Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Iglesia: Unión entre homosexuales “nunca será matrimonio”

UNOTICIAS |

“¿Matrimonio igualitario? no embarren la cancha”, afirma Monseñor Alberto Sanguinetti, obispo de Canelones en una carta. Afirmó que las campañas de difusión mezclan “las palabras, cambiando el significado de los términos, confundiendo”.

“Buena parte de las campañas actuales pretenden embarrar la cancha”, afirma la Diócesis de Canelones. Monseñor Sanguinetti indicó que se confunden los términos confundiendo a la población, en medio del debate parlamentario para consagrar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Para explicarse el obispo puso ejemplos: la palabra “matrimonio” es para él “la unión estable de varón y mujer, capaces de acto conyugal con trasmisión de la vida, basados en el contrato de mutua pertenencia”.

Sobre lo cual afirma que “es imposible que haya matrimonio de varón con varón y de mujer con mujer. Si se quiere que haya algún pacto o contrato entre personas del mismo sexo, búsquese otro nombre, porque nunca será un matrimonio”.

El obispo también criticó la utilización del término “igualitario”, porque “no puede ser igual cualquier tipo de unión aún estable de varón con varón y mujer con mujer”.

“Por lo tanto, hablar de matrimonio igualitario – aplicado a algún tipo de unión o pacto de varón con varón o mujer con mujer – es una mentira, y una imposibilidad real

Sanguinetti afirmó que el tema no tiene nada que ver con los derechos humanos. “Los legisladores que la votan dicen fundarse en que es un derecho humano hacer lo que uno quiera en su vida privada”.

Lo cual para el obispo no es así “porque la vida privada influye en lo público. Pero de todas maneras una ley no es una realidad privada, sino pública”.

“No se dice que se persiga policialmente a dos varones o dos mujeres que se relacionen genitalmente. Pero hacer una ley que constituye en matrimonio a un pacto de esa naturaleza es un hecho público, que afecta al bien común”.

“La familia basada en el matrimonio – el único, el vínculo de varón y mujer estable – es el ámbito natural para la procreación y la educación. Debe ser sostenida y defendida, como manda la razón, la constitución, y la equidad con las nuevas generaciones”, afirma.

El obispo llamó a oponerse “en forma clara e incisiva”, al proyecto de ley que permite que los homosexuales puedan contraer matrimonio.