Iglesia al día

" En muchas naciones el #COVID19 aún está causando numerosas víctimas. Deseo expresar mi cercanía a estos pueblos, a los enfermos y a sus familiares, así como a todos aquellos que los que los cuidan. "
Papa Francisco

Noticeu Mons. Fuentes presidirá fiesta de la Virgen del Valle de Aiguá en el Año Mariano

virgen aigua

En el marco del  Año Mariano convocado por el Obispo de Minas, Mons. Jaime Fuentes, la comunidad de la Parroquial de Aiguá celebrará  el próximo sábado 3 de junio la Fiesta de la Virgen del Valle.

A las 14.30 horas la comunidad de la Parroquia San Antonio de Padua y Virgen del Valle y los lugareños se reunirán en la plaza principal para rezar el Santo Rosario. A las 15 horas se celebrará la Santa Misa presidida por Mons. Fuentes y, seguidamente, tendrá lugar la inauguración del jardín de la Virgen que quedará como recuerdo del Año Mariano, y se contará con la presentación de la Banda Municipal local.  La Fiesta finalizará con el concierto de coros en homenaje a Nuestra Señora del Valle de Aiguá a cargo del Coro Departamental de Lavalleja «Mario Belardi» y el Coro Vox Populi Minas.

La imagen de la Virgen del Valle de Aiguá, que ha derramado abundantes gracias en ese pueblo, fue bendecida y entronizada el 3 de junio de 1979. Fue obra de la artista local  Ada Letamendía.

Fiesta Aiguá

Historia de Nuestra Virgen del Valle

El día 3 de Junio de 1979, en la festividad de Pentecostés, se inauguraba en Aiguá un nuevo templo parroquial.

Cuando se previó todo lo necesario para el templo, se pensó en la posibilidad de colocar una imagen de la Virgen. Pero las imágenes convencionales no conformaban.

Se deseaba que  la Virgen, fuera una mujer del pueblo, lo más enraizada posible en la zona.

Por eso se buscaron distintos diseños, y cuando uno de ellos conformó a todos se puso manos a la obra.

La artista local Ada Letamendía aceptó el trabajo de tallarla, aunque era un gran reto, ya que se dedicaba al tallado de imágenes pequeñas, y esta debía ser con una estatura de un ser humano. Una familia del lugar corrió con los gastos.

Para su elaboración, se utilizó un árbol del arroyo Aiguá, que durante unos meses recibió un tratamiento en el agua para curar su madera.

Posteriormente a esto, la Virgen del Valle ha ido enraizándose en el corazón de los lugareños. Al finalizar la Misa de cada Domingo y antes de irse del Templo le dirigen un saludo o una plegaria confiada, como si pusieran en sus manos sus alegrías y esperanzas, sus preocupaciones y desvelos.

Además, en el mes de la Virgen, una imagen de tamaño reducido recorre las familias del pueblo y siempre  faltan  días, porque la Virgen es invitada a todas las casas, creyentes o no.

Luego con motivo del Año Mariano, se solicitó, que la Virgen fuera declarada co- patrona de la Parroquia San Antonio (patrono desde su fundación).

Ese título, se le otorgaría de ser posible al cumplirse los diez años de su presencia entre la gente  y en ese mismo día, el 3 de Junio, fijaron su fiesta.

Descripción de la Imagen

En la Imagen de la Virgen cabe resaltar dos cosas:

En primer lugar su mirada, la dirige hacia abajo, hacia sus hijos, los fieles de Aiguá; pero al mismo tiempo es una mirada ensimismada en el misterio que está viviendo.

Su rostro, sereno y confiado, con una sonrisa que  se esboza en sus labios, infunde todas estas cualidades a quien recurre a ella.

Y en segundo lugar, se observa la posición de la mano derecha de la imagen, (con la izquierda sostiene a su hijo en brazos).

En escudo de la ciudad de Aiguá hay una mano en esa misma posición, que siembra estrellas en su fértil valle.

Puesto que todos querían una Virgen  propia (“nuestra”), el nombre más adecuado era “Virgen del Valle del Aiguá”

Y si tenía ese nombre era también adecuado que su mano repartiera los favores divinos sobre el Valle del Aiguá y sus habitantes, imitando la misma posición de la mano del escudo.

En cuanto al Niño Jesús que sostiene en sus brazos, se intentó que su rostro amalgamara el conjunto de razas que forman nuestra América, desde el indio, pasando por el negro, el mestizo y el blanco.

Su cabeza apoyada en el hombro de la Virgen, es un reflejo del rostro de la Madre, ya que tiene casi su misma sonrisa esbozada.

Una vez terminada la escultura, se pensó en la forma de iniciar su culto público. Puesto que Aiguá pertenece civilmente al Departamento de Maldonado, si bien eclesiásticamente forma parte de la Diócesis de Minas, se creyó adecuado invitar al entonces Obispo de Maldonado- Punta del Este, Mons. Antonio Corso, para que fuera él quien bendijera la imagen el mismo día de la inauguración del templo.

Al concluir la ceremonia principal, se acercó a la imagen de la Virgen que se encontraba en el presbiterio, y bendijo aquella imagen con la oración señalada para esas oportunidades.

Luego el pueblo le dedico un saludo a Vuestra Madre la Virgen del Valle del Aiguá.