Iglesia al día

" En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios (2 Co 5,20). "
Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma 2020

La Iglesia en los medios Francisco se reunió con víctimas de pederastas y pidió perdón

EL OBSERVADOR |

Vaticano. Seis personas que fueron abusadas por curas tuvieron entrevistas privadas con el pontífice

info_240339

En la homilía, Francisco reprobó todo tipo de abusos. AFP – A. Solaro

Por primera vez desde que es papa, Francisco se reunió con víctimas de abusos sexuales cometidos por religiosos, algo que había hecho su antecesor en cuatro oportunidades. Les pidió perdón públicamente en la homilía de la misa que celebró para ellos en Santa Marta y luego se reunió cerca de media hora con cada uno. Los gestos, otra vez, vuelven a ser el modo de este papa de hacer visible su pensamiento.

Las víctimas de abuso sexual que ayer se reunieron con Francisco fueron seis: dos de Alemania, dos del Reino Unido y dos de Irlanda, una de las cuales es Marie Collins, activista por la causa e integrante de la comisión de la Iglesia para la Tutela de los Menores, anunciada el 5 de diciembre de 2013.

Estos días los seis se alojaron bajo el mismo techo que Francisco, en Santa Marta, y el papa los recibió brevemente el domingo de noche. Ayer tuvo lugar la misa privada y los posteriores encuentros.

Su antecesor en el papado, fue en gran medida el que emprendió las acciones de la Iglesia contra la pederastia, primero como prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe y luego como papa Benedicto XVI. En 2010, el asunto tuvo un cierto auge cuando se denunciaron varios casos ocurridos en la década de 1970 en países europeos y en Estados Unidos. En ese momento cambiaron algunas normas jurídicas, se instauró una legislación de emergencia y se agilizaron los procesos.

Pero ya desde antes el papa alemán había comenzado a usar los gestos, cuando se reunió con víctimas de abusos sexuales en Washington y luego en Australia, el Reino Unido, Malta y Alemania. Esta vez, sin embargo, el gesto fue mayor porque fue en la misma casa del papa, el Vaticano. Los seis protagonistas aceptaron la invitación del pontífice y durmieron bajo el mismo techo que él, en el corazón de la institución que alguna vez les causó tanto daño por las acciones de alguno de sus miembros.

Poco trascendió de lo hablado entre el papa y cada uno de sus invitados en privado, pero el vocero de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, relató en conferencia de prensa que los encuentros fueron “muy removedores”, y dio como muestra de ello la duración, que en otras circunstancias no hubiera sido tan extensa.

“Puedo decir que los sentimientos eran intensos, positivos, y serenos. Hemos visto a personas profundamente conmovidas, contentas y agradecidas por este encuentro. He visto al papa al final y puedo decir que también él estaba muy afectado. Una persona, un sacerdote, un pastor que vive un encuentro con personas que cargan con una historia de profundo sufrimiento, con heridas, que han vivido cosas dolorosas… son siempre encuentros extremadamente intensos”.

Más que claro

En su homilía, Francisco fue más que claro en su condena a los abusos sexuales de todo tipo y de modo especial a los cometidos por los sacerdotes o religiosos, por los que pidió perdón por segunda vez (en abril lo había hecho ante la Oficina Internacional Católica de la Infancia).

“Ante Dios y su pueblo expreso mi dolor por los pecados y crímenes graves de abusos sexuales cometidos por el clero contra ustedes y humildemente pido perdón. También les pido perdón por los pecados de omisión por partes de líderes de la Iglesia que no han respondido adecuadamente a las denuncias de abuso presentadas por familiares y por aquellos que fueron víctimas del abuso, esto lleva todavía a un sufrimiento adicional a quienes habían sido abusados y puso en peligro a otros menores que estaban en situación de riesgo”.

Asimismo, el papa expresó su “angustia y dolor por el hecho de que algunos sacerdotes y obispos hayan violado la inocencia de menores y su propia vocación sacerdotal al abusar sexualmente de ellos. Es algo más que actos reprobables”.

La lucha de Francisco contra la pederastia incluye también la reciente instauración de la comisión para la Tutela de los Menores, anunciada en diciembre y que comenzó a operar el pasado mes de marzo. La misma está presidida por el cardenal Sean O’Malley, arzobispo de Boston, EEUU, y su cometido es diseñar programas e intervenciones para combatir los hechos. Entre los ocho miembros del grupo hay cuatro mujeres y una de ellas es Collins, irlandesa y víctima de abusos.

Cuando en el mes de mayo el comité de la ONU contra la tortura acusó a la Iglesia Católica de no hacer nada para incidir en la realidad y evitar los excesos, el delegado vaticano ante el organismo internacional, monseñorSilvano Tomasi, brindó información precisa. Según reveló, entre 2013 y 2014 llegaron al Vaticano 3.420 denuncias de actos de abuso sexual cometidos por sacerdotes, todas ellas de casos ocurridos entre 1950 y 1990. Del total de los denunciados, 884 (el 25%) fueron separados de su condición clerical. Los otros 2.572 fueron sancionados, pero no se aclaró de qué manera. En 2010 se manejaba que un 10% de los sacerdotes que habían cometido actos de pedofilia, decidieron apartarse de la Iglesia.

Lo dijo

“No ha sido una escucha superficial. La duración del encuentro habla además del compromiso y la intención de escuchar y comprender”

Padre Federico Lombardi

Vocero de la Santa Sede

Acciones de la Iglesia contra la pederastia

2001 Como prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe, Joseph Ratzinger asumió el tema. Promulgó una norma que obliga a denunciar ante la Justicia civil y permite aplicar la reducción al estado laico.

2005 Al asumir como papa, Benedicto XVI condenó a Marcial Maciel (fundador de los Legionarios de Cristo) y a Gino Burresi, fundador de los Siervos del Corazón Inmaculado de María.

2008 Benedicto XVI se reunió con víctimas de abusos sexuales en EEUU. Tuvo otros encuentros en Australia, el Reino Unido, Malta y Alemania.

2010 En una carta a los católicos de Irlanda, Benedicto XVI acusó a obispos por “traicionarlo” al encubrir casos. En mayo, agilizó los procesos y habilitó las condenas directas. Habilitó a laicos a integrar tribunales y alargó la prescripción de 10 a 20 años.

2012 El Vaticano organizó un simposio con superiores eclesiásticos y víctimas de abusos.

2013 En julio, el papa Francisco endureció algunas penas contra abusadores. El 6 de diciembre, creó una comisión para luchar contra la pederastia.

2014 El 11 de abril, Francisco pidió perdón. “Me siento en la obligación de asumir todo el mal cometido por algunos sacerdotes, un pequeño número en relación con todos los sacerdotes, y de pedir personalmente perdón por el daño que causaron al abusar sexualmente de niños”.