Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Ginecólogos se niegan a justificar decisión de no realizar abortos

EL OBSERVADOR |

Decreto. El MSP exigirá a médicos explicar motivos de la objeción de conciencia

El subsecretario Briozzo fue cuestionado por sus colegas catedráticos

El Ministerio de Salud Pública (MSP) exigirá a los ginecólogos que den “justificación real” para no practicar abortos, anunció el subsecretario de Salud Pública, Leonel Briozzo, ayer jueves en entrevista con el semanario Búsqueda. Justo Alonso, catedrático de Ginecología en el Pereira Rossell, dijo a El Observador que la propuesta de Briozzo “no tiene ni pies ni cabeza”. El académico se mostró sorprendido, ya que el propio Briozzo participó en la redacción del decreto que reglamenta la ley de interrupción del embarazo, que no exige justificación para “objetar de conciencia” y negarse a realizar abortos.

Briozzo dijo a Búsqueda que el MSP quiere asegurarse de que las objeciones de conciencia “sean justificadas”, y, por lo tanto, estén basadas en aspectos filosóficos, religiosos o de pensamiento, “que tengan que ver con la discrepancia con la participación en la interrupción voluntaria del embarazo y no con diferencias de cómo están redactada una ley”. Para Briozzo eso “es más una desobediencia que una objeción de conciencia”.

Según el decreto, los médicos ginecólogos y el personal de salud pueden no intervenir en la realización del aborto por objeción de conciencia y haciéndolo saber a las autoridades de las instituciones a las que pertenecen. Briozzo admite que aunque el reglamento no lo exige, el MSP está trabajando en un procedimiento que obligue a los médicos a dar “una justificación real”.

Sin embargo, Alonso, que pertenece a una de las dos cátedras que se opusieron a practicar abortos, dijo que planteó la objeción y no tiene “por qué explicar a ningún ministerio” por qué lo hace.

Además, Alonso dijo estar sorprendido por las declaraciones de Briozzo, ya que el propio subsecretario de Salud Pública participó en la redacción del decreto.

“No hay que justificar el motivo por el cual uno objeta”, y agregó que en “ningún lugar del mundo (se) necesita justificación”.

Alonso aseguró que en caso de que el ministerio decida exigirle una justificación “de ninguna forma” la dará, ya que asegura que los motivos por los que objeta están en el ámbito del secreto profesional.

La Federación de Médicos del Interior (FEMI) denunció en diciembre que en los departamentos de Salto, Paysandú y Tacuarembó hubo ginecólogos que se negaron a practicar abortos amparados en la “objeción de conciencia”.

Frente a situaciones de departamentos donde casi la totalidad de los médicos se niega a practicar abortos, el MSP quiere asegurarse que las objeciones sean “justificadas”, ya que, según Briozzo, apelar a la objeción de conciencia “debe estar basado en motivos muy profundos y no en cuestiones superficiales o de diferencia con la reglamentación”.

El otro catedrático de Ginecología, Washington Lauría, que dirige la cátedra del Hospital de Clínicas, también manifestó objeción de conciencia por sus convicciones personales. El tercer catedrático es Briozzo, quien siempre estuvo a favor de la despenalización del aborto y desde el gobierno participó en la redacción del decreto reglamentario. l

Las claves

Objeción. La normativa vigente permite a los médicos derivar a los pacientes que quieren abortar, sin justificar por qué lo hacen.

Profundo. Briozzo entiende que solo se puede objetar por razones “profundas” y no por discrepancia con la ley.

Oposición. Dos de los tres catedráticos grado cinco de Ginecología se oponen: Justo Alonso y Washington Lauría.