Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Iglesia católica de la capital tuvo un déficit de US$ 150.000 en 2014

EL OBSERVADOR |

http://www.elobservador.com.uy/iglesia-catolica-la-capital-tuvo-un-deficit-us-150000-2014-n661668

La arquidiócesis lanzó una campaña para “poder cumplir con su misión”

El déficit de la Iglesia católica en Montevideo el año pasado trepó a US$ 150.667 aproximadamente, sin contar las deudas del seminario, donde estudian los futuros sacerdotes. A la cifra llegó El Observador a partir del balance de la colecta del Fondo Común Diocesano, correspondiente a diciembre de 2014.

Para hacer frente a este déficit el fin de semana pasado la Arquidiócesis de Montevideo lanzó la campaña “Iglesia para todos” para recolectar fondos y poder “sostener los gastos esenciales”, que no se pueden costear.

El cardenal y arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, explicó el viernes en conferencia de prensa que el año pasado cuando asumió el arzobispado se encontró “con un déficit muy grande”. A raíz de ello se realizó una auditoría y se llevaron a cabo algunos ajustes.

“Ahora el tema es procurar que la Iglesia pueda tener lo suficiente para cumplir su misión”, manifestó.

Los gastos de la Iglesia
La colecta del Fondo Común Diocesano se lleva a cabo tres veces al año en todas las parroquias de la capital del país y cada uno de los fieles aporta según sus posibilidades a voluntad. Sturla manifestó a El Observador que es básicamente con ese dinero que la Iglesia debe sustentar los gastos diarios.

Otros ingresos, pero los menos, provienen de arrendamientos de locales o terrenos y de algunos intereses, adelantó. En tanto, para proyectos concretos como el liceo Jubilar o radio Oriental han recibido ayuda de iglesias europeas u organismos del Vaticano, pero ese dinero nunca se destina a los gastos cotidianos.

El presupuesto de la Iglesia está conformado en general por el hogar sacerdotal, donde viven los sacerdotes mayores y enfermos, los gastos mensuales de las parroquias (luz, agua, electricidad) y el aporte personal que se otorga a los sacerdotes, clérigos y religiosas.

Sturla señaló que la arquidiócesis paga la mutualista de todos los sacerdotes diocesanos (aquellos que no pertenecen a ninguna congregación y dependen directamente del obispo) y además concede a los sacerdotes de las parroquias de barrios populares $ 1.500 para los gastos mensuales.

El arzobispo manifestó que la cifra “es nada” y la aspiración es llegar a darles al menos $ 4.000.

Según el balance, la colecta de diciembre logró reunir $ 1.667.422. De este total, $ 315.565 (US$ 13.148 al valor de diciembre de 2014) se destinaron a la contribución personal de sacerdotes, clérigos y religiosas; $ 1.128.683 (US$ 47.000) a cubrir parte del presupuesto del hogar sacerdotal; $ 191.124 (US$ 7.963) a contribuir al presupuesto mensual de parroquias y $ 32.050 a financiar el costo de material de la colecta.

El padre Pablo Coimbra, quien lleva las cuentas de la arquidiócesis, expresó a El Observador que los gastos del hogar sacerdotal se elevan a US$ 258 mil por año, los de las parroquias a
US$ 32 mil anuales y la ayuda a los sacerdotes a US$ 65 mil por año.

Si las cifras de la colecta de diciembre se multiplican por tres (cantidad de veces que se hace la colecta al año) y se le restan al presupuesto anual de cada rubro, se obtiene que el déficit anual del presupuesto del hogar sacerdotal es de US$ 117 mil aproximadamente, el de las parroquias asciende a US$ 8.111 y el de la ayuda a los sacerdotes se eleva a alrededor de US$ 25.556. La suma de estos tres rubros arroja un déficit anual de US$ 150.667.

Coimbra especificó que en este balance no se incluyen los gastos del seminario porque del dinero de la colecta de diciembre de 2014 no se destinó nada a este rubro.

Por el contrario, se financió con otros ingresos. No obstante, manifestó que los gastos en la preparación de nuevos sacerdotes se elevan a US$ 197.500 anuales, de los cuales US$ 105.500 corresponden al presupuesto del seminario y US$ 92 mil a la Facultad de Teología, donde también estudian.

Iglesia de todos

Sturla manifestó que la campaña “busca concientizar de que la Iglesia necesita de fondos para poder cumplir su misión”. El dinero recolectado será destinado a cubrir los gastos del seminario, hogar de sacerdotes y la subsistencia de las parroquias más pobres.

La campaña se llevará a cabo en todas las parroquias. Además se habilitaron cuentas para el depósito bancario, colectivos en Abitab y Redpagos y distintas líneas telefónicas para hacer la donación con el débito mensual de ANTEL. El aporte también se puede realizar con el pago de las tarjeta Oca y Visa.

El arzobispo expresó que la Iglesia de Montevideo tiene 83 parroquias, 95 capillas y 23 obras sociales. Aclaró que de estas últimas hay algunas que pertenecen a congregaciones o movimientos y por lo tanto son independientes económicamente, sin embargo, muchas no lo son. “Esto se puede mantener porque hay sacerdotes que trabajan y que celebran la misa.

El tema es que los sacerdotes también puedan tener una vida digna, con un sustento acorde a los que son, trabajadores del reino de Dios”, dijo.