Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Jorge Barrera: el penalista manya del Opus Dei que vota a Novick

ECOS.LA |

“Yo no veo patrulleros en las calles”, dice el abogado, y afirma que el país debe avanzar con gestión y no con discursos.

Por Magdalena Herrera

En vez de enojarse con el tránsito, hace el trayecto hacia su estudio conversando con “su amigo”: Dios. Creyente ferviente, carbonero rabioso y penalista de temer, Jorge Barrera (48 años) habla de la inseguridad, de hacinamiento en cárceles, de la situación en Peñarol, del Opus Dei y de casos que le duelen como el de Lola Chomnalez.

-¿Cómo fue tu infancia?

-Me crié en una familia de trabajo de Minas. Fui a la escuela pública 2 hasta cuarto de escuela. Viví esa infancia del interior en la que nos dejaban las botellas de leche en la puerta y el zaguán quedaba siempre abierto. Luego nos vinimos para Montevideo donde hice quinto y sexto en la escuela Noruega, en la calle Pereira.

-Clase social media.

-Trabajadora, pero con dos valores muy claros que me han marcado: la cultura del trabajo y el buen humor como oposición al resentimiento. Uno puede afrontar momentos de dificultades económicas, que las vivimos, pero con alegría. Mi casa estaba impregnada de esos valores que, con otros que fui adquiriendo, son los que intento vivir hoy que tengo mi familia.

-¿Por qué derecho penal? ¿Tenías alguien en la familia abogado?

-No, mi padre para dar una formación a sus dos hijos debió dejar de estudiar. Fui al Seminario y ya sabía que quería ser penalista.

-Ya había empezado el amor por Peñarol.

-Es un sentimiento que comenzó en mi niñez.

-Con un padre de Nacional.

-Mi padre trabajaba todo el día entonces la influencia de mi madre, abuelos y tíos, fanáticos de Peñarol, fue decisiva. La primer camiseta que pedí fue la de Mazurkiewicz, la negra número uno. Dormía con ella, creyéndome que un día iba a llegar a ser como el “Chiquito”. Al primer partido que fui de la liga mayor fue a los seis años, en 1974, que ganamos con goles de Morena. Ahí me hice fanático de Morena, que se colgaba en el alambrado entre la América y la Amsterdam. Mi madre me llevaba a la Amsterdam.
Imaginate lo que es para mí, hoy, cuarenta años después, estar todos los martes sentado en una mesa de trabajo al lado de Fernando, que generó gran parte de mis alegrías en la niñez. Es uno de los tantos sueños que en vida se me han cumplido.
“Evidentemente no es la misma Amsterdam que cuando iba yo, que compartíamos la tribuna con Nacional ”

-¿Hoy llevarías a tu hijo a la Amsterdam a ver un partido?

-Sí, lo llevaría. Evidentemente no es la misma Amsterdam que cuando iba yo, que compartíamos la tribuna con Nacional. Me da mucho dolor que en el Uruguay de mi hijo eso es impensable, y no es por la Amsterdam. No es la misma sociedad. ¿Vos dejarías la puerta abierta del zaguán? Ni en Minas hoy. No es la misma Amsterdam, no es la misma Minas, no es la misma sociedad. El tema central está en la pérdida de valores. La degradación que hemos vivido como sociedad está en la pérdida de valores, que pasan por la educación y por el trato con el otro.

-¿En ciertos estratos socioeconómicos o en general?

-Es un gran corte en toda la sociedad. Lo que sí me da pena es que un Jorge Barrera, hace 42 años, en una escuela pública de Minas, proviniendo de una familia de trabajo, tenía él y todos sus compañeros posibilidades ciertas de éxito y ascenso por el nivel de educación y por como estaba conformada la sociedad. Tengo mis grandes dudas que ese Jorge Barrera de seis años, trasladado al hoy, yendo a esa misma escuela, tenga las mismas posibilidades.

Es un tema que como sociedad tendríamos que discutir y rever. Yo fui a escuela pública, sin embargo cuando tomé la decisión de mandar a mi hijo opté por la privada. Solo si analizo los días de clase del año pasado que tuvieron los que concurren a pública y privada, indudablemente existen grandes diferencias.

