Iglesia al día

" Los santos y las santas nos demuestran que se puede alabar a Dios siempre, en los buenos y en los malos momentos, porque Dios es el Amigo fiel y su amor nunca nos abandona. "
Papa Francisco

Noticeu Falleció el diácono permanente Luis Alberto Trobo

A los 83 años de edad falleció, el martes 20 de abril, el diácono permanente Luis Alberto Trobo Carámbula.

Cacho, como le decían, nació el 13 de junio de 1937 en Las Piedras, donde cursó sus estudios primarios y secundarios. Concurrió a la Facultad de Odontología, y cuando se diplomó en 1964 se radicó en Progreso. Fue ordenado diácono permanente  el 12 de diciembre de 1983 por el entonces obispo de Canelones, Mons. Orestes Nuti. Desempeñó su Ministerio Diaconal en la Parroquia San Antonio María Claret de la localidad de Progreso, por más de 20 años. Hace algunos años se radicó en Piriápolis y estuvo al servicio de la Diócesis de Maldonado en la Parroquia Inmaculada Concepción y San Juan María Vianney en Piriápolis.

El obispo de Canelones, Mons. Heriberto Bodeant publicó en su blog “Dar y Comunicar” un post en el que da cuenta de esta triste noticia y recoge testimonios de personas que lo conocían a través de su servicio en la Iglesia como diácono permanente.

De  esta forma nos lo describe alguien que conoció muy bien al diácono Cacho Trobo:

Calmo, ubicado y servicial 

En el día de ayer conocimos la noticia de que partió a la casa del Padre a los 83 años el Diácono Permanente Luis Alberto “Cacho” Trobo Carámbula. Odontólogo de profesión, llevó a cabo su Ministerio Diaconal en la Parroquia San Antonio María Claret de la localidad de Progreso por más de 20 años. Una persona comprometida con su ministerio y vocación de Servicio. Un incansable buscador siempre aportando desde su intelectualidad. Fue un gran ser humano, de una gran cultura humanista y estudioso del patrimonio histórico.  Trabajó incansablemente en varios proyectos históricos eclesiásticos en el Departamento de Canelones, durante muchos años. Un fiel seguidor del magisterio de la Iglesia Católica, siguiendo paso a paso el acontecer de Roma a través  de “L’Òsservatore Romano”. Su ministerio lo ejerció en tiempos en que el Pbro. Julio Bonino era Vicario Pastoral de la Diócesis de Canelones y luego lo siguió acompañando en el economato cuando Julio fue nombrado Obispo de Tacuarembó. En estos últimos años Cacho se encontraba al servicio de la Diócesis de Maldonado en la Parroquia Inmaculada Concepción y San Juan María Vianney en Piriápolis.

(Susana Dianesi)

Por su parte, uno de sus hermanos diáconos agrega otras detalles:   Era oriundo de Las Piedras. Su esposa, Isabel, falleció el 24 de diciembre de 2019. Fue de los primeros diáconos de la Diócesis, ordenado el 12 de diciembre de 1983, por Mons. Orestes Nuti. Permaneció siempre fiel en el ministerio recibido. Lo siguió ejerciendo en Piriápolis, donde se trasladó después de su jubilación como odontólogo. (Diác. Carlos Aschieri)

Y otra nota de su personalidad… 

En los años 60, en Las Piedras, integró como trompetista The Crazy Clown Jazz Band. Recuerda también uno de sus conocidos que la banda siguió reencontrándose anualmente por cierto tiempo y que él mismo a veces, en su casa, sacaba la trompeta y deleitaba a alguna visita.