengua que habla”. Y esto generó una tormenta política que trascendió los límites del departamento.

Es una tormenta política que es, por ahora, más que nada ruido. La Mesa Política del Frente Amplio en Salto recién se reunirá el lunes. En todo caso, es un capítulo más del divorcio entre el jefe comunal y su partido. De hecho, Lima, que fue fundador de la Agrupación Humanista, la lista 888, se fue de ese sector en setiembre del año pasado. Dentro del Plenario Departamental del FA, Lima no tiene un sector que lo respalde, lo que haría muy difícil, casi imposible, una eventual reelección.

Y en la Junta Departamental de Salto todavía no hay ningunos movimientos tendientes a analizar algo que se considera una posible violación a la laicidad. El legislativo departamental se reúne este jueves, pero el tema no ha sido tratado por ninguna comisión, según dijo a este portal su presidente, el edil colorado Alberto Subí. “Más allá de lo que se ha dicho en las redes, hasta este momento (miércoles al mediodía) no llegó ningún reclamo”, expresó.

La integración de la cámara también refleja la interna política local: el FA comenzó la legislatura con 16 ediles y hoy tiene 9 o 10 (cinco se fueron al Partido de la Gente, uno al Partido Colorado y otro se define independiente).
La Lista 888 pedirá que la visita y bendición de De Souza al intendente en su despacho esté incluido en el orden del día de la reunión del FA en Salto del lunes. “Ahí se considerará algo, pero todo el mundo está de acuerdo con que no puede hacerse algo así en un edificio público. Está la Constitución, está la laicidad… no, no está bien. Sé que el intendente sacó una nota, pero no está bien”, indicó Mutti.

Descargos y cargos

En su cuenta en Facebook, el intendente Lima expresó el martes que cada semana recibe a organizaciones de distinto tipo, “algunas de ellas con planteos concretos hacia la Intendencia y otras simplemente ser recibidas a los efectos de transmitirnos información de sus actividades o su trabajo en el medio”. De Souza estuvo este fin de semana en Uruguay en eventos organizados por el Ministerio Evangelístico Tiempo de Victoria.

“Más allá de mi creencia religiosa, hemos recibido a católicos, protestantes, evangélicos y umbandistas y en todas las ocasiones con el más profundo respeto los hemos escuchado, finalizando las mismas con augurios por parte de ellos, de tener una buena gestión; despidiéndonos con un apretón de manos, un abrazo o en algún caso, solicitan realizar una oración de bendición, en agradecimiento de haber sido recibidos y escuchados. En ocasión de haber recibido a integrantes del Ministerio Evangelístico Tiempo de Victoria, eso fue lo que ocurrió”, concluyó el jefe comunal.

Una nota de Búsqueda de agosto de 2016 definía a Lima como un asistente a la Iglesia Evangélica. Esto no sería algo del todo bien visto por dirigentes del Frente Amplio a nivel nacional por motivos también políticos. En Brasil, donde surgieron los movimientos evangélico-pentecostales como la Iglesia Universal del Reino de Dios (más conocido como “Pare de sufrir”), estas agrupaciones religiosas han sostenido la candidatura presidencial del ultraderechista Jair Bolsonaro.

El secretario general de la Intendencia de Salto, Fabián Bochia, se manifestó en la misma sintonía que el jefe comunal. “Fue una acción religiosa de gente que agradece una gestión como sabe. Algunos agradecen con un diploma o una nota, ellos agradecen con una bendición. No es nada más que eso”, le dijo el jerarca a ECOS.

¿Y qué había que agradecer? Según Bochia, cuando se organiza un evento en Salto donde no se cobra entrada se libera de costo. “Esto corre para todo tipo de actividades”, precisó. Según el portal local Tiempo de Noticias, los pentecostales accedieron de forma gratutia al Ateneo de Alto para su evento, así como –en base a “información extraoficial”- un televisor led y una eventual exoneración tributaria del local que tienen en la ciudad. Bochia no pudo confirmar esa versión. “No estuve en la reunión”.

El encuentro fue conocido porque el propio pastor subió a las redes la imagen de la bendición. Esta fue eliminada al rato, pero no antes de que fuera viralizada.

“Nosotros tenemos un gran respeto a la religiosidad de la gente. Al Frente Amplio acá lo votaron miles de personas, de diferentes creencias. No hay un culto oficial. El intendente también fue a la asunción del arzobispo (Miguel) Gil y no por eso es católico”, añadió Bochia. Aun así, el jerarca reconoció que ese evento fue en la Catedral de Salto y no en el despacho del intendente.

En la Junta Departamental, el presidente Subí espera que alguna comisión se expida. Sin embargo, para este edil colorado la reacción fue clara y unánime: “Todos quedamos con la boca abierta”.

El diputado colorado Ope Pasquet fue uno de los que dijo que el intendente “no respeta” la laicidad y habló de “invasión” del despacho oficial. Legisladores frenteamplistas como Manuela Mutti –diputada por Salto- y Oscar Groba también cuestionaron este hecho. El diputado blanco Gerardo Amarilla, de fe evangelista, fue uno de los pocos que defendió al jerarca.

Cruces

En Salto, la lista de choques entre el Intendente y el FA es larga. El nombramiento de determinados cargos de confianza en detrimento de otros, presuntas irregularidades en la distribución de ayudas a víctimas de inundaciones e incluso el sorteo que impulsó el jerarca a través de su cuenta de Instagram de una estadía en las cabañas oficiales, abonaron el escozor y los alejamientos. Días atrás, la Mesa Departamental del FA reafirmó su “visión crítica sobre la conducción de las responsabilidades municipales nombradas por el intendente”.

En buen criollo, si bien reconocen la potestad del intendente de nombrar a su personal de confianza, piden que esto ocurra en consenso con el FA, estar en sintonía con el “acuerdo político”, la “línea política” del partido y que mantengan “una conducta política y ética acorde a los cargos que ocupan”.

Para Felipe Mutti, el “clientelismo político similar al que realizaban los partidos tradicionales” más “la conducta de algunos jerarcas” fueron lo que provocara esta situación cercana al divorcio entre el FA y Lima. “Esto (lo de los evangelistas) es una perla más. Tendríamos que estar de fiesta y estamos cuestionando a un compañero con actitudes jodidas”.