Uno de los problemas es que ahora se cree que para no estigmatizar a los alumnos, no pueden repetir. El premio debe ser distinto para quien hace el esfuerzo que para quien no, ahí se van moldeando los valores. Por supuesto que hay que atender circunstancias especiales y contemplar para que se equiparen conocimientos, con clases extras.
Pero si no tenemos, como tuve yo en la escuela, valores como la cultura del trabajo, el ascenso social mediante el esfuerzo y el estudio, y que las únicas diferencias sean el talento y el esfuerzo, vamos por un camino equivocado.
“ Lo nuevo es que hay una discusión que está generada por el aumento sistemático de las rapiñas y de los delitos con violencia. Eso repercute en la sociedad y el periodismo refleja esa situación ”

-Educación para combatir la inseguridad. ¿Y mientras?

-Es a largo plazo, hay otras medidas preventivas a corto y mediano plazo que también deberían tomarse. Yo transito mucho por la ciudad y, la verdad, me cuesta ver el patrullaje, no lo veo. ¿Tu viste algún patrullero cuando venías para acá? Quien está sacando las fotos, ¿viste algún patrullero en tu camino al trabajo? Entonces, no es casualidad. Si tu, ella, yo, ninguno vio un patrullero, es que no se está patrullando lo suficiente. Son políticas preventivas que existen en todos lados.

Se habla que aumentar las penas para solucionar parte de la inseguridad, y no es así. Pasa por otros cambios, sociales y culturales.

¿Por qué bajó el consumo de alcohol en el tránsito? Porque hay sanciones administrativas y económicas altas y una política cultural fuerte que funcionó. Hasta mi hijo me dice no fumes, no tomes, y hasta está preocupado por el medio ambiente. Si se lograron cambios importantes en eso, por qué no hacer que un régimen preventivo de patrullaje funcione bien.

Otra gran tema es la situación inhumana y de hacinamiento de las cárceles, reconocida por las autoridades y constatado por los relatores de organismos internacionales. Si no se soluciona el hacinamiento, ¿qué políticas de rehabilitación y educación pueden ser eficaces?

-La inseguridad está movilizando y tensando mucho a la sociedad uruguaya en 2016. ¿Ha cambiado la situación con respecto a 2015?

-No, lo que noto es que tus colegas y tu han tomado una actitud más proactiva en cuanto a la información de estos hechos. Como dice un gran autor a quien admiro, Jesús Juan María Sánchez, estamos viviendo tiempos de derecho penal.

Antes estos temas se discutían en la cátedra, en la facultad, en la academia. Hoy, en cambio, se debaten en los asados, en la mesa. Ahora todos hablan de legítima defensa, de si fue delito o no, etcétera. Lo nuevo es que hay una discusión pública de estos asuntos que está generada por el aumento sistemático en estos años de las rapiñas y de los delitos con violencia. Eso repercute en la sociedad y el periodismo refleja esa situación.

-El gobierno ha criticado mucho las repeticiones de imágenes sobre delitos en los noticieros, o los grandes titulares en diarios. ¿Existe un exceso de noticias policiales en los medios?

-Me parece que si los crímenes estuvieran resueltos nadie criticaría la información. El asunto está cuando uno analiza el porcentaje de hechos delictivos que sucedieron y los que se aclararon. Cualquier ministerio del interior del mundo debería dedicarse más a que esa relación entre crímenes o delitos realizados y aclarados tienda a ser cero, y no estar pendiente de cuanto se habla o no.

-Estos días, uno de los debates tiene que ver con la justicia a propósito del envío a prisión de policías. Hay varias bibliotecas al respecto de juristas que han salido a la prensa. Pero, a grandes rasgos, ¿crees que siempre se imparte justicia por parte de los magistrados?

-Lo primero que tengo para decir es que tenemos jueces muy honestos, en lo intelectual y material. Y es importante sobre todo cuando en ese rubro están siendo muy cuestionados en la región. Me parece que Uruguay tiene un diferencial muy positivo. Los jueces son seres humanos, y como tu o yo, a veces pueden acertar o equivocarse.
“ Lo que pasa es que Peñarol es tan grande que motiva el humor del 70% de los uruguayos. ”

-¿Como la directiva de Peñarol, por ejemplo? Está levantando sentimientos muy encontrados entre sus hinchas.

