Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios “Iglesia no empieza ni termina conmigo, seré yo mismo”

ESPECTADOR.COM |

ARZOBISPO DANIEL STURLA

En diálogo con En Perspectiva el monseñor Daniel Sturla, arzobispo electo de Montevideo designado por el Papa Francisco, señaló que se considera un hombre “independiente, un obispo para todos” y que “siento fuerte la realidad del Uruguay”. Sobre monseñor Nicolás Cotugno expresó que “no sería leal hablar de mi predecesor” porque “él es el y yo soy yo”. Sobre las leyes de aborto y matrimonio igualitario recientemente aprobadas, Sturla contestó: “Nosotros no cambiamos nuestra mirada” pero “hay que asumir la realidad y a partir de ahí evangelizar esa realidad”.

El martes pasado “L’Osservatore Romano”, vocero oficial del Vaticano, informó que el Papa Francisco había nombrado como nuevo arzobispo de Montevideo a monseñor Daniel Sturla, que hasta ahora se desempeñaba como obispo auxiliar en la capital.

Aunque su nombre se había manejado en los últimos meses, la designación como sucesor de Nicolás Cotugno no dejó de sorprender, ya que otros “candidatos” aparecían como favoritos.

Salesiano y de 54 años, Sturla asumirá funciones el próximo 9 de marzo y ya hay quienes trazan un paralelismo entre su designación al frente de la diócesis más importante del país con la “renovación” que Francisco viene impulsando desde el Vaticano.

Interrogado sobre cuál será su postura al momento de desarrollar su tarea en el nuevo cargo, monseñor Daniel Sturla contestó:

“Es grande la responsabilidad que tenemos por delante, obviamente hay un poco de susto pero ahí está la confianza que tenemos en Dios y en la elección que él hizo. Yo personalmente me defino como una persona independiente, se que soy obispo para todos, que siento fuerte la realidad del Uruguay pero que tengo un amor por la patria muy grande. Yo tengo una buena relación con amigos y familiares de todos los partidos políticos, que otros se quieran apropiar de mí es otro problema pero yo pertenezco a Cristo y a la Iglesia”, declaró.

Consultado sobre cuáles serán sus diferencias con respecto a monseñor Nicolás Cotugno, expresó que “no sería leal hablar de mi predecesor” porque “él es el y yo soy yo”.

“No es momento de marcar diferencias, yo soy yo y él es él, hay diferencias de estilo que son evidentes porque somos personas diferentes y vivimos en momentos diferentes, Cotugno inició la etapa final de su arzobispado al comienzo de un nuevo pontificado”, dijo Sturla agregando que “hay toda una línea nueva o renovadora en lo eclesial, la Iglesia no termina ni empieza conmigo, soy un eslabón dentro de una cadena, en la que me gustaría que el rostro de la Iglesia en Montevideo no sea solo el arzobispo”.

“Hay toda una realidad variopinta y es bueno que sobre un tema x, donde se precisa la voz de la Iglesia aparezca el arzobispo, pero en otros temas hay una cantidad de cristianos que pueden dar una voz”, expresó. Sturla espera “una Iglesia que se manifieste, aunque el arzobispo sea la cabeza representando a Cristo” pero “sabiendo que el Cristo total es todo el pueblo de Dios”.

Sturla recordó que en una etapa de su formación salesiana “hay un momento en el que pasamos por la experiencia pastoral dos años, yo fui a Talleres de Don Bosco. Cuando iba para allí había un salesiano joven al cual le pedí algunos consejos, en especial sobre que tenía que hacer y me dijo que fuera yo mismo y quisiera a los gurises”.

Ahora “cuando me toca enfrentar esto, sabiendo que el señor me eligió a mí con mis límites y capacidades, trataré de ser yo mismo y querer a toda la gente de Montevideo como a esos gurises, querer a los que el señor me envíe”, manifestó el nuevo arzobispo de Montevideo.

Interrogado sobre cuales serán los pasos a dar en sus primeros días de gestión en el mes de marzo, Sturla contestó: “Antes de pedir algo a los sacerdotes, voy a escuchar y a compartir y después marcaremos algunas líneas y ojala que todos se pongan la camiseta”.

Al cierre de sus declaraciones, Sturla fue interrogado sobre la aprobación de la ley de matrimonio igualitario y la de interrupción voluntaria del embarazo. Al respecto dijo que ambas forman parte de la realidad, por lo cual se debe “evangelizar esa realidad”.

“Nosotros no cambiamos nuestra mirada al respecto de estos asuntos. El tema es asumir la realidad como la realidad es, uno no puede ir contra los molinos de viento, uno debe tomar al hombre como es y ahí anunciar a Cristo, yo estoy en contra de esas leyes pero a partir de ahí evangelizaremos esa realidad, no sigamos peleando con lo que ya fue”, señaló.

Al respecto de las experiencias educativas público privadas, en las que la Iglesia ha tenido cierta intervención, como el liceo Jubilar, Impulso y otras que están por concretarse, Sturla contestó:

“Uruguay ha dado vuelta la página en la división público-privada. Desde el primer Gobierno de Julio María Sanguinetti hubo algunas colaboraciones al INAU desde ONG´s, solventando experiencias educativas privadas en las que se ha ido creciendo y que hacen a una presencia educativa en barrios populares. Se han hecho acuerdos más trabajosos pero todavía hay prejuicios muy grandes”.

En la educación formal “es donde todavía hay un balde en la cabeza de muchos que impide ver que lo que importa es el chiquilín sobre los intereses corporativos. Cuando la casa se está quemando todos tenemos que tirar el balde de agua, la emergencia educativa (que en parte es mundial) nos llama por lo que tenemos que tratar de poner al chiquilín en el centro y ver como colabora esta sociedad civil, la Iglesia hará su parte para impulsar instancias exitosas para la educación”, sentenció.

VIDEO