Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

Noticeu “La belleza de la Familia” en el IV Congreso Nacional

dsc_0270

Más de 850 personas se congregaron este sábado 29 de octubre, en el Hotel Radisson de Montevideo para celebrar “la belleza de la familia”, en el IV Congreso Nacional de la Familia organizado por la Comisión Nacional para la Pastoral Familiar y la Vida de la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU). El perdón, el adiós en el momento de la muerte, la comunicación, la libertad, la autoridad, los hijos, la pareja, el tiempo dedicado, la esperanza, la alegría y los cansancios… fueron tan solo algunos de los aspectos relativos a las vidas de las familias analizados en el congreso que reunió a parejas y familias de todas las Diócesis del país y a sus obispos.

El Congreso comenzó en la mañana con la oración animada desde el escenario por una numerosa familia. Seguidamente, el Obispo de Minas, Mons. jaime Fuentes, fue el encargado de abrir oficialmente el evento, y tras agradecer a los obispos y a las distintas delegaciones por su presencia y a los organizadores por sus denodados esfuerzos, invitó a admirar “la belleza de la familia”. Entre sus frases intercaló secuencias de la película “Milagros del Cielo” basada en la historia verídica de la curación de la niña Anna Beam. “Cuando hay confianza Dios, las cosas salen”, afirmó el Obispo aludiendo al milagro de la curación de la niña, al tiempo que instó a descubrir cada día, en el seno de la familia, los pequeños milagros que suceden. El Pastor animó a leer la Exhortación Apostólica del Papa Francisco, Amoris Laetitia y sugirió hacerlo “de a poquito” para descubrir la “belleza del amor”. Finalmente, recordó una frase de San Juan Pablo II cuando visitó Uruguay: “Son las familias cristianas las que harán que nuestro mundo vuelva a sonreír”.

EL PERDON EN LA FAMILIA

Posteriormente, la orientadora familiar y logoterapeuta, Lic. Teresa Zerbino, desarrolló el tema “La Misericordia en la Familia”, recalcando la importancia del perdón, “una decisión que nos conduce a la libertad”. “Nos hemos puesto duros, intolerantes e insensibles y no queremos perdonar a nuestros hermanos”, advirtió la experta. Sin embargo, a su juicio, “perdonar no es debilidad ni una meta inalcanzable”, y el ejercicio del perdón es necesario “trabajarlo en la familia y con la pareja como algo posible”.

SABER DECIR ADIOS

Otra ponencia que caló hondo fue la de la enfermera y especialista en abordaje psicosocial en cuidados paliativos, Gloria Miguens, de Argentina, quien trató el tema “El Acompañamiento en el Adiós”. Miguens destacó la importancia de “hablar abiertamente de la muerte” y recomendó que cada persona exprese claramente a sus seres cercanos cuáles son sus deseos para cuando llegue ese momento. Explicó que los cuidados paliativos, en los que está especializada, apuntan a cuidar al paciente para q esté lo más cómodo posible cuando ya no es posible la cura.

Se refirió a los temores de un enfermo terminal, a los cuidados y el acompañamiento que necesita apelando por momentos a la dramatización de ciertas situaciones concretas con un “actor” voluntario. La experta señaló que los principales temores de un enfermo terminal residen en ser abandonado, el descuido del pudor, el miedo a sufrir y la voluntad no respetada. Los enfermos en sus últimos tiempos de existencia necesitan ser escuchados, aceptar su enojo, ser visitados, alentados, y abrazados. Entre tanto, según la especialista, la familia necesita compartir tiempo con el enfermo, hablar de lo que pasa, pedir ayuda para evitar el agobio, respetar los deseos de este, saber despedirse y, finalmente, dejarlo partir. También en su intervención contempló la situación de los acompañantes del enfermo y sugirió que “cuando sentimos que estamos agotados y no tenemos resto para dar lo mejor al enfermo, debemos recargar nuestras energías” mediante el deporte, un baño de inmersión, una salida… Entre sus muchos conceptos y experiencias compartidas, Miguens admitió que los enfermos que pronto morirán pueden recibir la “visita” de familiares ya muertos, lo que interpretó como un signo de comunión de los santos “que hay que respetar”. En una exposición seguida con suma atención por parte del auditorio, la enfermera argentina animó a aprovechar ese último tiempo de vida a “sanar” la biografía y, comentó que muchos que no creen en Dios procuran encontrarlo.

