Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Iglesia considera que debería ser considerada para mejorar educación

ECOS.LA/UY |

Existen liceos de participación público-privada gestionados por la Iglesia Católica en los que los resultados educativos han sido positivos.

Autoridades de la Iglesia Católica consideran que podrían ser tenidos en cuenta para mejorar aspectos de la educación regular. El cardenal Daniel Sturla, Arzobispo de Montevideo, dijo que ya existen experiencias “muy buenas” sobre la participación de la iglesia en centro educativos principalmente en zonas de vulnerabilidad.

“El Estado en colaboración con la Iglesia y ONGs podríamos hacer más por la educación formal como se hace con la no formal”, expresó Sturla. Ya existen varias Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) que pertenecen a la Iglesia y trabajan en conjunto con el Estado en Centros de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF), Clubes del Niño, entro otros casos.

“Un tema que siempre queda planteado es cómo en la educación formal se pueden hacer más cosas”, dijo el arzobispo. La Iglesia cuenta con algunas experiencias educativas en barrios carenciados como lo son el Liceo Jubilar Juan Pablo II y el Centro Educativo Los Pinos en Casavalle, el liceo Impulso en el barrio Marconi, el liceo Providencia en Casabó y el liceo Francisco en Paysandú. Son centros de gestión público-privada al que asisten estudiantes en situación de vulnerabilidad. Las estadísticas muestras que los niveles de educación han sido muy buenos y la repetición es baja, según indicó.

Sturla remarcó que todos los colegios pertenecientes a la Iglesia Católica cuentan con programas de asistencia social. Muchos de ellos llevan comida a los barrios carenciados y el cardenal resaltó el intercambio que se da entre los jóvenes de diferente nivel socio-económico. “A veces son de barrios carenciados pero ayudan a personas que están en una situación de vulnerabilidad aún mayor.

El obispo de Montevideo, Milton Tróccoli, expresó: “El Estado ha hecho convenios con privados para la asistencia social y para la salud. La pregunta es por qué no hacerlo a nivel de la educación formal, sobre todo para contextos críticos y barrios carenciados”.

Este miércoles, la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) presentó un documento referente a la fragmentación social y la mirada de la Iglesia sobre esas diferencias.

“A pesar de las mejoras de los últimos años en los indicadores económicos y del impulso dado a políticas redistributivas que permitieron una disminución del número de familias en situación de pobreza, aún existen sectores que no han podido acceder a niveles de vida digna”, dijo Tróccoli.

Consideran que existe una división en la sociedad que se refleja en el aumento de la violencia, y que la responsabilidad de revertir esa situación es de todos los actores sociales.

“La Iglesia ha buscado siempre tener un rol activo en la sociedad. Ahora queremos poner el hombro junto con todos los interesados”, dijo Monseñor Carlos Collazzi, obispo de Mercedes y presidente de la CEU.

Tróccoli indicó que los actores políticos no son ajenos a esto. “Apelamos a la creatividad de los políticos para buscar soluciones a esta problemática”, expresó.