-Hagamos de cuenta que estamos julio: Julio de 2010, Peñarol campeón uruguayo; julio de 2011, vicecampeón de América; 2012 mal; 2013, campeón uruguayo;2014 mal; 2015 mal, y 2016 campeon uruguayo. Es el cuadro que más títulos ganó. Lo que pasa es que Peñarol es tan grande que motiva el humor del 70% de los uruguayos.

-El 50% dicen algunos.

-Ahhh, hace tiempo que superamos el 50.

Lo que pasa que es que Peñarol ha salido campeón no jugando bien. Pero el fútbol es a resultados. Lo que la historia va a contar de 2016 es que en marzo inauguró su estadio en su aniversario 125, el primer estadio FIFA del país, y que en julio salió campeón uruguayo logrando su título número 50. Por supuesto que lo mejor sería ser campeones en diciembre. Todavía faltan siete fechas.

-La historia también hablará de los técnicos que pasaron.

-Está instalado que Peñarol cambia permanentemente de técnico y por eso ayer hice una estadística. Desde 2000 hasta 2016, Boca tuvo 23 técnicos, River 18, Peñarol 16, Nacional 16, Real Madrid 14. Desde 2009 hasta ahora, Boca tuvo 14, Peñarol 13 y Nacional 13.

Peñarol y Nacional tuvieron la misma cantidad de técnicos pero en Peñarol no pasa desapercibido nada porque es el más grande.

-Más allá de números, se nota hasta en los más fervientes hinchas una gran desilusión y enojo porque no ven buenos espectáculos, ganen o pierdan.

-Coincido con el hincha cien por ciento. Aun así somos campeones, imagínate los que no lo son como deben estar. Pero primero soy hincha, y estoy de acuerdo que eso tiene que cambiar.

-¿Quién te gustaría que fuera el técnico?

-Damiani lo sabe, pero el mejor aporte es no decirlo.

-¿Está dentro de los que se manejan?

-Está. Vengo complicado pero ojalá salga.
“ Víctor Hugo Morales cometió actos terribles con Washington Cataldi ”

-Me dijeron, me lo corroborarás o no, que cuando salió el libro “Relato oculto, Las desmemorias de Víctor Hugo Morales”, llamaste a uno de los autores y le dijiste: “Víctor Hugo los va a demandar. Yo los defiendo gratis”. ¿Te sucedió algo especial con Víctor Hugo?

-(Silencio) Quiero mucho a Morena y a Cataldi. Y él fue muy injusto con ellos. Lo hice por la memoria de Cataldi y por lo que le hizo a Fernando. Tengo una gran deuda de gratitud con Washington Cataldi, y dios, la vida, me dio la oportunidad de devolverle una parte con algo de justicia. Vi una forma de reivindicar a una persona a la que Víctor Hugo Morales le cometió actos terribles. Me pareció una buena oportunidad de ponerle un freno a alguien que solo dios juzgará.

– ¿Qué opinión te merece el acuerdo que firmaron Tenfield y la AUF por la imagen de la Selección?

-Me parece que el mejor departamento de marketing de la AUF fueron los jugadores. Trajeron la propuesta y fueron los que motivaron la reacción del Ejecutivo. Los jugadores de la Selección fueron los mejores gerentes.

-Aún no se han escuchado opiniones de futbolistas pero daba la sensación que no querían a Tenfield como intermediario.

-Hasta que no los escuche no te puedo contestar.

-¿Cómo está la situación de Damiani en Argentina con respecto a que fue llamado a declarar en el caso de Lázaro Báez?

-Fue llamado a una declaratoria indagatoria el 2 de agosto y estamos en octubre y no ha pasado nada. Existió una fiduciaria que realizó actividad comercial con Juan Pedro Damiani y a su vez, aparentemente, tuvo relación con Lázaro Báez. Y por eso se vinculó a Damiani en el expediente. Se presentaron las pruebas en cuanto a que tener negocios con una fiduciaria no te participa, ni los fondos se relacionan con Báez ni con nadie.
“ No es a Damiani a quien buscan, sino una conexión entre Báez y Cristina Kirchner. Por lo tanto no hay cierres parciales del proceso ”

-¿Ya está cerrado el tema?

-Como todo proceso judicial lleva su tiempo. Lo que pasa es que no es a Damiani a quien buscan, sino una conexión entre Báez y Cristina Kirchner. Por lo tanto no hay cierres parciales del proceso.

