Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

Noticeu Procesión de Corpus e inicio del Año de la Fe en la Arquidiócesis de Montevideo

La Arquidiócesis de Montevideo iniciaría el Año de la Fe el próximo 21 de octubre con una Procesión Eucarística y posterior Misa en la Catedral presididas por el Arzobispo, Mons. Nicolás Cotugno.

La procesión saldrá a las 16 hs desde la Iglesia Nuestra Sra. del Carmen (Cordón)  dirigiéndose hacia la Catedral Metropolitana donde se celebrará la Eucaristía.

“Es un día para testimoniar la alegría de nuestra fe, reafirmar nuestro sí a la vida siguiendo al que es Vida en plenitud, y unirnos a las intenciones del Santo Padre por esta celebración que llena de júbilo a toda la Iglesia”, enfatiza Mons. Cotugno en una carta dirigida a la comunidad arquidiocesana.

“Queremos, como Iglesia de Montevideo, proclamar nuestra fe en Jesucristo Resucitado, presente en el Sacramento del altar, Pan para la Vida del mundo. En cada Eucaristía reconocemos en el pan y vino consagrados el SACRAMENTO DE NUESTRA FE. Queremos dar testimonio de nuestra fe en la presencia real y viva de Jesús en nuestra ciudad, en MONTEVIDEO EUCARÍSTICA, como la hemos presentado en nuestra consagración a Cristo resucitado”, señala el Arzobispo.

La invitación está dirigida a las comunidades parroquiales, movimientos y asociaciones, colegios católicos, integrantes de la vida consagrada, y a todos los fieles en general.

Compartimos el texto de la invitación del Arzobispo de Montevideo, Mons. Nicolás Cotugno:

Montevideo, 1 de octubre de 2012.
“Señor, alimenta nuestra fe”

A todos los fieles de la
Arquidiócesis de Montevideo.

Queridos hermanos, queridas hermanas:

El Santo Padre Benedicto XVI ha convocado a toda la Iglesia para celebrar el AÑO DE LA FE. Esta convocatoria coincide con la memoria de dos acontecimientos importantes: los cincuenta años de la apertura del Concilio Vaticano II, y los 20 años de la promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica.

Será sin duda un tiempo de gracia y bendición, donde todos estamos llamados a renovar y a expresar nuestra fe, de modo personal y comunitario.

El Papa inaugurará solemnemente en Roma el Año de la Fe el próximo jueves 11 de octubre, e invita a todas las diócesis del mundo a tener una fecha significativa para dar comienzo a las celebraciones propias de este año.

En nuestra Arquidiócesis esto tendrá lugar el próximo domingo 21 de octubre, con la PROCESIÓN EUCARÍSTICA, y posterior celebración de la Misa en la Catedral Metropolitana.

Queremos, como Iglesia de Montevideo, proclamar nuestra fe en Jesucristo Resucitado, presente en el Sacramento del altar, Pan para la Vida del mundo. En cada Eucaristía reconocemos en el pan y vino consagrados el SACRAMENTO DE NUESTRA FE. Queremos dar testimonio de nuestra fe en la presencia real y viva de Jesús en nuestra ciudad, en MONTEVIDEO EUCARÍSTICA, como la hemos presentado en nuestra consagración a Cristo resucitado.

Por este motivo convoco a todas las comunidades parroquiales, movimientos y asociaciones, colegios católicos, integrantes de la vida consagrada, y a todos los fieles de nuestra Arquidiócesis, a unirnos, como discípulos y testigos de Jesús, acompañándolo por las calles de nuestra ciudad.

Es un día para testimoniar la alegría de nuestra fe, reafirmar nuestro sí a la vida siguiendo al que es Vida en plenitud, y unirnos a las intenciones del Santo Padre por esta celebración que llena de júbilo a toda la Iglesia.

Saldremos desde la Iglesia Nuestra Sra. del Carmen (Cordón) a las 16 hs. dirigiéndonos hacia la Catedral Metropolitana donde celebraremos la Eucaristía.

Pido a todos los párrocos y responsables de áreas pastorales que den la mayor difusión posible a esta convocatoria, para que todos se sientan especialmente invitados para esta celebración.

Esperando encontrarme con todos ustedes en esta fecha señalada, aprovecho la ocasión para saludarlos con afecto, y enviarles la bendición de Jesús, el Señor Resucitado.

+ Nicolás Cotugno, sdb