Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Jubilar, Impulso y Providencia iniciaron año lectivo

ESPECTADOR.COM |

Comenzaron el año lectivo ayer los liceos Jubilar, Impulso y Providencia, que son centros privados pero gratuitos y que están ubicados en zonas de contexto crítico.

El Providencia inauguró ayer sus actividades, abriendo sus puertas por primera vez para recibir a jóvenes del barrio Casabó. Tiene un horario extendido de 8 a 18Hs. y programó un total de 187 jornadas de clase para este año.

En el Jubilar, que está ubicado en Casavalle y que tiene 10 años de actividad ininterrumpida, comenzaron el año ayer 210 alumnos que cursarán de 1° a 3°.

El Impulso, también situado en Casavalle, empezó ayer el Ciclo Lectivo 2014 con la incorporación de 100 nuevos estudiantes que cursarán primer año. Será el segundo año de funcionamiento para esta propuesta, que trabaja con jóvenes de contexto socioeconómico crítico y que funciona con becas financiadas en base a donaciones.

El próximo lunes comenzarán sus clases otros 100 jóvenes que ya cursaron el año inicial de ciclo Básico el año pasado, en lo que fue la primera experiencia para este liceo, según explicó a En Perspectiva el director académico de Impulso, Fabricio Patritti.

“Esta semana arrancan los de primer año, con las diez horras corridas y todo el currículum ya establecido, y la semana que viene ingresan nuevamente los que estuvieron en el verano, que son los de segundo y que tuvieron 15 días de vacaciones. Así arracan los 200 de primero y segundo, todo el grupo completo”.

En la práctica, los que cursaron primer año en 2013 debieron concurrir al liceo durante casi todo el verano. Entre el 11 de enero y el 7 de febrero tuvieron actividades extracurriculares y de acompañamiento, aspectos fundamentales para la propuesta, según Patritti.

“Un centro educativo que pretenda ser de calidad no puede darse el lujo de tener alumnos preadolescentes y más en el contexto en que nosotros trabajamos, de alguna manera sin contacto y acompañamiento por tres meses como sucede en otros colegios públicos y privados. A mí no me gusta esa confrontación con lo público, a lo que jamás me atengo, por eso digo públicos y privados”.