Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Francisco inauguró el año santo y pidió anteponer la misericordia

EL OBSERVADOR |

El papa llamó a centrarse en la reconciliación con Dios y con los demás

Ante unas 50.000 personas, el papa Francisco inauguró el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, un año durante el cual la Iglesia católica propone la reconciliación entre la gente y con Dios.

Los peregrinos comenzaron a llegar a la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, durante la madrugada para conseguir un buen lugar en la ceremonia que comenzaría a las nueve y media y duraría dos horas. El momento cúlmine fue hacia el final, cuando Francisco abrió la llamada “puerta santa” de la basílica de San Pedro, una por la que solo se puede pasar cuando hay un año jubilar.

La tradición del Año Santo o año jubilar se remonta al 1300, bajo el papado de Bonifacio VIII. Luego comenzó a realizarse cada 25 años o cuando un pontífice lo declare.

Este es el caso del año que empezó ayer y se extenderá hasta el 20 de noviembre de 2016. Durante el mismo, la Iglesia católica propone centrar la mirada en la figura de Dios Padre, que perdona y comprende a sus hijos.

En su discurso, el pontífice afirmó que este jubileo extraordinario “será un año para crecer en la convicción de la misericordia”.

“Entrar por la puerta significa descubrir la profundidad de la misericordia del Padre que acoge a todos y sale personalmente al encuentro de cada uno. (…) Será un año para crecer en la convicción de la misericordia”, dijo.

A partir de ahora, atravesar la puerta santa es el principal gesto que realizarán los peregrinos como forma de manifestar su decisión de recomenzar una vida de fe.

Francisco también dio consejos concretos, como por ejemplo “anteponer la misericordia al juicio y, en todo caso, el juicio de Dios será siempre a la luz de su misericordia”.

El papa fue el primero en atravesar el umbral y luego lo hizo el papa emérito Benedicto XVI, antes de los demás cardenales, obispos y fieles en general.

La procesión concluyó en el altar mayor, que se eleva sobre la tumba del Apóstol San Pedro, el primer papa de la historia de la Iglesia católica.

El tema central de los eventos de este año será la misericordia, por lo que el sacramento de la confesión será una de las piezas clave.

El evento de ayer estuvo rodeado de un fuerte dispositivo de seguridad, pues además de los controles para acceder a la plaza, 2.000 policías patrullaron la zona, se instalaron 1.000 cámaras de vigilancia, mientras que helicópteros de la aeronáutica italiana sobrevolaron el espacio aéreo del Vaticano y también de Roma.

Pese a que la inauguración oficial del año santo fue ayer, Francisco se adelantó y en su reciente viaje por África abrió la puerta santa de la catedral de Bangui, la capital de República Centroafricana. Dio así un importante gesto para alentar la paz en ese país y el mundo. De hecho, fue la primera vez que un pontífice realizó algo así fuera de Roma y en un templo distinto a las basílicas papales de esa ciudad.

En Montevideo será este domingo
En Uruguay también habrá ceremonias de comienzo del Año de la Misericordia en las 10 diócesis del país. En Montevideo será el domingo 13. Comenzará a las 18 hs. con la lectura del Evangelio en la Puerta de la Ciudadela y luego habrá una peregrinación hacia la catedral. Allí se abrirá la puerta santa y luego el cardenal Daniel Sturla presidirá la celebración de la Santa Misa.