Iglesia al día

" "María guía a los fieles a la Eucaristía" "
Peregrinación Nacional Virgen de los Treinta y Tres 2019

La Iglesia en los medios «Estamos sufriendo en Uruguay una auténtica colonización ideológica», dice la Iglesia

SUBRAYADO |
https://www.subrayado.com.uy/estamos-sufriendo-uruguay-una-autentica-colonizacion-ideologica-dice-la-iglesia-n530650

La Conferencia Episcopal publicó un documento con los temas que cree «insoslayables» de cara a las elecciones: aborto, familia, pobreza y trabajo.

“Los obispos de la Iglesia Católica, como ciudadanos y pastores, queremos sumar nuestro aporte a la reflexión que se abre en este tiempo electoral”, dice el documento publicado el viernes en la página de la Conferencia Episcopal del Uruguay.

El sitio de la Iglesia católica uruguaya fija posición sobre varios temas que considera “insoslayables” en este año electoral, entre otros su negativa al aborto, el papel de la mujer, el rol de la familia, la educación sexual de niños y adolescentes, la pobreza, el trabajo y la seguridad social, y el medio ambiente.

“La Iglesia Católica no se compromete con ningún partido, pero alienta el compromiso político de los laicos católicos, consciente de que la política es una de las formas más preciadas del amor, porque busca el bien común. Al mismo tiempo invita a quienes actúan en la política partidaria a conocer a fondo la rica doctrina social de la Iglesia”, dice el texto.

“En nuestra sociedad plural, la búsqueda de consensos y acuerdos ha caracterizado la historia nacional. Hemos vivido duros enfrentamientos, de los que hemos salido mediante pactos, acuerdos, concordancias. Hoy también parece necesario que haya hombres y mujeres capaces de dialogar con los adversarios políticos, y de acordar así soluciones para las mayores dificultades que enfrentamos”, reclama la Iglesia.

“Los obispos queremos destacar aquellos elementos fundamentales que, según la visión cristiana de la existencia y de la doctrina social de la Iglesia, deberían estar presentes a la hora de discernir las opciones electorales”, señala el documento y luego detalla por tema.

ABORTO

“En primer lugar, la valoración de la vida desde su concepción hasta la muerte natural. Por la ciencia tenemos la evidencia de este comienzo y creemos que toda vida humana tiene un carácter sagrado. Protegerla, cuidarla, defenderla, es un deber esencial. Este criterio no es compatible con los abortos que se realizan. No nos resulta para nada ajeno el sufrimiento de una mujer que espera un hijo no deseado; creemos que el camino a recorrer, como sociedad, es poner los mejores esfuerzos para que ninguna mujer se vea enfrentada al drama del aborto, que es la peor de las soluciones”, dice el documento.

MUJERES

“El mundo entero –también en nuestro país- mira hoy a la mujer como gran signo de esperanza de tiempos mejores. La Iglesia acompaña y apoya sus justos reclamos. Estamos inmersos en el cambio cultural que supone la nueva condición de la mujer en el mundo de hoy. Su protagonismo en los más diversos ámbitos de la sociedad enriquece a todos con la peculiaridad de su aporte. Esto lo vemos hoy también felizmente plasmado en el ámbito político”, agrega el texto.

FAMILIA y SEXUALIDAD

“‘La familia es la base de nuestra sociedad. El Estado velará por su estabilidad moral y material, para la mejor formación de los hijos dentro de la sociedad’. Este artículo 40 de nuestra Constitución reclama particular atención. Podemos preguntar: ¿cómo cuida el Estado la institución familiar? Desde hace años, en un esfuerzo común del Estado y la sociedad civil, en el que la Iglesia participa activamente, se presta un importante servicio a las familias, sobre todo vulnerables, a través de: los CAIF, los Clubes de Niños, Centros Juveniles, etc., pero no podemos pasar por alto que, desde algunos ámbitos del Estado, se difunde una visión de la persona y su sexualidad encaminada a la “deconstrucción” de la familia, que equivale a su destrucción”, advierte la Iglesia.

Y agrega: “Vemos con honda preocupación que forma parte del proceso de ‘deconstrucción’, que el Estado se apropie del derecho y el deber primario de los padres de educar a sus hijos según su propia escala de valores, para darles desde la infancia una visión deformada de la sexualidad, del matrimonio y de la familia. Estamos sufriendo en Uruguay una auténtica ‘colonización ideológica, denunciada en más de una ocasión por el Papa Francisco y por nosotros mismos”.

POBREZA

“En abril de 2018, la Conferencia Episcopal del Uruguay presentó el documento ‘Construyamos puentes de fraternidad en una sociedad fragmentada’. En él planteábamos este grave problema social que nos interpela: a pesar de las mejoras de los últimos años en los indicadores económicos y del impulso dado a políticas redistributivas, que crearon las condiciones para disminuir el número de familias en situación de pobreza, aún subsisten sectores que no han podido acceder a niveles de vida digna”, dice la Iglesia.

“El esfuerzo común del Estado y la sociedad civil para superarlo, -pensando en primer lugar en los sectores más vulnerables- encontrará sin duda los caminos mejores para abrir horizontes de una vida más humana. La falta de seguridad que padecemos y tanto nos preocupa hoy a los uruguayos, tiene en esta fragmentación social, una de sus causas principales”, alertan los obispos católicos.

TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL

“Es clave que las fuentes de trabajo sean cuidadas, protegidas e impulsadas. Trabajar es mucho más que lograr el sustento personal y familiar. La atención a las condiciones laborales, la adaptación a los cambios tecnológicos y las medidas para lograr estabilidad y seguridad laboral son indispensables para superar el desempleo y el subempleo. Una atención particular merece el mundo rural por las consecuencias que tiene la despoblación de la campaña. A su vez, todo trabajo merece la perspectiva de una jubilación que brinde seguridad y serenidad, uno de los grandes temas que deberá afrontar el país es el sistema de seguridad social”, señala el documento.

ELECCIONES EN PAZ

“Sin duda es un sentir de la inmensa mayoría de los ciudadanos que podamos vivir nuevamente un período electoral en paz, que se caracterice, ante todo, por el empeño de sus protagonistas en respetarse mutuamente”, pide la Iglesia, y finaliza el texto con un pedido a la Virgen de los Treinta y Tres: “le confiamos nuestros anhelos en este tiempo electoral”.