Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios En la Misa Pascual Sturla pide afirmar la formación espiritual de los jóvenes

EL PAÍS |

http://www.elpais.com.uy/informacion/hay-perdida-valores-sociedad-sturla.html

“Hay pérdida de valores” en la sociedad

El arzobispo de Montevideo Daniel Sturla alertó por la pérdida de valores en la sociedad, durante el mensaje pascual que brindó en la Catedral Metropolitana, el que fue seguido por cientos de feligreses. Fue la primera misa pascual de Sturla como arzobispo de Montevideo.

En su mensaje pascual, el arzobispo Sturla afirmó que hay “un gran vacío espiritual” o una “pérdida de valores en la sociedad”. Sostuvo que hay que poner el acento en la formación espiritual de los jóvenes y ayudarles a construir “un proyecto de vida que los ayude”.

“Hace unos días el Vicario Pastoral, que ha trabajado mucho en la pastoral carcelaria, me entregó el “Protocolo de la vida y atención religiosa en las cárceles”. Es todo un avance que la sociedad civil y el estado reconozcan la necesidad espiritual de nuestros hermanos que están privados de libertad. Muchos de ellos son jóvenes. La alegría del paso dado me trajo, con todo, cierta tristeza. Pensé: si esa asistencia espiritual la hubieran recibido antes de caer en la cárcel, ¿estarían allí ahora?”, preguntó.

Luego, Sturla sostuvo que en la sociedad se discute “si está bien o no la regulación de la marihuana, nos quejamos de la sociedad consumista, nos horrorizamos por los casos de violencia doméstica o de prostitución infantil, pero estas situaciones se dan en el trasfondo de un gran vacío espiritual, o, como muchos llaman, de una pérdida de valores en nuestra sociedad. ¿Hacemos algo para remediarlo?”.

Educación.

Más adelante en su mensaje, el arzobispo capitalino recordó que se habla a nivel político de los problemas de la educación. “Y aunque aparece aquí y allá el tema de los valores, la mayoría de las discusiones se refieren a la caída en el nivel de conocimientos de nuestros chicos. Pero, ¿tenemos en cuenta su formación espiritual? ¿Nos ocupamos realmente de ayudarles a construir un sentido de vida y un proyecto que los realice como personas y ciudadanos? ¿O reservamos la “asistencia espiritual” para la cárcel y los centros de rehabilitación de adicciones?”, preguntó.

Respecto al tema educativo, Sturla indicó que “la educación de nuestros niños, adolescentes y jóvenes no puede desconocer la dimensión religiosa. A veces los chicos están cargados de actividades, ¿está entre ellas su formación religiosa? Las familias católicas o de tradición cristiana, no pueden dejar para más adelante lo que es su primera responsabilidad, la que asumen el día del bautismo de sus hijos”.

Y luego añadió que “cuando uno ve jóvenes cristianos llenos de vida, de iniciativas, de espíritu misionero y de servicio, orantes y alegres, encuentra que la Pascua sigue presente entre nosotros. Cristo está vivo, la luz pascual brilla. Las tinieblas del consumismo, del sexo por diversión, de la droga y la delincuencia, dan paso, en quienes se acercan a Cristo y descubren el gozo de su amistad, a la luz del servicio, del amor puro, de la vida plena de sentido”.

Como conclusión, el arzobispo dijo que “abrirse a la dimensión religiosa en la formación de las futuras generaciones es un `debe` de nuestra sociedad. Educar en la fe a los niños, adolescentes y jóvenes constituye, para las familias cristianas, las comunidades parroquiales y los centros educativos católicos, un deber primordial. Es el camino de felicidad más cierto que podemos ofrecerles, es el regalo más hermoso, es la mejor herencia que dejar a las jóvenes generaciones”.

Monseñor Sturla encabezó ayer domingo de resurrección, el día más importante para la comunidad católica, la Misa de Pascuas en la Catedral Metropolitana.

Allí señaló que los cristianos deben “vencer los miedos” ya que más allá del temor a la muerte personal, Dios es principalmente vida.

La misa fue acompañada en la Catedral por unas 300 personas que ocuparon no solamente el pasillo central de la basílica sino también sus dos alas laterales.

Iglesia en “la calle”

“Quiero una Iglesia que salga a la calle” aseguró el arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, durante la Misa Crismal. En su homilía Sturla destacó que la Iglesia real “es una” y lamentó que esté “desgarrada por grandes divisiones, o por pequeñas peleas en nuestras comunidades” y compuesta al mismo tiempo por santos y pecadores. Sturla advirtió que hay diferencias entre la preparación del sacerdocio y su ejercicio.

MÚLTIPLE ACTIVIDADA DIARIO

La que acaba de finalizar fue su primera Semana Santa como arzobispo de Montevideo y por eso, monseñor Daniel Sturla tuvo mucha actividad. Además de impartir misa en la Catedral Metropolitana, encabezó dos Via Crucis. Uno fue un Vía Crucis ecuménico, que reunió a la Iglesia Católica y a la Anglicana en un hecho excepcional. El viernes pasado partió a las 15 horas del Templo Inglés, la sede episcopal anglicana en nuestro país, para llegar a la Catedral de Montevideo. Sturla lo destacó como un símbolo de unión cristiana. El tradicional Vía Crucis se cumplió el mismo día desde las 19 horas en el Cerro de Montevideo. Sturla concurrirá a mediados de este año al Vaticano donde se reunirá con el papa Francisco. Además, esta misma semana Sturla expresó su posición contraria a la baja de la edad de imputabilidad penal ayer en el marco de una conferencia “La sociedad montevideana y sus valores” organizada por al Intendencia de Montevideo en la rural del Prado. Sturla manifestó su postura a raíz de la pregunta de una asistente. Pero enfatizó que esta es su opinión y que el tema no ha sido discutido a nivel institucional de la Iglesia. “Me parece que tiende a estigmatizar a los jóvenes por más de que yo no voy a las intenciones de los que lo proponen, y me parece que obviamente hay argumentos a favor. Lo que pasa es que si se baja a 16, habría argumentos para bajarla a 14”, expresó.