Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Iglesia sobre MPP: quiere “destruir todo, atacar lo que funciona y emparejar para abajo” 

EL OBSERVADOR |

0001645548

El secretario personal del arzobispo Sturla, Pablo Coimbra, y un duro cuestionamiento al grupo político

Frente a los ataques y cuestionamientos desde filas del gobierno que en los últimos meses han recibido los liceos gratuitos de gestión privada, el sacerdote y secretario personal del arzobispo Daniel Sturla, Pablo Coimbra, salió a defender a estas instituciones y señaló que ellas son un “modelo educativo” ante el cual “el Estado se siente interpelado”. “No se trata por tanto de donación más o donación menos, no se trata tampoco de si se admite o no a un alumno. Se trata, en último término, de una incapacidad pasmosa de autocrítica”.

Actualmente en el país existen cuatro liceos públicos de gestión privada: Jubilar e Impulso (Casavalle), Providencia (Casabó) y Francisco (Paysandú). Todos ellos se financian con el aporte de privados, que al hacerlo reciben exoneraciones tributarias. De ellos, tres (Jubilar, Providencia y Francisco) son católicos. En tanto, Impulso es laico.

Coimbra comentó el tema la semana pasada en el espacio radial El aporte de la Iglesia de Montevideo en Radio Oriental. Sus declaraciones fueron recogidas en el boletín de noticias de la Conferencia Episcopal, Noticeu.

El secretario personal de Sturla se refirió especialmente a las declaraciones de la directora general de Secundaria, Celsa Puente, quien tiempo atrás señaló que estas instituciones le “preocupan mucho” porque seleccionan a los alumnos. También le contestó al presidente de la Asociación de Docentes de Enseñanza Secundaria (Ades), Emiliano Mandacen, quien sostuvo que estos centros “no enseñan nada”.

Coimbra mencionó además una declaración de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM) que afirmó que estas instituciones “terminan implicando siempre la transferencia de recursos de la ciudadanía hacia ámbitos privados”, así como también las declaraciones que la diputada del MPP, Ivonne Passada, realizó en El Observador TV, quien planteó restringir las donaciones a estas instituciones dado que son mayores a la que recibe la educación pública.

Coimbra reprochó que Passada “en lugar de plantear que el sistema de educación pública estatal imite en algo aquello que se ha desarrollado con evidente éxito en el sistema de educación pública de gestión privada”, proponga “destruir todo, atacar lo que funciona, emparejar para abajo, mentalidad mezquina y mediocre”.

“Aceptaría la propuesta de la senadora Passada de distribuir las donaciones entre estos centros y los estatales, siempre y cuando -porque de justicia se trata- se distribuya también, entonces, el presupuesto nacional destinado a la enseñanza”
Twitear
En este sentido, el sacerdote expresó: “Nos quieren hacer creer que defienden así a la educación pública, pero no se les ocurre mejor idea que atacar a estos centros de enseñanza, que son más bien un ejemplo a imitar, no a destruir”.

Agregó que con la posibilidad de concurrir a estos centros, los más de 2.000 adolescentes y jóvenes que están o pasaron por la institución tienen “una única oportunidad en su vida, que las instituciones de enseñanza pública gestionadas por el estado no tienen capacidad para brindar”.

“¿No piensa en eso la senadora Ivonne Passada?, ¿o su ideología estatista es más fuerte que la realidad misma? ¿Acaso esos más de 2.000 compatriotas, en el sistema de educación pública de gestión estatal, recibirían el apoyo, la contención y el aliento que reciben en estos centros, obteniendo así lo mejor de sí para beneficio futuro de la nación entera? La respuesta es evidente: no”, afirmó.

Coimbra expresó a que las donaciones con la única fuente de financiación de estas instituciones y subraya el esfuerzo que estas tienen que hacer para conseguirlas. Ante esto señaló que “aceptaría la propuesta de la senadora Passada de distribuir las donaciones entre estos centros y los estatales, siempre y cuando, porque de justicia se trata, se distribuya también, entonces, el presupuesto nacional destinado a la enseñanza”.

 

“Nos quieren hacer creer que defienden así a la educación pública, pero no se les ocurre mejor idea que atacar a estos centros de enseñanza, que son más bien un ejemplo a imitar, no a destruir”
Twitear
Del mismo modo, sostuvo que “la lista negra con los nombres de aquellos institutos de enseñanza privada que no aceptan alumnos repetidores” que pretende impulsar la ministra de Educación, María Julia Muñoz “no puede ser calificado de otra manera que no sea de autoritarismo de estado, propio de regímenes totalitarios, al estilo de escrache cibernético pero aplicado desde el poder estatal, contra los legítimos derechos de las instituciones privadas”.

El secretario de Sturla recordó que muchas familias que envían a sus hijos a colegios privados, lo hacen con mucho esfuerzo y además deben pagar impuestos que se destinan solamente a la educación pública.

“En el fondo parecería que se quiere justificar la ineptitud propia para gestión la educación, desprestigiando, atacando los derechos y escrachando a las instituciones católicas o no confesionales que han tenido éxito a nivel educativo”, remató.