Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Iniciativa del Papa sorprendió aunque es una “buena noticia”

LA REPÚBLICA |

Sumo Pontífice ofreció colaborar en el tema detenidos desaparecidos

Autoridades de gobierno, organizaciones de derechos humanos manifestaron sorpresa por la supuesta intervención del papa Francisco para colaborar en la búsqueda de los detenidos desaparecidos en el país. Empero, el presidente José Mujica dijo que la opinión del Papa “siempre sirve” y espera que la información llegue por la “vía diplomática” correspondiente.

Ayer, el portal MercoPress difundió que el papa Francisco había ofrecido al gobierno uruguayo intervenir para aclarar las desapariciones ocurridas en el país durante la última dictadura. Según esta información, el Sumo Pontífice pretendía que previo a que se concrete la cooperación todas las partes muestren su disposición a colaborar.

El objetivo sería que las personas involucradas o que tengan información confiesen los datos voluntariamente y reciban una amnistía que podría revocarse en caso de que se compruebe que es falso. Las versiones sobre la intervención papal han sido muchas y los desmentidos o sorpresas sobre la iniciativa también.

El embajador uruguayo en el Vaticano, Daniel Ramada, que en la mañana sostuvo en Radio Uruguay que una versión de ese tipo ha circulado en el Vaticano desde hace tiempo, más tarde trasmitió que desde la Secretaría del papa Francisco le comunicaron que no hay un plan concreto para Uruguay, y que en caso de que lo hubiera sería el primero en enterarse.

La posible intervención papal en el tema de los detenidos desaparecidos comenzó a circular en algunos círculos días atrás.

Una versión que llegó a LA REPÚBLICA mencionaba que la iniciativa que impulsaba el Papa abarcaría no solo a Uruguay sino a todos los países vinculados con el denominado “Plan Cóndor”.

Según trascendió, el modelo sería el de la Comisión Sudáfrica (ver nota aparte) bajo el concepto “verdad y memoria” donde los represores que confiesen y revelen donde se puede encontrar los restos de los desaparecidos serían amnistiados, un extremo que en nuestro país necesitaría la aprobación de una ley.

La posibilidad de que el Papa buscara alguna forma de intervención en el tema de los desaparecidos en nuestro país habría surgido durante un encuentro que mantuvo con familiares de desaparecidos uruguayos residentes en Europa en mayo del año pasado en el Vaticano.

Mujica a la espera

El presidente de la República José Mujica, se mostró sorprendido por el supuesto ofrecimiento del papa Francisco de colaborar en la búsqueda de los detenidos desaparecidos. “Ni idea, me enteré por la prensa” dijo el presidente.

De todas maneras sostuvo que “la opinión del Papa siempre sirve, más allá de las decisiones que se tomen, pero la sociedad, los familiares de los desaparecidos, tendrá que procesar esto” y agregó que aguarda que la información le llegue por “vía diplomática”. El presidente electo Tabaré Vázquez, dijo días atrás al semanario Búsqueda que estaba trabajando para generar espacios para avanzar en ese tema. No descartó promover leyes o decretos con la voluntad de “generar espacios que puedan avanzar en este tema”.

Por otra parte, consultado por LA REPÚBLICA, Eduardo Pirotto, integrante de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente de Presidencia, dijo que no han recibido ninguna información ni han tenido contacto con el Vaticano.

Agregó que la desaparición de los detenidos durante la pasada dictadura “es una herida abierta que tiene la sociedad” y que una contribución del Papa, si se concreta, puede ser “una buena noticia”.

“El tema no se tocó”

Fuentes cercanas al arzobispo de Montevideo, monseñor Daniel Sturla –quien recientemente fuera designado cardenal por el papa Francisco- aseguraron a LA REPÚBLICA que el religioso les aseguró que “no fue notificado ni se comunicó vía teléfono, carta u otro cualquier medio con el Vaticano, ni desde allá con él”, en relación al tema. Esa situación tampoco fue abordada en la reunión de Sturla con el Papa meses atrás.

Verdad y justicia

Al mismo tiempo, el integrante de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Óscar Urtasun señaló que ya se sabía del interés del Papa en el tema, pero al igual que otros colectivos de Derechos Humanos, rechaza la opción de verdad sin justicia.

“La verdad debe ir acompañada de la Justicia, y la Justicia de la verdad, porque el objetivo de nunca más terrorismo de Estado no se puede lograr si los asesinos quedan impunes”, explicó.

Sudáfrica

La Comisión para la Verdad y la Reconciliación (en inglés, Truth and Reconciliation Commission)1 fue un organismo oficial creado por el gobierno de Sudáfrica que buscaba alcanzar la justicia restaurativa después del fin del régimen del apartheid.

Las personas que eran identificadas como víctimas de graves violaciones a los derechos humanos eran invitadas a prestar declaración sobre sus experiencias. Muchas de estas víctimas ofrecieron sus relatos en audiencias públicas. Los autores de los hechos violentos podían también confesar sus crímenes, y eran sus propias víctimas las que decidían si concederles la impunidad. El tribunal de la TRC nunca funcionó como equipo judicial, sino como intermediario entre víctimas y agresores.

La Comisión se fundamentó en la Ley para la Promoción de la Unidad Nacional y la Reconciliación, sancionada en 1995. Fue encabezada por el arzobispo Desmond Tutu quien estableció como lema de la misma : “Sin perdón no hay futuro, pero sin confesión no puede haber perdón”. Publicó un informe oficial2 en 1998 que fue entregado al entonces presidente Nelson Mandela.