Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

Noticeu Experto afirma que existe “gran desinformación” en Uruguay sobre las sectas y advierte sobre el “Proyecto Yoga Udelar”

farias

En el mes de setiembre, miembros de la Red Iberoamericana para el Estudio de las Sectas (RIES), impartirán un curso sobre sectas, psicología de la religión, nueva era y espiritualidades alternativas, que contará con la participación especial del P. Luis Santamaría, consultor de la Conferencia Episcopal Española y conocido experto en la materia.

La RIES, con sede en España,  fue fundada hace 10 años por expertos católicos en el tema y, actualmente,  agrupa unos veinte especialistas de España, Portugal y América Latina. Brinda diferentes servicios de asesoramiento, formación e información sobre el complejo mundo de las sectas y las nuevas formas de religiosidad. En una entrevista publicada en el Quincenario “Entre Todos”,  el psicólogo Álvaro Farías, miembro de RIES en Uruguay, advierte que  en nuestro país y en la Iglesia existe una “gran desinformación” sobre las sectas. Señala, asimismo, que “se ha vuelto un problema pastoral para las iglesias y un problema de salud mental en el que hay que trabajar con mayor urgencia y seriedad”.

ENTREVISTA PUBLICADA EN EL QUINCENARIO “ENTRE TODOS” Nº 359

No es cosa solo de películas

¿Qué sabemos sobre las sectas?

¿Por qué considera importante la capacitación en estos temas?

Porque es un tema cada vez más complejo, que afecta a toda la sociedad y se ha vuelto un problema pastoral para las iglesias y un problema de salud mental en el que hay que trabajar con mayor urgencia y seriedad. La formación es una forma de prevención. Además, la demanda de consultas aumenta cada año. A nuestro curso anterior asistieron psicólogos, periodistas, médicos, abogados, docentes, pastores y una gran diversidad de personas preocupadas por el tema, ya sea a nivel profesional o familiar. El interés en el tema nos muestra que es un problema social sobre el que no se conoce mucho y acerca del cual reina una gran confusión, especialmente el relativo a las nuevas terapias.

Entonces, el abanico de interesados es amplio…

Sí, es que está pensado para todo público, aunque tenga un énfasis sobre el área pastoral. Muchas veces he recibido en mi consultorio a personas afectadas por sectas o a familiares, buena parte de las cuales son personas de origen católico… En sus búsquedas espirituales o terapéuticas, empezaron por el Reiki o el Yoga, para luego terminar en una secta. Con cierta frecuencia me pregunto: ¿es que nadie supo alertarlos? Y la respuesta es ´no´. Nadie los alertó, nadie los cuidó, nadie supo cómo intervenir en el discernimiento. Hay una gran desinformación en nuestro país, y en la Iglesia, en todo lo relacionado al tema de las sectas.

¿Podrías citarnos un ejemplo de este tipo de casos?

Obviamente no puedo dar ejemplos clínicos, mi trabajo como psicólogo me obliga a la confidencialidad. Pero podría mencionar un fenómeno que estamos estudiando de cerca: el «Proyecto Yoga Udelar». Es un proyecto que ingresó a la Universidad de la República a través del orden estudiantil, sobre yoga y meditación. Hasta acá uno podría decir: ¿y qué problema hay? El yoga podrá ser un sano ejercicio físico y mental, pero antes que nada es una disciplina derivada del hinduismo. Este proyecto apela a conceptos provenientes del esoterismo, de la Nueva Era y del hinduismo, e incluye un adoctrinamiento espiritual. Y son pocos los que saben, curiosamente, que quien lidera este proyecto en Uruguay es fiel discípulo de Gregorian Bivolaru, un gurú rumano sobre quien pesa un pedido de captura internacional por usar a los practicantes de yoga para producir películas pornográficas y por trata de personas.

Esto sucede en Uruguay, pero es tal la desinformación, que a nadie le ha preocupado. ¿Cuántos católicos practican reiki o biodecodificación, o bien leen libros de metafísica y un sinfín de terapias promovidas por la nueva era? Bastaría con preguntar en las parroquias y colegios católicos, y la sorpresa está garantizada, les aseguro.

Nadie cae en una secta como se ve en las películas, no. Se va ingresando progresiva e inadvertidamente asistiendo a seminarios y retiros de dudoso origen. Actividades aparentemente inocuas suelen ser la puerta para hipotecar la salud mental de muchas personas. Otro asunto más complejo es la confusión religiosa en la que muchos se sumergen por falta de formación.

¿Qué clase de peligros se ciernen sobre la salud mental?

La realidad de las sectas recibe la mirada desde diferentes ámbitos. Yo, como psicólogo, lo hago desde la psicología. Las personas víctimas de grupos sectarios, son víctimas de un proceso de manipulación que significa violencia psicológica sistemática. Es la más sutil y poco percibida de las formas de violencia, pero también es una de las más perjudiciales y destructivas.

En el próximo curso que ofreceremos, se sumarán nuevas perspectivas y aproximaciones, como la del P. Luis Santamaría del Río, sacerdote católico español, miembro fundador de RIES y experto en el tema de las sectas y de la Nueva Era. Es también consultor de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española, miembro de la Sociedad Española de Ciencias de las Religiones, de la American Academy of Religion y de la International Society for the Study of New Religions.

Es un gran conocedor de los aspectos doctrinales del fenómeno de la «New Age». Además, su experiencia en el tema y su relación con expertos del mundo entero, aportará una visión más global del fenómeno.