Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Francisco pidió por los refugiados, por la paz y denunció el terrorismo

EL PAÍS |

El Papa celebró la Navidad con la tradicional bendicion “Urbi et Orbi” en el Vaticano.

El papa Francisco pidió este viernes que la Navidad “ilumine los esfuerzos del pueblo colombiano” para que prosiga su búsqueda de la paz, durante la tradicional bendición “Urbi et Orbi”.

“Que la alegría de este día ilumine los esfuerzos del pueblo colombiano para que, animado por la esperanza, continúe buscando con tesón la anhelada paz”, declaró desde el balcón de la Basílica de San Pedro de Roma.

La guerrilla de las FARC y el gobierno de Colombia entablaron hace tres años un diálogo para terminar con medio siglo de enfrentamiento armado.

Hace poco más de una semana, las dos partes dieron un paso decisivo hacia la firma de la paz que negocian en Cuba, comprometiéndose a reparar a las víctimas del conflicto y castigar a los culpables de delitos atroces.

El conflicto colombiano, que comenzó como una sublevación campesina, es uno de los más largos en el mundo y ha causado unos 220.000 muertos y seis millones de desplazados.

Terrorismo
Además, Francisco denunció los “atroces actos terroristas” y la destrucción del “patrimonio histórico y cultural de pueblos enteros”.

“Quiero recordar también a cuantos han sido golpeados por los atroces actos terroristas” en “las recientes masacres sucedidas” en Egipto, Beirut, París, Bamako y Túnez, dijo. Pidió también que “cesen las atrocidades” en Irak, Yemen y en el África subsahariana que, además de “numerosas víctimas, provocan enormes sufrimientos y no respetan ni siquiera el patrimonio histórico y cultural de pueblos enteros”.

Refugiados
El Papa hizo un llamamiento en favor de los que huyen de la miseria y las guerras, pidiendo a Dios que “recompense” a las personas y los países que “socorren y acogen a los numerosos emigrantes y refugiados”.

Pidió “que sean recompensados con abundantes bendiciones todos aquellos, personas privadas o Estados, que trabajan con generosidad para socorrer y acoger a los numerosos emigrantes y refugiados ayudándoles (…) a integrarse”.