LA COMUNICACION EN LA VIDA CONYUGAL

Luego siguió la exposición de la periodista ecuatoriana Sonia María Crespo sobre “Comunicación para Parejas”, quien hizo referencia a las diferencias aportadas por las neurociencias entre el hombre y la mujer, dando además consejos para la vida conyugal.

Algunas de las diferencias señaladas por Crespo indican que las mujeres ven más allá de lo que expresan, en tanto para el hombre existe solo lo que se dice. En tanto la mujer tiene una visión periférica, el hombre  posee una visión de túnel (por eso no encuentra nada aunque lo tenga delante de sus ojos..), mientras la mujer puede abordar varios temas a la vez , el hombre solo uno por vez.

Crespo recomendó tomar conciencia sobre la calidad del diálogo en la pareja para testear la calidad de la relación. No obstante, aclaró que no son las palabras sino el amor lo que produce “sintonía” entre dos personas. “Comunicar es más que informar, es la relación misma y es abrir la interioridad”, puntualizó.

Mientras los mayores seguían las conferencias en el Auditorio del Hotel, los niños jugaban, cantaban y pintaban en un espacio adaptado especialmente para ellos, cuidados por jóvenes animadores voluntarios. En los pasillos del segundo piso del Radisson fue posible recorrer los stands instalados especialmente por la librería Paulinas, el Movimiento Familias Novas, el canal EWTN, la experta Gloria Miguens, y las Hnas. Cooperatrices de Canelones que ofrecían diversos artículos religiosos, entre otros.

LA ESPERANZA EN LA VERDAD DEL EVANGELIO 

Pasado el mediodía, los congresistas se trasladaron hasta la Catedral Metropolitana donde compartieron la Misa presidida por el Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla, y concelebrada por los obispos de todo el país,  el secretario de la Nunciatura y una decena de sacerdotes.

Ante una iglesia repleta, en su homilía, Sturla hizo referencia a dichos del Papa Benedicto XVI respecto a que la verdad del Evangelio perdura más allá de las ideologías, llamando a la esperanza frente a cuestiones como el aborto, el divorcio, la ideología de género y el matrimonio homosexual.

Sturla hizo un llamado a la fe como fuente de alegría y a mantener la esperanza en Cristo que se abre paso en medio de las ideologías que envejecen.

“El Evangelio de Jesucristo, la fe en Cristo, es simplemente verdad. Y la verdad no envejece. También se puede olvidar durante algún tiempo, es posible encontrar otras cosas, se puede dejar de lado; pero la verdad como tal no desaparece. Las ideologías tienen un tiempo determinado. Parecen fuertes, irresistibles, pero después de un determinado período se consumen; pierden su fuerza porque carecen de una verdad profunda. Son partículas de verdad, pero al final se consumen. En cambio, el evangelio es verdadero, y por lo tanto nunca se consume”, subrayó el Cardenal citando al Papa emérito Benedicto XVI. “En todos los períodos de la historia aparecen nuevas dimensiones del Evangelio, para responder a las necesidades del corazón y de la razón humana que puede caminar en esta verdad y encontrarse en ella. Y así, por esta razón, estoy convencido de que también hay una nueva primavera del cristianismo”, acotó.
“Las ideologías pasarán pero el modelo cristiano de familia no pasará porque responde a la naturaleza humana. Porque da plenitud a la vida humana”, vaticinó el Arzobispo de Montevideo.

“NO HAY CALIDAD SIN CANTIDAD”

Tras el almuerzo continuaron las ponencias en el Hotel Radisson. La Ps. María José Soler en la conferencia titulada “Familias Cristianas a la Vanguardia”,  se refirió a los valores a cultivar. Según Soler, hay que celebrar, festejar y disfrutar en familia, trabajando las emociones positivas e inculcando a los hijos la esperanza en el cielo para que sean personas esperanzadas y seguras. También recomendó el voluntariado y el servicio como una práctica a enseñar. Aseguró que el ejercicio del compromiso y la práctica de la espiritualidad favorecen el bienestar en la familia.

