Iglesia al día

" "María guía a los fieles a la Eucaristía" "
Peregrinación Nacional Virgen de los Treinta y Tres 2019

La Iglesia en los medios Jesús y Bin Laden aspiran al Parlamento brasileño

EL OBSERVADOR |


Brasil. Algunos candidatos eligen nombres originales para hacer campaña y ganar una banca

 

 

 

“Mi nombre ya es gracioso”, admite Hilário do Nascimento, que se parece a Rowan Atkinson, el actor que encarna a Mr. Bean. “Cuando este país tenga gestores públicos que tomen los recursos públicos de determinados proyectos y los apliquen hasta el final sin desvíos, acaban 90% de los problemas sociales”, sostiene. Estudió administración de empresas y tiene un posgrado en gestión pública. Va por el Partido Verde.

Presidente THC
Lucas de Oliveira, estudiante de economía y miembro del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), tiene 33 años y defiende la legalización del cannabis, en busca de un cambio cultural. Admite que es un tema marginal en el debate electoral, pero manifiesta su esperanza de que las cosas cambien. “Lo que estoy haciendo es plantar una semilla”, sostiene. Su partido es el de Fernando Henrique Cardoso, FHC.

Olga un beso y un queso
Olga Cestaro tiene 63 años y es candidata a diputada estatal de San Pablo por el Partido Social Demócrata Cristiano (PSDC). Ese apodo le quedó por una costumbre que tenía cuando era funcionaria municipal y despedía a sus compañeros con esa rima. No revela cuáles son sus propuestas porque “solo quedan en los cajones”, afirma.

Jesús
Pedro de Oliveira Luna es un estudiante de 31 años; eligió el nombre por su parecido físico con la imagen atribuida a Cristo, lo que le da oportunidad de hacerse más conocido. Defiende el pase libre estudiantil en el transporte público y promete donar la mitad de su salario a proyectos sociales. Es de Movilización Nacional.

Bin Laden
Manoel dos Santos Silva Irmão también eligió el nombre del terrorista más famoso por su parecido físico y lo aprovecha para llamar la atención. En una de sus publicidades exhibe su barba larga, está de turbante y ropa naranja y en el fondo hay unas montañas. Pertenece al Partido Ecológico Nacional y propone medidas como bajar los costos para estudiar medicina.

Cara de hamburguesa
José Raimundo dos Santos trabajaba en un bar en Bahía y solía llamar a los clientes “cara de hamburguesa” por los rasgos de los habitantes de esa zona del noreste de Brasil. Tanto insistió que el apodo le quedó a él mismo y, según declara, nadie lo reconocería si se candidateara con su verdadero nombre. Va por el oficialista Partido de los Trabajadores y propone la municipalización de la salud pública. “A pesar de mi nombre, mis propuestas son serias”, aclara.

Ataques mutuos en el debate televisivo

En el último debate televisivo, la presidenta Dilma Rousseff arremetió con fuerza contra la candidata Marina Silva, la principal amenaza a su reelección después de que, cuando falta poco más de un mes para los comicios, la contrincante del Partido Socialista la alcanzara en las encuestas de intención de voto en la primera ronda y se anuncia que la vencería en la segunda. Durante el debate, Rousseff aprovechó casi todas sus oportunidades para encarar a Silva y la acusó de no explicar cómo cumplirá promesas como el destinar 10% del PIB para la educación y un mayor presupuesto para salud o pasajes estudiantiles. Silva aprovechó una respuesta de la mandataria, que responsabilizó a la crisis económica externa por el débil crecimiento del PIB brasileño, para asegurar que Rousseff no reconoce los errores de su gestión.