Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu Fiesta de la Inmaculada Concepción en San José

WhatsApp-Image-2018-11-26-at-13.44.45-1-e1543678842878

La Fiesta de la Inmaculada Concepción este año en San José se celebra en un Triduo Preparatorio de tres jornadas, que comenzó el jueves 6 de diciembre.

El jueves tuvo lugar una Conferencia a cargo del sacerdote jesuita Horacio Bojorge sobre la Virgen María: ¿Por qué Jesucristo a su Madre la llamaba “mujer”? La restauración de la mujer desde María Inmaculada.

El viernes 7 de diciembre se realizó la “Adoración Eucarística” como cada viernes primero de mes: María “Mujer Eucarística” en la Capilla del Santísimo Sacramento en la Catedral de San José de 9 a 19 horas.

El día de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, el sábado 8 de diciembre se realizará la Oración de la mañana a las 8:30 horas en la Catedral. De 9 a 12 horas, los sacerdotes de la Catedral estarán disponibles para celebrar el Sacramento de la Reconciliación. A las 18:30 horas se rezará la oración del Santo Rosario.

A las 19 horas, en la Basílica Catedral de San José, Mons. Arturo Fajardo, Obispo de San José de Mayo, presidirá la Santa Misa en honor a la Inmaculada Concepción y, posteriormente, se realizará la procesión por las calles de la ciudad de San José (Asamblea, Artigas, Larrañaga, 25 de mayo y Asamblea).

INMACULADA CONCEPCIÓN

La Inmaculada Concepción de María es el dogma de fe que declara que por una gracia singular de Dios, María fue preservada de todo pecado, desde su concepción.

Esta doctrina es de origen apostólico, aunque el dogma fue proclamado por el Papa Pío IX el 8 de diciembre de 1854, en su bula Ineffabilis Deus.

 “…declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles…”

Fuente: Boletín Digital “Red Diocesana” del Decos de San José