Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Intendencia nombrará a Pedro Opeka “Visitante Ilustre”

ESPECTADOR. COM |
http://www.espectador.com/sociedad/intendencia-nombrara-pedro-opeka-visitante-ilustre

El sacerdote argentino que vive en Madagascar será declarado Visitante Ilustre de Montevideo el jueves por la comuna capitalina.

La Intendencia en su página web reseña su biografía:

Pedro Opeka nació en la ciudad de San Martín, en la zona norte del Gran Buenos Aires. Es hijo de Luis Opeka y María Marolt, inmigrantes eslovenos que llegaron a Argentina en enero de 1948.

De niño aprendió el oficio de albañil. A los quince años decidió ser sacerdote de la Iglesia Católica y entró a la Congregación de la Misión (Padres Vicentinos-Lazaristas). Estudió en el colegio San Vicente de Paul, en Escobar, vivió en Ramos Mejía e hizo el seminario interno en San Miguel, ciudades de la provincia de Buenos Aires.

En su adolescencia construyó una casa en Junín de los Andes para una familia de indígenas mapuches, aunando sus habilidades constructivas y su compromiso con los más pobres.

A los veinte años continuó su formación estudiando filosofía y teología en Liubliana, Eslovenia, y en Francia. Dos años después viajó a Madagascar, donde trabajó como albañil en las parroquias lazaristas. Finalizó sus estudios en el Instituto Católico de París.

Se reunió con la Comunidad Taizé y viajó por toda Europa. En setiembre de 1975 fue ordenado sacerdote vicentino en la Basílica de Nuestra Señora de Luján y luego fue nombrado para hacerse cargo de una iglesia en Vangaindrano, en el sudeste de Madagascar, África. En 1989 los superiores le nombraron director de un seminario en la capital de Madagascar, Antananarivo.

Actualmente es sacerdote de la Congregación de la Misión, fundada por San Vicente de Paul, y lleva 48 años como misionero en Madagascar, uno de los países más pobres del planeta.

Uno de los primeros proyectos de Opeka fue remodelar un hospital, en conjunto con la fundación France Libertés (ONG francesa dirigida por Danielle Mitterrand). El hospital fue renovado por los habitantes de la zona, y el material médico aportado por la fundación. Además creó una pequeña casa para niñas y niños.

En 2007, Opeka fue nombrado caballero de la Legión de Honor francesa. El premio, decretado el 12 de octubre por el presidente de Francia, reconoce sus veinte años de servicio público a los pobres en Antananarivo. Este premio reconoce la permanente lucha contra la pobreza llevados por Opeka y por sus 412 compañeros de trabajo: médicos, comadronas, maestros, ingenieros, técnicos y trabajadores sociales, todos ellos procedentes de Madagascar.

En Francia se han escrito un par de libros sobre su vida. Además Danielle Mitterrand le dedicó un capítulo titulado “Pedro Opeka, el sacerdote futbolista de Madagascar” en su libro Memorias de una primera dama. Su obra quedó registrada en numerosos documentales, entre ellos uno de Jacques Cousteau.

Francia, Eslovenia, Mónaco y Argentina lo han propuesto como candidato al Premio Nobel de la Paz en más de una oportunidad. Nuevamente este año, el papa Francisco impulsa que sea considerado para el Premio Nobel de la Paz.