Iglesia al día

" En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios (2 Co 5,20). "
Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma 2020

La Iglesia en los medios Investigación sobre la Madre de Dios [Video]

EL PAÍS |

Mañana a las 20 horas se exhibe en el complejo MovieCenter Montevideo, una nueva función del film español «Tierra de María». Como las entradas volvieron a agotarse, los exhibidores decidieron realizar nuevas proyecciones.

La película se repetirá el miércoles 23 en la Sala B del Movie Punta Carretas, el jueves en la Sala 4 de Portones y el miércoles 30 en la sala 10 del Movie Montevideo, siempre a las 20 horas. Las entradas, cuyo precio se ha fijado en $ 220, pueden obtenerse en la boletería del cine o a través de la página web www.movie.com.uy.

Tierra de María puede constituir una «rara avis» en la producción cinematográfica contemporánea: una película religiosa. También cabe definirla como un «docudrama», que mezcla ficción y realidad para presentar su punto de vista sobre la Virgen María y su presencia e influencia en el presente.

El director Juan Manuel Cotelo, quien antes hiciera el interesante documental La última cima y que es también actor, interpreta en el film a un personaje adecuadamente apodado el Abogado del Diablo. Se trata de un periodista a quien su escéptica pero eficiente jefa le encomienda investigar qué hay de cierto en las presuntas comunicaciones de la Virgen que ciertas personas afirman haber recibido a lo largo y ancho del mundo.

La jefa plantea las cosas en términos muy claros: «Si alguien dice hablar con Michael Jackson, o Marilyn Monroe, sospechamos que miente o necesita un psiquiatra. Millones de personas dicen hablar a diario con Jesucristo o recibir mensajes de la Virgen María… ¿mienten?, ¿están locos?, ¿o dicen la verdad?». Pero también demuestra tener una mente abierta: «Si descubrimos que todo es falso, seguiremos como hasta ahora. Pero si fuera cierto que las recetas de Dios funcionan… ¿tendría miedo de cambiar lo que haya que cambiar?».

La investigación llevada a cabo por el ficticio personaje de Cotelo en cinco continentes lo pone en contacto con diversos individuos reales que han experimentado una conversión religiosa. Una lista incompleta incluye al empresario neoyorquino John Rick Miller, antes acendrado anticatólico que actualmente dirige la Misión por el Amor de Dios en el Mundo, presente en 21 países y 350 ciudades, y que aglutina a un millón de personas; a la modelo colombiana Amada Rosa Pérez, que buscó respuestas en el yoga, el reiki, el feng-shui y el tarot y cambió de opinión el día que entró en una iglesia católica; al mexicano Salvador Íñiguez, quien predica el amor de Dios a prostitutas y travestis en la noche ciudadana; al médico exabortista John Bruchalski, de Washington DC, quien afirma haber tenido dos experiencias místicas; a la antigua actriz y cantante Lola Falana, que inmovilizada en una silla de ruedas manifiesta hoy su fe. Y varios más.

Uno de los puntos del film que va a generar seguramente más polémicas (incluso entre los católicos) es su aparente adhesión a las presuntas apariciones de la Virgen en Megjugorje, Bosnia Herzegovina, un fenómeno que se ha extendido desde hace más de tres décadas, no ha recibido un apoyo oficial del Vaticano pese a años de investigación y unas cuantas sospechas, y admite por lo menos un margen de duda y cautela.

El director, guionista, productor y actor Cotelo ha explicado empero sus razones acerca de por qué hacer la película: «Surgió de constatar que la Virgen María no es un personaje histórico del pasado, alguien a quien recordar con admiración y cariño, sino que está cerca de cualquiera, hoy. Surgió de conocer a personas que se encontraron con Ella sin buscarla, o que la buscaron por medio de una oración sencilla y honesta, como la que hacen los niños, y la encontraron. Surgió de recuperar la cercanía con María».

Consideraciones religiosas a un lado, corresponde señalar que el film fue candidato a once premios Goya, incluyendo los de mejor película, mejor documental, director, actor protagónico (Cotelo), actriz revelación (Lucía Ros Orbis), guión, actriz secundaria (Carmen Losa Pérez), dirección de producción, montaje y sonido.