Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Excomunión de la Iglesia alcanza solo a dos legisladores católicos

EL OBSERVADOR |

“autoexclusión”. Semproni calificó de “disparate” la norma canónica

El diputado Víctor Semproni dijo que seguirá yendo a misa. N. Scafiezzo

Los legisladores que son católicos y aprobaron la ley que despenaliza el aborto, podrán quedar excomulgados de la Iglesia una vez que la ley comience a aplicarse. Según lo establece el derecho canónico la excomunión recae “sobre quien colabora directa o indirectamente en el crimen del aborto, y esto es ley universal de la Iglesia, que obviamente se aplica solo a los católicos”, explicó una fuente de la Arquidiócesis de Montevideo.

Dos legisladores que han manifestado ser católicos y aprobaron la norma y por tanto quedarían excomulgados son Víctor Semproni (Espacio 609) y Rodolfo Nin Novoa (Alianza Progresista).

Semproni dijo a El Observador: “Siguiendo el pensamiento de la Iglesia, el día en que la Cámara de Diputados haya mayoría de los testigos de Jehová prohibimos las transfusiones y liquidamos los bancos de sangre”.

“La Iglesia tiene el derecho de decir todo lo que quiera”, agregó y señaló que lo de la excomunión “es un disparate”. Consultado sobre si seguirá asistiendo a prácticas religiosas y comulgando, respondió: “¿Quién me lo va a prohibir?”.

Nin Novoa confirmó a El Observador ser católico, pero no quiso opinar acerca de la decisión de la Iglesia Católica. El secretario de la Conferencia Episcopal, Heriberto Bodeant, dijo a Subrayado ayer que para la Iglesia Católica, quienes impulsaron la ley fueron excomulgados automáticamente “por impulsar una práctica contraria a la vida”.

Por su parte, la fuente de la Aquidiócesis explicó que la Iglesia “no amenaza, ni sale a excomulgar a nadie, sino que cada católico sabe las consecuencias de sus actos si van contra la fe y la moral cristiana”.

La excomunión en este caso es una “autoexclusión” de la comunidad, pero no es definitiva. “El Evangelio nos llama a la conversión y el amor de Dios siempre sale en busca del que se aparta”, expresó la fuente. “No es que te tiren para fuera de la Iglesia, porque la Iglesia no hace eso, sino que es una consecuencia obvia de actuar gravemente contra la fe y la moral, pero eso no lo hace irredimible”, dijo. Las normas prevén que el obispo de la diócesis es el único habilitado -ningún otro sacerdote puede hacerlo- para levantar al católico la excomunión. Pero el excomulgado tiene que estar arrepentido.

Dolor y rechazo

La Vicaría de la Familia y la Vida de la Arquidiócesis de Montevideo emitió un comunicado en el que manifestó “su profundo dolor y el rechazo” a la ley. Afirmó que la decisión “va contra el primer derecho humano que es el derecho a la vida, contradice la Constitución de la República y el Pacto de San José de Costa Rica, es una agresión al ser humano más inocente, y por lo tanto a la sociedad uruguaya en su conjunto y es una ofensa a Dios Creador”.