Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Exmayordomo del papa quería manipularlo porque tiene poder

EL OBSERVADOR |

JUICIO. Robó miles de documentos a Benedicto XVI y guardaba cientos de miles más

En el aula del Tribunal Vaticano, el exmayordomo del papa, Paolo Gabriele, explicó los motivos del robo de documentos a Benedicto XVI: “Con el paso del tiempo, maduré la convicción de que es fácil manipular a una persona que tiene un poder de decisión enorme”.

Con esas palabras justificó un robo del que ayer se tuvieron más detalles: cientos de miles de documentos de los apartamentos pontificios, que tuvieron que ser retirados de su casa en 82 cajas de mudanza (de 50 por 60 por50 cm), además de “dos maletas de cuero negro y dos sobres grandes amarillos” que había en la sala de estar y el armario del estudio del que era mayordomo de Benedicto XVI.

Entre los documentos encontrados había varios que no tenían que ver con esta investigación. Así, se vio que había investigaciones y estudios “sobre la masonería, el esoterismo, las Logias P2 y P4, los servicios secretos, el caso Bisigniani, el caso Calvi, el IOR, la Aif, Berlusconi”, según indicaron los gendarmes ayer, junto con archivos sobre “el cristianismo y el yoga, el cristianismo y otras religiones, el yoga y el budismo”, más libros escolares de los hijos de Gabriele y archivos sobre “cómo esconder archivos jpg o de word, cómo grabar y hacer videos, cómo usar el celular de forma velada”.

Los documentos importantes, muchos de ellos fotocopiados, se referían a la vida, a la familia y a otros datos que corresponden a la privacidad del papa, de ahí que en algunos de ellos estuviera escrito en la parte de arriba “para destruir”.

Otros se referían a cartas enviadas al papa por cardenales, clérigos o personas que le pedían consejos, otras de respuesta del pontífice, así como documentos enviados o recibidos de las nunciaturas.

La próxima audiencia se celebrará el sábado, día para el que se espera una sentencia.

En tanto, ayer Luca Cintia, vicecomisario de la Gendarmería, aseguró que los agentes que participaron en la detención y registro de la casa de Gabriele siempre le trataron “con guante de terciopelo”, respondiendo así a las críticas del exmayordomo la tarde anterior. Gabriele había dicho que los primeros 15 o 20 días estuvo recluido en una celda que no cumplía las condiciones necesarias hasta el punto de no poder estirar los brazos y aseguró que sufrió presiones psicológicas porque la primera noche se le impidió usar almohada y durante veinte días tuvo encendida la luz las 24 horas.

“Desde el primer momento, el comandante de la Gendarmería, Domenico Giani, dio orden de tutelar a Gabriele, su familia y sus hijos, lo que en todo momento se hizo. Él mismo nos agradeció el trato recibido. Siempre fue tratado con guante de terciopelo”, dijo el vicecomisario. (Basado en agencias y prensa internacional)