Iglesia al día

" "María guía a los fieles a la Eucaristía" "
Peregrinación Nacional Virgen de los Treinta y Tres 2019

La Iglesia en los medios Jorge Márquez: el Frente Amplio “antivalores” podría ser “derrocado”

ECOS. LA |
https://ecos.la/9/actualidad/2019/10/22/37158/jorge-marquez-el-frente-amplio-antivalores-podria-ser-derrocado/

El líder de la Iglesia Misión Vida destacó que la izquierda se enfrenta a una serie de candidatos en armonía con los valores cristianos.

A mediados del siglo pasado Uruguay comenzó a tener una serie de barreras para lograr su estabilidad social, económica y política. La dinámica se sorteaba entre grupos extremistas armados, caos económico y político.

Así, se desembocó a mediados de 1973 en una dictadura cívico-militar, que resultó en violaciones a los derechos humanos, cercenamiento de libertades políticas y un terrible saldo de “más de 6000 desapariciones forzadas”.

A principios de la década siguiente, pequeños pasos comenzaron a darse en el establecimiento de la democracia. Consultas, acuerdos, un plebiscito y mesas diálogo llevaron a los uruguayos al convencimiento de no soportar más la dictadura. Y en 1985 se dio inicio a una transición democrática y plural en la política uruguaya.

Tradición democrática, voto libre y alternancia del poder fueron los resultados del cese de la dictadura. “Pero no fue sino hasta la aparición del Frente Amplio que la ciudadanía y la familia de este pequeño país se vio atacada en sus convicciones como nación occidental”.

Así lo indicó el “pastor” Jorge Márquez, fundador y conductor de la Iglesia Misión Vida para las Naciones, remarcando que el actual oficialismo lleva quince años en el poder y cuestionando que asumiera una “postura permisiva y complaciente” en determinados temas.

Por ejemplo, en los que respecta al matrimonio entre personas del mismo sexo, la “legalización” de drogas o los “subsidios” a las personas transexuales.

Todos aspectos que, dijo, “encendieron la alarma”en la iglesia cristiana en la sociedad en general.

En una columna de opinión divulgada en el sitio Evangélico Digital, Márquez ubicó a finales de 2001 el inicio de una “campaña agresiva” con “políticas anti valores, en consonancia con el Foro de San Pablo y las directivas de organismos internacionales respecto de la llamada ideología de género”.

Es así que, recordó, en diciembre de ese año fue aprobada la ley que despenalizó el aborto. “La primera estocada de muchas”, lamentó.

La “última joya”, apuntó, fue precisamente la ley Integral sobre Personas Trans. Una normativa que “nos convierte en una especie de Sodoma y Gomorra del siglo XXI, que subsidia a través de dineros públicos la autopercepción de género”, dijo. “Un subsidio de las ilusiones o sentimientos”.

Para Márquez, el domingo se vislumbra la posibilidad de que, luego de quince años hegemónicos y con sus fuerzas disminuidas, el Frente Amplio pierda el poder y sea “derrocado”.

Destacó en ese sentido la “unión tardía” entre distintas organizaciones “pro vida”, partidos políticos, organizaciones e iglesias que “dieron un paso al frente” para dar una respuestas ante esta política.

Específicamente mencionó a los diputados nacionalista Álvaro Dastugue y Gerardo Amarilla, ambos evangélicos, o al católico Carlos Iafigliola.

Márquez resaltó la “ampliación” del escenario electoral a partir de la llegada de nuevos protagonistas.

En particular el ex comandante en Jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, destituido por el gobierno en marzo y luego convertido en candidato presidencial por Cabildo Abierto.

Con el 10% de los votos, según las últimas encuestas, su presencia en el Parlamento aparece segura.

“Se estima que un buen porcentaje de cristianos lo votará en las próximas elecciones”, aseguró.

Márquez comparó a Manini con lo que sucede en Argentina Juan José Gómez Centurión, candidato del Frente NOS.

También con Cynthia Hotton, ex diputada de “Valores para mi país”.

El “pastor” describió a Manini como de extracción católica y un “claro portavoz de los derechos de la vida y la familia”, y la gran sorpresa política de estas elecciones.

También mencionó a Juan Sartori, que para algunos representa la renovación del Partido Nacional y que se ha posicionado en segundo lugar en esa interna.

Allí señaló que el dirigente contó con una “sólida alianza de iglesias evangélicas”, lo que a su entender permitirá a las organizaciones “pro vida” tener una mayor participación en el “aporte de luz para la conciencia del pueblo uruguayo”, considerando la política como un “territorio misionero no alcanzado”.