Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Francisco presenta su primera encíclica

EL PAÍS |

Anuncia superávit en sus cuentas

En tiempo récord, cuatro meses después se ser elegido Papa, Francisco presentará hoy su primera encíclica, titulada “Lumen Fidei” (“La luz de la fe”).

El documento contiene pasajes que ya había comenzado a preparar su antecesor, el papa emérito Benedicto XVI, por lo cual por primera vez se difundirá una encíclica redactada por dos papas.

Francisco marca así un récord, ya que los últimos pontífices escribieron su primera encíclica bastante tiempo después de la llegada al papado.

Pablo VI publicó su primera encíclica, “Ecclesian Sua”, el 6 de agosto de 1964, catorce meses después de llegar al sillón de Pedro; Benedicto XVI publicó “Deus caritas est” el 25 de diciembre de 2005, ocho meses después de la elección; Juan XXIII publicó “Ad Petri Cathedra” el 29 de junio de 1959, también ocho meses después, y Juan Pablo II publicó “Redemptor Homini” cinco meses después de su elección, el 4 de marzo de 1979 (fue elegido Papa el 16 de octubre de 1978).

El papa Bergoglio anunció el pasado 13 de junio que concluiría la encíclica sobre la fe que comenzó su predecesor Benedicto XVI, con motivo del Año de la Fe, y que no pudo terminar al renunciar al pontificado el pasado 28 de febrero, por lo que el texto que se presentará hoy incluirá las reflexiones del papa Ratzinger.

Aunque se trate de una encíclica a “cuatro manos”, estará firmada por el papa Francisco, según precisó el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

La encíclica es una carta solemne sobre asuntos de la Iglesia o determinados puntos de la doctrina católica dirigida por el Papa a los obispos y fieles de todo el mundo y está considerada el documento más importante escrito por un pontífice.

Superávit.

La Santa Sede y la Ciudad del Vaticano cerraron sus cuentas de 2012 con superávit, pese a la crisis económica global, informó ayer la oficina de prensa del Vaticano.

El superávit se elevó a 2.185.622 euros (2.800.000 dólares) en 2012, luego de sufrir un déficit de 15 millones de euros en el ejercicio anterior.

El superávit “se debe a un buen rendimiento de la gestión financiera”, según la nota.

El mayor peso sobre las cuentas, además de los costos salariales de las 2.823 personas que trabajan para la Santa Sede, fueron los cinco millones de euros del Impuesto sobre los Bienes Inmuebles adoptado por el gobierno italiano.

Entre los ingresos, figura el “Óbolo de San Pedro”, donaciones de particulares al Vaticano, que pese a bajar en 2012 aportaron casi 66 millones de dólares.

La cifra

2,8

millones de dólares fue el superávit del Vaticano en 2012, luego de sufrir el año anterior un déficit de 15 millones.