-Fue igualmente impactante que fiscal y juez argentino llegaran de Suiza con los cuatro nombres de los hijos de Báez y el de Damiani.

-Por la fiduciaria, los hijos de Báez y Damiani contrataron Helvetic, por negocios independientes.

-¿Tenés una sociedad anónima en Panamá?

– No, por decisión prefiero hacer las inversiones en Uruguay, pero hubiera podido tener. Se ha instalado en forma indirecta que tener sociedades panameñas es casi delictivo. Cuando veo que muchos de los emprendimientos que tiene Uruguay, y de los que todos nos enorgullecemos, son de sociedades panameñas, creo que es hasta injusto que se piense así. Hay terminar con el mito que es algo irregular, se vendieron, se venden y son conformes al derecho. Tener panameñas no es delito, comercializarlas tampoco. Uno puede comprar una sociedad uruguaya y la puede utilizar de buena forma o para evadir.

-No es novedad que Panamá está entre los paraísos para lavar dinero.

-En Panamá dicen eso mismo de Punta del Este.

-Se sabe que sos una persona muy religiosa. ¿Por qué elegiste el Opus Dei, cuestionado en ocasiones?

-Cuestionado fue cristo en el momento que lo mataron y crucificaron en una cruz. Como cualquier organización hay muchos mitos y preconceptos. A veces se juzga una institución u obra por una persona. Y eso es muy injusto con la persona y con la institución. Porque todos tenemos defectos, yo tengo muchos, y no puede juzgarse al Opus Dei de acuerdo a mis errores o no.

-Uno de los cuestionamientos es que lo integran mayoritariamente solo personas de clase media alta y alta.

-Entonces conmigo se equivocaron porque cuando empecé a tener contacto lavaba copas en un hotel y estaba becado en el Seminario. Quizás eso sucede por los miembros que tienen visibilidad. Pero el 99% que no, que trabaja en obras como Los Pinos, el Cadi en Casavalle, zonas nada florecientes, realiza acciones dignas de aplauso y no son conocidos.

-¿Por qué Jorge Batlle fue testigo de tu casamiento?

– Por la relación que tengo con él desde que nací. Para empezar fue testigo del casamiento de mis viejos; lo quiero como si fuera mi segundo padre, en el acierto o en el error, cuando coincidimos y discrepamos. Lo quiero mucho, tenemos visiones distintas. Ojalá salga desde la situación que está hoy pero de Jorge opino más en lo humano que en lo político.

-¿Quedaste desilusionado de la política? ¿No volverías?

-Hace 12 años que dejé la política partidaria, y haberla vivido entre 2000 y 2004 me fortaleció interiormente. Fueron momentos de mucho dolor. No volvería. Sin embargo, valoro mucho a todos quienes la hacen porque significa sacrificio y gran esfuerzo.

-Colorado ¿o ya no?

-Nunca voy a cambiar mi visión e identidad histórica, que es colorada. Pero estamos en 2016, y voy a votar por Novick. El problema central no es el discurso ideológico sino la gestión y me siento identificado con sus propuestas de gestión. En la municipal ya voté a Edgardo.

-Hace unos días, tras el asesinato de una joven de Mar del Plata, se realizó una multitudinaria marcha en Argentina. Estas situaciones deben movilizar mucho a los padres de Lola Chomnalez

-Justo la noche antes de esa marcha me llamó la madre y estuvimos charlando. El mes próximo viene con su marido para hablar con la fiscal y el juez sobre el estado del caso. También se organizará una misa el día del fallecimiento de Lola en Valizas.

-¿Se pidió ADN de todos los presos del Comcar?

-A todo aquel que sea procesado con o sin prisión, por ley, se le debe realizar el ADN. Si no se hizo, como sospecho, pedí se hiciera primero con los 113 reclusos de la cárcel de Rocha para cotejar con el encontrado en la mochila de Lola. Y luego, con los del Comcar. Tanto tiempo después del hecho hay que cerrar caminos en la investigación. Siempre va a hacer positivo. No se pueden tener veinte puntas abiertas y no avanzar en ninguna.

-¿Tenés alguna hipótesis?

-Tengo ideas, hay que plasmarlas con pruebas.