Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Exmayordomo del papa tenía miles de documentos y cartas privadas de Benedicto XVI

OBSERVA |

Algunos tenían la firma original del papa, otros eran reservados y llevaban escrito “para destruir”

La novela del exmayordomo del papa continúa. Más de un millar de documentos importantes, muchos de ellos originales, con la firma del papa, y otros reservados de Benedicto XVI, que incluso llevaban escrito “para destruir”, fueron encontrados en la casa de su exmayordomo, Paolo Gabriele (46), según confirmaron hoy en el juicio cuatro gendarmes vaticanos.

Esos más de mil documentos fueron hallados entre “cientos de miles” encontrados en el domicilio familiar de “Paoletto”, como se conoce en la intimidad a Gabriele. El dato lo aportaron los gendarmes que testificaron en la tercera audiencia del juicio, celebrada este miércoles.

A la audiencia asistió el exmayordomo de Benedicto XVI, a quien durante la hora y media que duró se le vio impasible y solo en algunos momentos se le escapó una pequeña sonrisa, sobre todo cuando los agentes contaban el registro de su casa, el 23 de mayo pasado.

Los gendarmes que testificaron fueron Luca Cintia, Stefano De Santis, Silvano Carlo y Luca Bassetti, que confirmaron que los documentos estaban escondidos entre los “cientos de miles” que guardaba y que muchos de esos textos importantes aparecen en el libro-escándalo “Sua Santitá”, de Guanluigi Nuzzi, que desvela supuestas intrigas y escándalos en el Vaticano.

De Santis aseguró que el registro -que duró cerca de ocho horas- se produjo ante la presencia de “Paoletto”, su esposa, hijos y su abogado, Carlo Fusco, llamado antes del comienzo de la requisa. Los agentes pidieron que sacaran a los niños de la casa, para evitarles un mal rato, pero Gabriele prefirió que permanecieran.

Según De Santis – y confirmado por los otros tres-, los documentos ocuparon 82 cajas de unos 40-50 centímetros de larga y altas. Los documentos importantes, muchos de ellos fotocopiados, se referían a la vida, la familia y a otros datos que corresponden a la privacidad del papa, de ahí que en algunos de ellos estuviera escrito en la parte de arriba “para destruir”.

Otros se referían a cartas enviadas al papa por cardenales, clérigos o personas que le pedían consejos, otras de respuestas del Pontífice, así como documentos enviados o recibidos de las Nunciaturas (embajadas del Vaticano). Algunos sobre el IOR, el banco del Vaticano; la Secretaría de Estado Vaticano (“presidencia del Gobierno” de la Santa Sede), congregaciones religiosas, etc.

Asimismo, hallaron en casa de “Paoletto” otros documentos sobre el exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi, la masonería, esoterismo, la subversiva logia masónica Propaganda Dos (P-2), sobre el asesinado banquero Roberto Calvi, implicado en la bancarrota del viejo Banco Ambrosiano; sobre yoga, cristianismo y otras religiones. Documentos sobre cómo realizar vídeos a través de los ordenadores, como usar un teléfono móvil sin que deje rastro, numerosos “pendrives” y otro material para almacenar datos electrónicos, también fueron hallados.

Los gendarmes también confirmaron haber visto el cheque por valor de cien mil euros donado a Benedicto XVI por la Universidad Católica de Murcia (España) y la pepita, supuestamente de oro, regalada al papa en un viaje, los cuales, según dijo ayer “Paoletto” durante su interrogatorio, desconoce cómo llegaron a su domicilio.