Iglesia al día

" La paz como camino de esperanza: diálogo, reconciliación y conversión ecológica "
Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de la Paz (1 de enero de 2020)

La Iglesia en los medios «Hay una gran necesidad de rezar»: Párroco en Uruguay

GAUDIUM PRESS |
https://es.gaudiumpress.org/content/101936–Hay-una-gran-necesidad-de-rezar—Parroco-en-Uruguay

El P. Marcelo Marciano es párroco en la iglesia María Reina de la Paz, en Montevideo. Allí coordina una capilla de adoración perpetua, bastante asistida.

A la parroquia del P. Marciano va gente de toda la ciudad: «Viene gente de todo Montevideo, de otras comunidades, porque si bien este no es un barrio tan populoso como otros, sí es un lugar estratégico, hay muchos sanatorios y es accesible desde toda la ciudad. Viene gente del Borro, de Manga, de Pocitos, del Centro, de Carrasco, de la Comercial, realmente de todos lados. Muchas de estas personas son las que vienen en la madrugada». ¿En la madrugada?

Sí, a cubrir las 168 horas semanales de adoración al Santísimo Sacramento. «Gracias a Dios hay más de 250 adoradores al día de hoy». «Lo ideal es tener 2 adoradores por hora, porque si uno no puede venir en algún momento está la otra persona», añade el sacerdote.

¿Cómo se consigue que en la capital del un país un tanto laicizado 250 personas vayan hasta en horas nocturnas a meditar en silencio? La gracia de Dios, ciertamente. Y una preparada predicación, agrega el Padre Marcelo.

En Uruguay «hay una gran necesidad de rezar, necesidad de encontrarse con Dios, que no creo que sea algo intimista, sino que se trata de encontrar algo de paz. Porque estamos viviendo en un mundo que nos está bombardeando. Entonces ver a niños y jóvenes adorar ya te está diciendo algo. Y gracias a Dios a través del encuentro con Jesús también surgen vocaciones sacerdotales y religiosas».

Adoración, sinónimo de vocaciones

Vocaciones, una de las grandes necesidades de la Iglesia. «Cuando hablé con el Cardenal [Sturla], la idea por la que surge la capilla, es que en todos los lugares del mundo donde hay Adoración Perpetua hay vocaciones. Y nosotros tenemos un gran problema de vocaciones. Y gracias a Dios ya tenemos 3 jóvenes adoradores que han ingresado al seminario. Eso es algo muy positivo», expresa el Padre.

«Donde hay jóvenes adorando a Dios, hay jóvenes que se dan cuenta que Dios los llama, no sólo para la vocación sacerdotal o religiosa, sino también al matrimonio y formar una familia».

A la Adoración Perpetua en María Reina de la Paz van familias, incluso en las madrugadas del fin de semana. Van también catequistas. Todos se lucran con la adoración; y allí firmes seguirán.

Con información de Icm.org.uy