Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Jerarca del Mides dice que sería “un retroceso” atender el reclamo de la Iglesia y que la ANEP no reparta la guía de diversidad sexual

BÚSQUEDA |

Las recomendaciones de la guía elaborada para los centros educativos generaron sorpresa y polémica (Foto: Nicolás Der Agopián)

“Qué lástima que esto no se hizo hace 20 años. Cuánto sufrimiento se pudo evitar”. Así comenzó su intervención Juan José Meré, del Fondo de Población de Naciones Unidas, al presentar un documento de 180 páginas sobre lo hecho por el gobierno de José Mujica en inclusión social de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT). La Tarjeta Uruguay Social (TUS) para personas trans, cupos en programas de trabajo temporario y en el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), el cambio de nombre y sexo registral y el matrimonio igualitario aparecen en la agenda de las medidas tomadas por el gobierno que se va.

“Tenemos igualdad legal, pero falta la igualdad social. Por eso, falta mucho”, expresó Andrés Scagliola, director de Políticas Sociales del Mides, al presentar el martes 24 el documento “Diversidad sexual en Uruguay. Las políticas de inclusión social para personas LGBT del Ministerio de Desarrollo Social (2010-2014)”. Pero aclaró que este gobierno hizo la “transformación más importante en políticas públicas sobre diversidad sexual”.

Scagliola opina que trabajar en lo educativo es uno de los grandes desafíos para el próximo quinquenio. Por eso consideró que sería un “retroceso” que las autoridades de la educación no aprobaran la guía didáctica “Educación y Diversidad Sexual” elaborada por el Mides para distribuir entre los docentes.

Integrantes de la Administración Nacional de Educación Pública (Anep) aseguraron a Búsqueda la semana pasada que está “prácticamente descartado” que se reparta la guía, ya que el Consejo Directivo Central (Codicen) de la Anep aún no analizó su contenido y por eso tampoco definió si homologa su distribución y su utilización en los programas de estudio vigentes. La presentación de esta guía generó polémica y el rechazo de la Iglesia católica.

“Sería un retroceso que no se distribuyera la guía; supondría que hay una voz particular, como la de la Iglesia católica, que condiciona lo público. Eso para mí no solo sería un parate sino un retroceso”, dijo Scagliola.

El jerarca, que dejará el Mides el 1º de marzo, recordó que el programa de gobierno del Frente Amplio mandata a los dirigentes a “promover la perspectiva de derechos humanos y de diversidad en los centros de educación”.

También cree que los movimientos LGBT deben “presionar para que esto efectivamente siga adelante”. Señaló que se necesita la “legitimación del Codicen” porque le da un “plus” a la guía. “La calidad técnica es la misma, pero sumaría la legitimidad de las autoridades de la política educativa”, afirmó.

La guía fue presentada en octubre del año pasado y está dirigida a docentes, maestros, educadores y demás referentes de la educación, para que difundan “de manera sistemática y ágil, una serie de recomendaciones prácticas de cómo trabajar el tema de la diversidad desde una perspectiva de derechos e igualdad en los centros educativos”.

Entre otras cosas recomienda permitir que el alumno de preescolar, primaria y enseñanza media pueda “utilizar el baño que corresponda al género con el cual se autoidentifica” o que se promueva “el uso de baños no generizados”. También aconseja al cuerpo docente comunicar su orientación sexual en el centro educativo, ya que “estar en el armario” recorta su labor “exclusivamente a los contenidos de la asignatura”.

Elaborado por el Mides, el documento contó con la colaboración en la revisión de sus contenidos de tres divisiones de la Anep: la Comisión de Educación Sexual, el Programa de Educación Sexual y la Red de Género. Sin embargo, su presentación tomó por sorpresa al Codicen, que no lo conocía.

Una ley. Scagliola dijo que otro gran desafío para el próximo gobierno es que exista una ley marco de protección de los derechos de las personas LGBT como “una forma de consolidar esto que se hizo y darles una protección más amplia a las personas que trascienda al Mides”.

“Legitimar los nuevos programas y proyectos; sostener en el tiempo los ya existentes, y dotarlos de una orientación ético-política común acorde con la perspectiva de derechos humanos” son los fundamentos para esa ley, según consta en el documento presentado.

Scagliola indicó que también es necesario dar más recursos y personal para atender a esta población. En el documento se afirma que la División Perspectivas Transversales del Mides debe contar con más personal para “poder dar respuesta a todos los frentes abiertos” y darles “seguimiento”. “Los antecedentes de ejecución de la división así como la eficiencia del gasto realizado en acciones de diversidad sexual específicamente (…) justificarían un incremento de lo asignado que permitiera mejorar las políticas implementadas”.

La investigación, realizada por Cecilia Rocha, plantea varias recomendaciones para el futuro. Por ejemplo, “avanzar hacia una agenda de diversidad sexual del Poder Ejecutivo que incluya medidas en distintas arenas, priorizando las líneas de salud, educación, trabajo y seguridad”.

“Sería deseable acompañarla, para favorecer la negociación con otros actores, de una guía que sistematice las buenas prácticas aprendidas en el proceso del Mides —por ejemplo, para incorporar la variable trans en los registros administrativos y para replicar el llamado laboral exclusivamente designado a personas trans en otras dependencias del Estado”, dice. El documento explica que “si se tienen aliados en distintos organismos y secciones dentro de ellos, se teje una red de ‘defensa’ más vigorosa para amortiguar los vaivenes de la coyuntura política”.

Además indica que, así como se trabaja para evitar la discriminación en el nivel educativo, hay que hacer lo mismo para el ámbito laboral. Agrega que hasta ahora la agenda de diversidad del Mides tuvo un “énfasis en las cuestiones asociadas a la población trans”. “Resta por avanzar en la atención a otros/as integrantes del colectivo LGBT y las formas de exclusión particulares que los/as afectan”.

Otra recomendación es “continuar con la línea de sensibilización e instalar nuevos dispositivos de capacitación específicos en derechos humanos y diversidad sexual”.