La experta insistió en la necesidad de dedicar tiempo a los hijos. “No hay calidad si no hay cantidad de tiempo compartido”, alertó. Del mismo modo, animó a que la pareja se dedique también algunos tiempos para compartir solos.

AMOR SOLIDO

La argentina Lic. Paola Delbosco, doctora en filosofía y docente de deontología en el doctorado de Comunicación de la Universidad Austral,  abordó el tema “La familia un don para la sociedad”. La filósofa advirtió que el amor es percibido en muchas situaciones personales como algo que “sucede” desvinculado de la decisión y el compromiso. Para Delbosco, la familia goza de “buena salud” y destacó que en las encuestas la familia “es la principal fuente de satisfacción”.

Enfatizó en la necesidad de que los vínculos paternos y maternos estén muy activos aún en situaciones de separación. Según la especialista, es en la familia donde se aprende la riqueza de la diversidad, a cultivar la confianza, la alegría, el dar y la reciprocidad.

Seguidamente, el también licenciado argentino Patricio Videla desarrolló el tema “La Rebelión del Amor”, abordando “la crisis de la unión”. Videla forma parte de “Grupo Sólido” una fundación conformada por jóvenes latinoamericanos motivados por ayudar a las familias de hoy y mañana. A través de la fundación esos jóvenes ayudan, forman y movilizan a otros pares para inspirar una cultura del encuentro en los vínculos personales y sociales, en especial en las familias, a partir de propuestas innovadoras. Entre sus búsquedas, se destacan reducir la fragmentación familiar y los trastornos sociales colaterales.

El joven se refirió a la fragmentación social y al derecho a saber amar y a ser educado en el amor. Según Videla, la unión es un valor presente en todos los ámbitos de la sociedad pero, en la familia, actualmente está en crisis. Por otra parte, señaló la dificultad de llegar a los hijos por existir una especie de estancamiento debido a la discusión entre las posturas más conservadoras y la ideología de género. Para Videla, la batalla cultual se supera con la empatía.

¿PADRES PRESENTES O DE CUERPO PRESENTE?

Por último, el Lic. Alejandro De Barbieri, Psicólogo Clínico y Logoterapeuta, desarrolló el tema “Claves para Salir del Exilio y Educar Sin Culpa”. El especialista comenzó haciendo referencia al tiempo que los adultos dedican a sus hijos, señalando que “necesitan padres presentes no de cuerpos presente”. Por otra parte, De Barbieri calificó como una “enfermedad” que los padres quieran que los hijos sean felices respondiendo a todos sus deseos y sin poner límites. Dijo, además, que los adultos  deben transmitir a los hijos lo linda que es la vida, aquí y ahora, “ya que ellos quieren ser como nosotros”. Instó a los padres a ejercer una “sana” autoridad y a recuperar el entusiasmo. Recordó que educar es “cansarse amorosamente” al tiempo que destacó la importancia de que los hijos aprendan a esperar y frustrarse. “Si exonero a mi hijo del sufrimiento lo exonero de la vivencia y del aprendizaje”, alertó De Barbieri. Puntualizó que la vida supone “cicatrices”.

El Psicólogo enfatizó que para ser padres de los hijos primero hay que dejar de ser hijos de los propios padres. Los participantes lo despidieron con un gran aplauso y de pie.

Hacia el final, se presentaron videos de algunos movimientos presentes y en homenaje al P. Fernando Pigurina, fallecido el 21 de enero y quien fuera un gran apoyo a la pastoral familiar.

Los secretarios ejecutivos de la Comisión Nacional de la Pastoral de Familia y Vida, Gabriela López y Víctor Hugo Guerrero, agradecieron a cuantos colaboraron en la realización del congreso. “Hemos conocido el amor y hemos creído en él” aseveró la pareja al tiempo que animaron a seguir admirando la belleza de las familias pese a las debilidades que las afectan.

El cierre del evento estuvo a cargo del cantante ecuatoriano Juan Morales Montero y del coro del Colegio Seminario.

El próximo congreso de la familia será en el 2019.

Primeras imágenes https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1202450439828827.1073741883.138778556196026&type=3

ENTREVISTA a Mons. Jaime Fuentes en Telemundo: http://www.teledoce.com/telemundo/nacionales/se-llevo-a-cabo-el-congreso-nacional-de-la-familia-en-minas/